‘La Casa del Dragón’ 1×01: análisis y explicación del final (spoilers)

La Casa del Dragón’ (House of the Dragon) finalmente se ha estrenado en HBOMax y lo ha hecho a lo grande. Con un capítulo que nos devuelve a los mejores tiempos de Juego de Tronos. El 1×01 nos arrastra a Desembarco del Rey, 172 años antes de los acontecimientos que ya conocimos, para que veamos el reino de los Targaryen antes de ser expulsados.

Un comienzo prometedor que no tiene miedo de volver a mostrar escenas brutales, sangre a raudales y donde nadie está a salvo de la mente de George Martin (ni un bebé sobrevive en sus manos). Una imagen fiel a lo que recordábamos de Juego de Tronos y donde tampoco han reparado en gastos. Por supuesto, con su dosis de Dracarys servida en bandeja de plata.

De ‘La Casa del Dragón’ a ‘Juego de Tronos’

La Casa del Dragón’ (House of the Dragon) gira en torno a la casa Targaryen. Una de las grandes familias (y la más rubia) que conocimos en Juego de Tronos. Fueron precisamente los Targaryen, bajo el mandato de Aegon Targaryen, los que lograron unificar los siete reinos de Poniente en uno solo. Además reinaron cerca de 300 años, hasta que el Rey Loco fue derrocado.

El Dragón en Desembarco del Rey
El Dragón en Desembarco del Rey

El primer capítulo de ‘La Casa del Dragón’ (House of the Dragon) comienza 172 años antes de la muerte y derrocamiento del Rey Loco. 172 años también del nacimiento de su hija, Daenery Targaryen (uno de los personajes principales y más queridos de Juego de Tronos).

Recordemos que el Rey Loco fue derrotado por el Rey Baratheon y Ned Stark junto a otros señores en «La Rebelión de Robert». Como consecuencia echaron a sus hijos de Poniente (siendo Daenerys un bebé) y finalmente Robert Baratheon se hizo con el Trono de Hierro.


Os contamos toda la historia de los Targaryen en este enlace.


Resumen 1×01 de ‘La Casa del Dragón’

Podemos decir entonces que La Casa del Dragón empieza en un periodo intermedio entre que los Targaryen logran conquistar Poniente y que el rey Loco es echado del poder. Un periodo en el que la casa se encuentra en su máximo esplendor, pero que a pesar de ser la gran familia de los Siete Reinos, los problemas de descendencia asolan su tranquilidad.

La serie comienza con Valerys Tagragryen en el poder, el cual es elegido sucesor tras el fallecimiento del Rey Aemon. La única hija de Aemon, Rhaenys Targaryen, es dejada de lado por parte de los señores para elegir a Valerys, no habiendo precedentes de mujeres en el Trono de Hierro (el feminismo todavía no se había inventado).

Príncipe Daemon en 'La Casa del Dragón'
Príncipe Daemon en ‘La Casa del Dragón’

Pero tras diez años de mandato, el rey Valerys se vuelve a encontrar con el mismo dilema. Desgraciadamente tanto su mujer como su hijo barón mueren en el parto, y sin otro descendiente barón, el nombramiento de un nuevo heredero queda en el aire.

Por una parte está su hermano, el príncipe Daemon, que si bien la sangre de dragón corre por sus venas, también es un tirano y alguien impredecible sin espíritu de rey. En segundo lugar se propone a Rhaenys Targaryan, la hija del antiguo rey y que fue despreciada en su día por los señores a beneficio de Valerys. Por otra lado está su única hija, con la sangre del dragón en sus venas con espíritu de líder, pero que ha nacido mujer: Rhaenyra Targaryen. Tres posibles sucesores para un solo trono.

El rey Valerys, con el lecho de su mujer todavía caliente, tendrá que decidir quién se queda con su reino. Una decisión que cambiará el destino de Poniente y de todos los que viven en él.

Canción de Hielo y Fuego

Al final del capítulo 1×01 vemos que la nueva heredera será mujer. Finalmente el rey ha optado por poner a su única hija como la futura reina de Poniente. Rhaenyra es la heredera, mientras que Daemon es enviado lejos del trono para que no interfiera en los planes de la corona.

Rhaenyra en 'La Casa del Dragón'
Rhaenyra en ‘La Casa del Dragón’

Pero no será lo único que descubramos en este capítulo. Sino que de nuevo ‘La Casa del Dragón’ y ‘Juego de Tronos’ conectan su historia. El rey le confía a su hija un secreto que se ha mantenido generación tras generación y que ha pasado de rey a heredero desde el mismísimo Aegon: La Canción de Hielo y Fuego.

Cuando sus antepasados conquistaron Poniente y unificaron los siete reinos, no solo les movió la ambición de reinar, sino también evitar la caída de los seres humanos por la amenaza que se les acercaba del Norte, aquella que venía del invierno (Winter is coming). Le cuenta cómo la única forma de vencer a esa oscuridad es que toda la humanidad se una para luchar por sus supervivencia. ¿Os suenan los caminantes blancos? ¿Os suena el rey de la noche?

Y es que otro de los grandes talentos de los Targaryen es predecir el futuro a través de los sueños. Sueños que ya vimos que se hacían realidad con la llegada de los Caminantes Blancos. Pero eso es parte de otra historia y de otro momento.

Rey Valerys en 'La Casa del Dragón'
Rey Valerys en ‘La Casa del Dragón’

Vuelve la épica

El próximo lunes veremos el siguiente episodio de ‘La Casa del Dragón’. Lo que hemos podido descubrir de momento es cuanto menos prometedor. Parece una gran sucesora de Juego de Tronos y además devuelve a la noche de los domingos la epicidad que recordábamos. Y eso es precisamente lo que buscamos en su legado, una serie que nos haga sufrir y disfrutar al mismo tiempo, donde nada se de por sentado, en la que ningún personaje esté cien por cien a salvo y, por supuesto, con dragones. Que no falten dragones.

Análisis La Casa del Dragón 1×02 (con spoilers)

Podéis dejar a continuación cualquier comentario sobre el capítulo o sobre lo que está por venir.

También podéis leer:

La Claqueta Metálica

Web de cine y series. Síguenos también en nuestras RR.SS.

Deja un comentario