JAULA de Netflix: análisis y explicación del FINAL. ¿Quién es el secuestrador?

Jaula es un nuevo thriller español perturbador y sombrío que se puede encontrar ya mismo en Netflix. La película sabe mantener la tensión y descolocar al espectador hasta casi el final, lo que hace que sea tan adictiva. Jaula está protagonizada por Elena Anaya y dirigida por Ignacio Tatay.

Para entender lo que sucede realmente en la película tenemos que esperar hasta casi su final. ¿Quién es Clara? ¿Por qué se comporta de esa forma tan extraña?¿Dónde ha vivido todo este tiempo? ¿A qué o a quién tiene tanto miedo? En el siguiente análisis trataremos de responder todas las preguntas.

Resumen y argumento de Jaula

Una niña aparece una noche en medio de la carretera completamente desorientada y perdida. Paula (Elena Anaya) y Simón (Pablo Molinero) la encuentran por casualidad y deciden llevarla ante las autoridades. Pero tras pasar unos días en el hospital, la niña se niega a decir una palabra sobre quiénes son sus padres o de dónde viene. Además, nadie la reclama como desaparecida.

Por si eso no fuera ya lo suficientemente raro, la niña tiene una forma extraña de relacionarse. A penas deja que la toquen y se niega a salir de un cuadrado en el suelo que ella misma ha dibujado con tiza.

La única persona con la que logra un poco de conexión es con Paula. Motivo por el cual la psicóloga le pide a la mujer que acoja un tiempo en su casa hasta saber qué hacer con ella. Paula además lleva años queriendo tener un hijo, por lo que vuelca en la niña toda su necesidad de ser madre y se encariña con ella desde el primer momento con la pequeña.

Aunque Clara tiene un comportamiento extraño, Paula se niega a abandonarla y hará lo posible por acercarse cada vez más a ella. De hecho, ese acercamiento a la pequeña, hace que todas sus amistades empiecen a cuestionarse si Paula ha hecho bien al aceptar el cuidado de la niña. Sobre todo cuando empiezan a ocurrir cosas extrañas en la casa.

jaula-de-netflix
Paula y Clara en Jaula

¿Qué es real y qué no?

Uno de los grandes aciertos de Jaula, es el misticismo que se crea en torno a la niña. Al no conocer su pasado, la película juguetea con lo sobrenatural. Pequeños hechos como que la niña desaparezca repentinamente, los cristales que encuentran en la mermelada o los pequeños muñecos de papel que no deja de colgar en la ventana, hacen que no sepas si hay algo sobrenatural en el ambiente.,

Además, no habla, no sabe relacionarse, tiene sus propias reglas y un espacio que se niega a abandonar. Durante casi toda la película no estás completamente segura de si la niña es la causa o la consecuencia. Por lo que no sabes si temer por ella o temer junto a ella.

Pero en el tercer acto descubrimos que los monstruos son reales, no sobrenaturales. En verdad, estamos ante una niña que ha vivido en cautiverio toda su vida, que ha salido al mundo real por primera vez y que su secuestrador la sigue controlando muy de cerca. Su extraña forma de relacionarse es causada por la severidad con la que le trataba su carcelero.

¿Quién es el secuestrador de Jaula?

Casi llegando al final descubrimos que es el vecino y amigo de Paula, Eduardo, el que tenía a la niña secuestrada en el sótano. Lo descubrimos tras un dibujo de la niña señalando al culpable.

La noche en la que Paula y Simón la encuentra, Eduardo había sacado a la pequeña del agujero donde la tenía secuestrada porque estaba enferma y necesitaba ir a un hospital. Pero tenía la intención de volverla a encerrar una vez la niña se recuperara.

Pero si eso fuera poco, además Clara es la hija de Carlos. Es la hija que tuvo con otra niña a la que había secuestrado previamente, Ingrid.

Eduardo, el secuestrador, en Jaula
Eduardo, el secuestrador, en Jaula

¿Quién es Ingrid?

Ingrid era un niña de Paises Bajos a la que secuestraron en España tiempo atrás. Tras varios años en cautiverio la encontraron muerta. En su momento se sospechó que sus padres podían haber tenido algo que ver. Pero fue Eduardo quién la secuestro y años más tarde asesinó, ya que sentía que estaba siendo un peligro mantenerla junto a Clara. Por eso Clara sabe alemán, porque estuvo viviendo con su madre durante varios años en el zulo.

Es precisamente Paula quien se da cuenta de que Ingrid es la verdadera madre de Clara. Y lo hace al encontrar una pequeña manualidad en la escena del crimen de la joven. Un ángel de papel exactamente igual a los que hace la niña.

Final de Jaula explicado

Eduardo vuelve a encerrar a Clara en el zulo que tiene bajo su casa, que era lo que había planeado desde el principio (recordemos que solo la había soltado mientras estuviera enferma, para que la atendieran especialistas).

Pero finalmente Paula se da cuenta de que es su vecino el culpable (gracias al dibujo que hace la niña señalando la casa donde estuvo todo este tiempo secuestrada). Por eso acudirá a la casa de Eduardo a liberarla. Pero el hombre la descubre y acaba encerrándola también. Aunque entre ambas se ayudarán para avisar a Simón y que sea este el que llame a las autoridades.

Finalmente, la policía detiene a Eduardo y encuentran a Clara y Paula sanas y salvas encerradas en el sótano. También detienen a la mujer de Eduardo, que ha sido su cómplice pero a la vez su víctima, pues su silencio solo servía para que su marido no hiciera daño a los hijos que tenían juntos.

En una elipsis vemos que finalmente la niña se ha ido a vivir con sus abuelos (los padres de Ingrid) a los Pises Bajos. Además Paula está finalmente embarazada, como siempre había querido. También podemos observar que aunque no vivan juntas, la relación entre Clara y Paula sigue siendo muy especial. Y que siempre estarán la una en la vida de la otra.


Otras películas de Netflix:

Foto del autor
La Claqueta Metálica
Web de cine y series. Síguenos también en nuestras RR.SS.

Deja un comentario