‘Intimidad’: Resumen y explicación del final de la serie de Netflix

‘Intimidad’ es una de las nuevas series españolas que triunfa en el catálogo de Netflix. Un thriller de ocho capítulos donde se expone la importancia de condenar la violación de la intimidad en la época de internet, los teléfonos móviles y las redes sociales. Pero también habla de cómo socialmente las mujeres siguen siendo más juzgadas, humilladas y vejadas por sus deseos sexuales. Además ‘Intimidad’ incide en la importancia de señalar claramente quién es el culpable y quién la víctima, en definitiva, a quién hay que proteger y a quién juzgar.

Resumen ‘Intimidad’

Han salido unas imágenes de carácter sexual de Malen (Itziar Ituño), la alcaldesa de Bilbao. A pesar de que se trata de la grabación de un vídeo no consentido, la prensa carga contra ella. Su partido político tampoco la respalda y acaba dejando su puesto en el gobierno. Además, su hija y su marido tendrán que enfrentarse a los comentarios, miradas y vejaciones de aquellos con los que se cruzan.

A pesar de que se ha cometido un delito contra ella, Malen tiene miedo a denunciar. Lo único que quiere es que se olvide todo cuanto antes y volver a su vida diaria. Pero al ver que aún siendo la víctima, le tratan como a un culpable, decide seguir adelante con su caso e investigar quién hay detrás de la filtración. Sabe que siendo un personaje público, su caso puede servir para ayudar a más personas en su situación.

Por otro lado, una joven trabajadora de una fábrica se suicida tras el acoso al que se ve sometida por sus compañeros de trabajo cuando se comparten de forma ilegal una serie de imágenes de carácter sexual de ella. Su hermana, Anne, que era completamente ajena a esta situación, empieza a investigar qué pudo llevar a su hermana a cometer un acto así. Pronto descubre lo de las fotos, y tratará de hacerle justicia a su hermana. Todo mientras carga con el dolor de haber perdido a un ser querido y no haberla podido ayudar antes.

Dos historias distintas que convergen para tratar el mismo problema. Además ambas se apoyarán en cada uno de sus casos, tratando de salir a flote en medio de la tormenta. Porque la mayor virtud de ‘Intimidad‘, además de las interpretaciones de todo el reparto, es lo bien enfocada que logra estar la serie. Sin dobles interpretaciones, poniéndose en todo momento en el lado bueno de la balanza, juzgando al culpable y protegiendo a la víctima.


Descubre nuestros PODCAST


Inspirado en hechos reales

La serie está basada sobre todo en dos noticias que se hicieron virales en España hace unos años. Por un lado, es conocido el famosos video sexual que filtraron de Olvido Hormigos, una concejala española del PSOE, que se vio obligada a dejar el ayuntamiento tras el suceso. El caso es muy similar al que vive Malen. De hecho, aunque en el caso de Olvido Hormigo no puedo hacerse justicia, sí que sirvió para que se creara la ley de la violación de la intimidad que tenemos a día de hoy en España.

Lo más indignante de este caso, es que en 2012 en vez de una verdadera crítica por parte de los medios, el caso de Olvido Hormigo se convirtió en un entretenimiento para la prensa amarillista y ella en un mono de feria a la que ridiculizaron y juzgaron, en vez de ser tratada como lo que era, la víctima. Por eso es tan importante que veamos ahora el punto de vista de Malen, y veamos su dolor de cerca.

La otra noticia fue la de una mujer en una fábrica se se suicidó tras el acaso al que se vio sometida por sus compañeros de trabajo cuando su novio filtró imágenes de ella desnuda. Aquí sí que se logró hacer justicia, y los culpables pagaron por sus delitos. Evidentemente la historia de las hermanas es una licencia creativa, pero el poso del caso es tremendamente similar.

Una palabra: Sororidad

‘Intimidad’ está encabezado por un reparto de mayoría mujeres, además pesos pesados de la industria: Itziar Ituño, Patricia López Arnaiz, Verónica Echegui, Ana Wagener y Emma Suárez. Todas juegan un rol importante en la serie, aunque enfocado desde diferentes perspectivas. Cada una sufrirá las consecuencias del machismo, e incluso en ocasiones ellas serán responsables de perpetuar estos comportamientos (la propia Malen ayudó años atrás, cuando era abogada, a enterrar un caso de abusos sexuales a una empleada).

Pero además ambos casos convergen con un fin: ayudarse la una a la otra. Una muestra más de la importancia de la sororidad y del apoyo entre mujeres. Eso no significa que los hombres no sufran de estos crímenes. De hecho hace poco salieron unas imágenes no consentidas del actor Santi Millán manteniendo relaciones sexuales con una desconocida. Pero sí que es verdad que hay un trato más vejatorio , simplemente porque la sexualidad de la mujer sigue siendo algo tabú y los estigmas sociales todavía están muy presentes.

Además surge otro debate: el papel de la prensa. Y cómo por vender una exclusiva y lograr repercusión, son capaces de todo. Y si a eso le sumaos la poca concienciación ciudadana que hay respecto a estos temas, la bola se convierte en algo gigante. De ahí la importancia de ‘Intimidad’, hablándonos desde la perspectiva de las víctimas.

FINAL INTIMIDAD

El final de ‘Intimidad’ es un emotivo reencuentro entre víctimas, que logran hacer justicia cuando se apoyan unas a otras. Mujeres que logran cambiar las cosas y marcar un camino para el resto.

En el caso de Malen se descubre que el vídeo sexual fue algo planeado por un empresario local, que quería hundir a a la alcaldesa porque sus negocios se veían afectados con las nuevas leyes que había propuesto. Para eso contrató al amante de Malen, que estaba completamente arruinado, y a cambio de dinero le pidió que grabara un vídeo junto a ella de índole sexual. El empresario lo filtró a la prensa para acabar con su candidatura.

En el caso de la víctima de la fábrica, fue el exnovio en un ataque de celos quién envió el vídeo al resto de trabajadores, con el único fin de hacerle daño. Tras el juicio el exnovio acaba entre rejas, y los trabajadores de la fábrica que compartieron el video, despedidos y multados.

Lo importante de la serie es el sentido de justicia. Cómo al final hay consecuencias legales tanto para los que filtraron el vídeo como para los que lo compartieron. Creándose así un precedente y generando conciencia entre la población. La violación de la intimidad es un crimen y debe tener un castigo.