La Casa del Dragón 1×10: análisis y explicación del final

La Casa del Dragón 1×10 cierra una temporada que ha logrado que volvamos a sentir lo mismo que sentíamos con Juego de Tronos. Si había alguna duda de si el spin-off estaría a la altura, ha quedado completamente despejada. Unos buenos personajes, un gran casting y un guion solvente han sido las claves del éxito.

En La Casa del Dragón (House of the Dragon) las mujeres se han convertido en las grandes protagonistas y los partos el mayor enemigo. Una serie más política que épica, con emociones más arraigadas y los lazos de sangre más estrechos y decisivos, pero donde tampoco han faltado las batallas y los dragones, sobre todo esto último.

Resumen Temporada 1

Estos primeros diez capítulos han mostrado el origen de la La Danza de Dragones, o la guerra civil de los Targaryen por alzarse con el poder, enfrentándose entre hermanos para portar la corona de los Siete Reinos. Mientras el rey Viserys vive, la enemistad es palpable, pero contenida. Es a su muerte cuando todo estalla.

Origen y árbol genealógico de los Targaryen

Y es que las dos ramas de los Targaryen se dividen. Por un lado Los Negros, que buscan la legitimidad como reina de Rhaenyra, hija primogénita de Viserys. Y por otro lado Los Verdes, quienes quieren a Aegon II, hijo de Viserys con su segunda esposa Alicent Hightower, en el trono.

Ni siquiera la antigua amistad que compartían Rhaenyra y Alicent logra apaciguar las aguas. Ambas se encuentran enfrentadas por sus propios intereses y estirpes, y ambas serán clave en la Danza de Dragones.

Alicent y Rhaenyra
Rhaenyra y Alicent cuando eran amigas

La Casa del Dragón 1×09: Los Verdes

El capítulo anterior estuvo dedicado por completo a Los Verdes. El rey Viserys muere finalmente tras muchos años de enfermedad. La reina Alicent decide ocultarlo en un primer momento, para ganar tiempo y aliados para la coronación de Aegon II por delante de su hermana Rhaenyra.

Alicent, junto a su padre y el resto de vasallos, planean cómo convertir a su hijo en el gobernante de los Siete Reinos. Apoyándose en sus aliados, obligando a los rivales a convertirse, o matándolos ante la negativa.

El capítulo acaba finalmente con Aegon coronándose ante su pueblo, a pesar de que ni él mismo quiere asumir ese cargo y tampoco ha demostrado tener cualidades para ejercerlo. Una coronación que finaliza con Rhaenys irrumpiendo en la sala con la ayuda de su dragón, plantándose ante Los Verdes y huyendo por los aires para avisar a Los Negros de todo lo acontecido.

Los verdes

La Casa del Dragón 1×10: Los Negros

Este último capítulo ha girado en torno a los Negros. Rhaenyra se entera de la muerte de su padre y la coronación de su medio hermano gracias a Rhaenys. Herida pero no sorprendida, decide proclamarse ella también reina y buscar sus propios aliados entra las casas de Poniente. Pero se da cuenta que los números juegan en su contra y varios aliados se han cambiado de bando.

Además, recibe un mensaje de su rival, Alicent Hightower, dándole una alternativa si decide aceptar a su hermano Aegon como el nuevo rey. Prometiéndole que le cederá Rocadragón y que su estirpe estará bien asentada dentro de la corona. A pesar de que Daemon ve esto como un insulto, Rhaenyra decide tomar las cosas con más calma.

Por miedo a que este enfrentamiento destruya a los Targaryen y a Poniente, decide actuar de forma fría y no ir a la guerra inmediatamente. Aunque eso no quita que se cubra las espaldas buscando más aliados en caso de que los ataquen.

Pero si por algo destaca tanto Juego de Tronos como La Casa del dragón es porque nadie está a salvo en la sala del guionista. Y la paz solo es una ilusión para los necios.

Rhaenyra con la corona

Comienza la Danza de Dragones

Curiosamente el inicio de la La Danza de Dragones comienza justamente con lo que su nombre indica, dragones, en un enfrentamiento en los cielos que acaba en tragedia.

En La Casa del Dragón 1×10, cuando Rhaenyra envía a su hijo en misión de mensajero (quiere recordar Baratheon la vieja promesa de apoyarla como reina), Luke Valryion se cruza con su primo Aemond Targaryen. El hijo de Alicent, en tono desafiante, le presiona para que se saque él mismo un ojo, al igual que años atrás lo hiciera con el suyo.

Origen e historia de la casa Hightower

El muchacho se niega a enfrentarse a su primo tras la promesa que le ha hecho a su madre, a la que ha asegurado que acudiría en son de paz. Pero Aemond, no contento con la negativa, decide perseguirlo en los cielos montado en su dragón.

Ambos jóvenes comienzan una persecución en medio de la tormenta, montados cada uno en su dragón. Pero mientras que Aemond tiene a Vhagar, el dragón vivo más grande de todos, el de Luke es siete veces más pequeño. Por lo que cuando ambos pierden el control de su animal, Vhagar acaba de un mordisco con la vida de Luke y su dragón.

Aemond tras matar accidentalmente a Luke

Final explicado del 1×10: el dolor de una madre

Tras la desgracia, será Daemon (en los instantes finales de La Casa del Dragón 1×10), el que le cuente la noticia a su mujer. Rhaenyra, que curiosamente ya he empezado el capítulo con una pérdida al abortar a su hijo no nato, acaba completamente destrozada al saber de la muerte de su otro hijo, Luke.

En ese instante Rhaenyra mira desafiante a la cámara, con lágrimas en los ojos, pero con la mirada llena odio. Lo hace sin portar la corona en esta ocasión. Pues no está actuando como una reina, sino como una madre a la que acaban de quitar lo más preciado.

Si bien antes había actuado de forma desinteresada, precavida, y poniendo los intereses del reino por encima de los suyos. Ahora lo hará como una madre a la que han arrebatado a su hijo de sus manos. Así es como la muerte de Luke será el desencadenante de La Danza de Dragones y Rhaenyra hará todo lo posible por destituir a Aegon del poder y subirse ella misma al trono del hierro.

En la próxima temporadas veremos finalmente la guerra. Los Verdes contra los Negros. Rhaenyra contra Alicent. Los Targaryen contra los Targaryen. Una familia enfrentada donde todo puede pasar y cualquiera puede ser víctima del infortunio. Así que recordad, no cojáis demasiado cariño a nadie, porque cualquiera puede perder la cabeza.

También os dejamos el podcast diseccionando la primera temporada

Foto del autor
La Claqueta Metálica
Web de cine y series. Síguenos también en nuestras RR.SS.

Deja un comentario