Crítica de ‘Un pliegue en el tiempo’: Oprah no se salva ni a sí misma

| por

‘Un pliegue en el tiempo’ es una desafortunada cicatriz en el universo Disney que nos transporta a un mundo pobremente creado.

Criticar ‘Un pliegue en el tiempo‘ es realmente sencillo, el verdadero reto sería tratar de defenderla.  Pero vamos a optar por el camino fácil, y hablar de cómo una producción que parece un mal capítulo de una serie de Tv infantil, ha conseguido colarse en la cartelera y además con el sello Disney. Aunque el magnate de la fantasía y la imaginación no tiene de qué preocuparse con este tropiezo anecdótico, teniendo además en cartelera actualmente Black Panther y la lista infinita de taquillazos que estrenará este mismo año.

Esta película nos presenta a Meg, una niña dolida por la desaparición de su padre,  absorbido por uno de sus experimentos cuatro años atrás y lanzado a algún lugar desconocido del espacio. Cuando conoce a las tres señoras celestiales, una pequeña esperanza de encontrar a su padre vivo resurge en ella. Aunque el camino para lograrlo no será fácil, y tendrá que confiar en sus propias capacidades para volver a reunir a su familia. Junto a su hermano pequeño Charles  y su amigo Calvin, recorrerán el universo para enfrentarse a una misión de rescate donde acabará salvándose ella misma.

un pliegue en el tiempo
Oprah como la nueva Tormenta de X-Men

‘Un pliegue en el tiempo’ destaca por su guion confuso e incoherente. Quiere hablar del miedo rechazo y del rechazo al odio, de lo imprescindible del amor propio y la confianza en nosotros mismos. Ensalza el empoderamiento,  se centra en la importancia de ser amable, de la familia, de enfrentarse a los miedos , así como del rechazo a la osadía, el acoso escolar, la anorexia o la envidia. Todos ellos mensajes importantes y optimistas que deberían ser parte elemental de la educación de cada niño y niña. Pero querer meter tanto en tan poco, acaba por convertirla en un aglomeramiento de ideas que la precipitan al fracaso inevitablemente.

La dirección no es mucho mejor, con escenas extravagantes que seguramente quedaban mejor sobre el papel y planos mal planteados que a la hora del montaje descuadran el hilo de la historia. Por no hablar del exceso de colorido, que en vez de transportarnos a un mundo de fantasía nos arrastra a un cuadro mal pintado donde el brillo y el contraste han tomado su máximo expresión. Ni siquiera el vestuario del español Paco Delgado, conocido en Hollywood por producciones como Los Miserables y La Chica Danesa, consigue fascinarnos con sus diseños estrafalarios y coloridos.

un pliegue en el tiempo 1
La lechuga Witherspoon

Y lo más sorprendente llega con el reparto. No por parte de los niños, o Chrise Pine y Gugu Mbatha-Raw, que se defienden en medio de este confuso embrollado de fantasía. Sino las tres señoras, El Qué, El Quien y El Cómo, o lo  que es lo mismo Oprah, Reese Witherspoon y Mindy kalling. Ni los personajes ni las actrices logran encandilarnos. Las partes en las que aperecen son las más flojas y prescindibles, siendo los momentos de los niños o la familia los más sentidos y entretenidos.

‘Un pliegue en el tiempo’ es una desafortunada cicatriz en el universo Disney que nos transporta a un mundo pobremente creado, donde ver a Oprah envuelta en purpurina, a Reese Witherpoon convertirse en una lechuga gigante o a Mindy Kaling abusar de los lemas y las micros-siestas,  son solo ejemplos de su desastrosas consecuencias. Nadie duda de sus buenas intenciones, pero lo que importa es el resultado, y en este caso es imposible defender un produzco que debería haber quedado plegado en la mesa de la productora.

1-5


 

Comparte el artículo si te ha gustado

Deja un comentario