Bones and All [Hasta los huesos]: Análisis y explicación FINAL

Bones and All(Hasta los huesos) es la nueva película de Luca Guadanino, donde vuelve a contar con Timothée Chalamet tras Call my by your name. El que no regresa es su pareja en la ficción, Armie Hammer, alejado del mundo del espectáculo tras las polémicas en torno a su figura y sus graves acusaciones de abuso a varias mujeres. Aunque el director italiano no ha querido olvidarse de él. ¿Cómo? Dirigiendo una película sobre caníbales.

Bones and All(Hasta los huesos) está basada en el libro homónimo escrito por Camille DeAngelis. Aunque el material del partida es el mismo, el final de la película y el del libro son completamente opuestos. Luca Guadanino ha querido terminar su película con un final más luminoso que Camille, que apuesta por una conclusión más pesimista y deprimente. A continuación os dejamos el análisis de ‘Bones and all’ y tratamos de explicar qué se esconde tras esta historia de caníbales.

Resumen ‘Bones and all(Hasta los huesos)

Maren (Taylor Russell) arranca de cuajo el dedo índice a una compañera de clase. Su padre, que sabía sobre las tendencias caníbales de su hija y había esperado que esto sucediera tarde o temprano, la envía lejos de su hogar para protegerla. Pero antes le da una cinta de casete donde le cuenta su verdadera historia.

Desde que es un bebé, Maren ha tenido esas tendencias caníbales. La primera vez ocurrió con su niñera, a la que mató siendo solo una cría. También hizo lo mismo con un compañero de campamento unos pocos años después. Pero con el tiempo aprendió a controlarse, se volvió más lista y cuidadosa. El problema es que estos últimos meses sus necesidades no solo han vuelto, sino que se han hecho más fuertes.

Maren no sabe nada de su madre, pero sospecha que puede tener las respuestas a su extraña condición. Está convencida de que encontrarla le ayudará a entenderse a ella misma. Pero en el camino no solo conocerá a su familia materna, sino otras personas con las mismas tendencias que le ayudarán a descifrase a ella misma. Y sobre todo, a dar un sentido a su vida.

¿Qué hay más allá de este cuento sobre caníbales en ‘Bones and All’?

Bones and All’ (Hasta los huesos) es en verdad un coming age, un viaje de autodescubrimiento, donde una joven se enfrentará por primera vez sola a los desafíos que le pone la vida en el camino. Y como poco a poco va nutriéndose (literalmente) de las personas con las que coincide y las experiencias que vive, algunas de forma positiva y otras no tanto.

Un viaje que tiene que comenzar ella sola, sin el respaldo de su padre. Un desafío donde tendrá que aprender a buscar su lugar en el mundo. Y para eso necesitará viajar de un lado a otro, a veces sola y otras acompañada, pero siempre aprendiendo algo nuevo de cada parada en su recorrido.

Ese aprendizaje llega, sobre todo, a través de las personas a las que conoce en ese viaje y con las que mantiene algún tipo de relación. No siempre positiva, pero sin duda instructiva. Y hay tres personajes fundamentales en esta historia: Sully, su madre y, sobre todo, Lee.

Sully (Mark Rylance): no confíes en extraños

Maren y Sully en Bones and All (Hasta los huesos)

El primero que se encuentra en su camino es Sully. Ni siquiera se lo encuentra, sino que él la está esperando. La lleva oliendo desde hace varios kilómetros. Tras conocerse, ambos se alimentan juntos y él le enseña sus tácticas ce caza, así como sus trofeos.

De hecho es muy significativa la forma de alimentarse que tiene Sully. Oliendo a los muertos, como un carroñero que se alimenta de los débiles. Y eso es lo que quiere hacer también con ella. Aprovecharse de que no tiene experiencia para someterla

Maren, a pesar de su inexperiencia, tiene un presentimiento sobre el otro. Porque, al fin de cuentas, los seres humanos también tenemos un instinto de supervivencia intrínseco en nuestra propia naturaleza. Ella sabe que Sully no es de fiar y así se lo manifiesta. Aprender a desconfiar y alejarte de las personas que te hacen daño es fundamental. Aunque no siempre es una tarea sencilla.

Lee (Timothee Chalamet): encontrarse a uno mismo a través del amor

lee y maren en hasta los huesos
Lee y Maren en Bones and All (Hasta los huesos)

Luego conoce a Lee. A diferencia de lo que ha vivido con Sully, entre los dos surge una verdadera conexión y su amor es algo que construye poco a poco a través del camino.

La primera vez que ve a Lee (o le huele), es en una tienda de ultramarinos. En ese momento observa como el joven, a diferencia de Sully, se enfrenta a su presa directamente, protegiendo a una madre y una hija por el camino. Eso hace que Maren se muestre más interesada por Lee. Ve en él unos valores y una integridad que le atraen, hasta el punto de confiar en él.

Y lo que era un viaje en solitario acaba siendo un viaje compartido a través de Estados Unidos. En el viaje ambos forman equipo, se ayudan mutuamente a superar las dificultades, ponen nuevas normas en su forma de alimentarse y finalmente se abren el uno al otro. Empiezan una relación.

La madre de Maren: buscando respuestas en los orígenes

La madre de Maren

Uno de los miedos de Maren es el de convertirse en un monstruo. A pesar de sus tendencias, ella no quiere dejarse llevar por ese instinto animal y que toda su vida gire en torno a ello (como la de los viajantes que encuentran, los cuales se tragan «hasta los huesos»).

De alguna forma Maren piensa que, al conocer a su madre, por fin encontrará a alguien que le entienda. Pero cuando la encuentra en la residencia psiquiátrica, sucederá justamente lo contrario. La madre sí se ha convertido en un monstruo. Y ese rechazo que siente hacia ella misma lo paga con su hija, a la que intenta matar, justificando que los monstruos como ella no tiene cabida en este mundo.

La madre piensa que sus pecados los va a cometer también su hija. Y que la única forma de acabar con su sufrimiento es quitándole la vida. Pero no. La personalidad no solo la dictamina la genética, sino que será Maren quién tenga que enfrentarse a su propia naturaleza y los demonios que tiene dentro para determinar en qué clase de persona se quiere convertir.

Final explicado de ‘Bones and All (‘Hasta los huesos’)

Tras haber viajado y haberse conocido a sí mismos, Maren y Lee dan por finalizado su viaje. Y se abren el uno al otro en esa montaña verde donde tras mucho tiempo respiran un poco de paz (la misma montaña que se verá al final de la película).

Maren descubre que no es la única con un pasado oscuro. Descubre que Lee asesinó a su padre, al que se comió posteriormente, porque maltrataba a su madre y a su hermana. Lee había mantenido este secreto guardado profundamente, lo que le atormentaba profundamente. Pero Maren no solo no se lo reprocha, sino que lo acepta tal y como es e, incluso, le quiere por ello. No ve en él a una mala persona, sino a alguien capaz de todo por proteger a sus seres queridos.

Eso supone un punto de inflexión en sus vidas. Ya no quieren seguir viajando de un lugar a otro, solo quieren una vida normal: un piso, un trabajo, avanzar en sus propósitos y, sobre todo, compartir esa vida juntos. Crear un futuro los dos unidos.

Pero a veces en la vida no ocurren las cosas como las tenías planeadas. Y los monstruos del pasado regresan en el momento más inesperado. Así es como Sully, celoso de la intimidad que comparten ambos, aparece para poner fin a esa tranquilidad. Y si bien Maren consigue acabar con el monstruo, Sully se lleva por el camino a Lee clavándole una navaja directamente en el corazón.

¿Por qué Lee pide a Maren que le devore?

Hemos dicho que a lo largo de la vida nos nutrimos de todas las experiencias que vivimos. Y más en la adolescencia, cuando las primeras veces marcan más el carácter. Eso es precisamente lo que sucede al final de la película.

Cuando Lee está a punto de morir le pide a Maren que le devore. Ella acepta hacerlo por una razón: si se alimenta de él, siempre lo tendrá dentro de sí misma. Tanto física como espiritualmente. Su carne será parte de su ser y además lo mantendrá en el recuerdo.

Desgraciadamente también tendrá de alguna forma a Sully en sus entrañas. Al final las tragedias que nos suceden a lo largo de la vida y cómo las afrontamos sirven de igual manera para definirnos. Y Sully, por desgracia y de una forma trágica, le marcará para siempre.

Pero cuando decíamos que el final de ‘Bones and All’ (Hasta los huesos) que había creado Luca Guadanino para su película era luminoso es precisamente por esa escena final. A pesar de que Lee ha muerto, Maren se ha convertido en la mujer que es gracias en gran parte a lo que vivió con él y eso jamás desaparecerá, sino que se preservará en su memoria. Por eso la última escena de la película es justamente un recuerdo. El recuerdo de ellos dos juntos en aquella montaña donde se dijeron que se querían por primera vez. Si bien la malas experiencias sirven para aprender, las buenas son las que nos dan razones para seguir adelante.

Decidnos qué os ha parecido ‘Bones and all’ (Hasta los huesos) en los comentarios.


Análisis de ‘Call me by your name’ de Luca Guadanino

Foto del autor
La Claqueta Metálica
Web de cine y series. Analizamos toda clase de películas y series, tanto estrenos en cine como en plataformas (Netflix, HBO, Amazon Prime, Filmin, Disney +). También podéis escucharnos en el podcast La Claqueta Metálica en Spotify, Ivoox y iTunes

Deja un comentario