Expediente Warren: El caso Enfield

269329

El matrimonio Warren vuelve a la gran pantalla para ofrecernos una nueva historia cargada de terror y sucesos sobrenaturales. En este caso se trata de una familia humilde a la que comienza a atormentar la presencia del antiguo dueño de la casa. Una historia basada en hechos reales, y que generó una gran atracción mediática en la década de los 70.

fotonoticia_20160618173243_640
-¿Ves mamá? Te dije que tocaría techo

“Expediente Warren: El caso Enfield” no supone ninguna novedad en el género de terror. No innova, ni arriesga, ni busca dar ningún tipo de giro. La película nos ofrece más de lo mismo que nos ofrecía en la primera entrega. Y nos encanta.

James Wan demuestra porque se le considera la nueva “gallina de los huevos de oro” de Hollywood, al crear otro éxito de taquilla de los que tanto gustan a las productoras. Sirviéndose del amplio catálogo de recursos cinematográficos que domina, el director logra cargar de tensión las algo más de 2 horas que dura la cinta.

442837.jpg-r_1280_720-f_jpg-q_x-xxyxx
-Cariño, creo que no me ves con buenos ojos…

Está claro que no reinventa nada. No hace nada que no hayamos visto ya antes. Pero lo que hace, lo hace muy bien. Y pese a que todos sepamos, en cuanto la oscuridad inunda la escena, que la secuencia terminara en susto, no podemos evitar que el terror nos pegue a la butaca. Esa es la magia de “Expediente Warren”, y es por eso que cautiva a tantos.

Comparte el artículo si te ha gustado

Deja un comentario