Demolición [Demolition]

demolition_49371.jpeg

Dicen que para arreglar algo, primero tienes que desmontarlo pieza a pieza hasta descubrir cuál es la que falla. Este es el proceso al que se enfrenta Davis Mitchell (Jake Gyllenhaal) quien, tras el fallecimiento de su esposa en un accidente de tráfico, se verá sumido en una total desconexión emocional. Davis emprenderá un viaje de redescubrimiento personal, en el que se dedicará a demoler, literal y metafóricamente, todos los aspectos de su actual vida.

Jean-Marc Vallée nos trae esta enmarañada historia, que se debate en todo momento entre la brillantez de algunas de sus escenas, y la insustancialidad de muchas otras. Dando como resultado un film difuso, aunque interesante.

picture-of-jake-gyllenhaal-dancing-in-demolition-movie-photo
¡EEEEEEY, MACARENA!

En la película destaca, por encima de todo, Jake Gyllenhaal. Cuya brillante actuación es el gancho que sostendrá nuestra atención en los momentos más difuminados de la trama. Una interpretación que, como la propia película, alterna el drama con momentos humorísticos, sin llegar a caer nunca en el melodrama, cosa que se agradece.

demolition_03-1050x640.png
¡Teeeengo un traaactor amaaaarilloooo!

La cuidada fotografía, unida a la gran banda sonora (la escena del carrusel mientras suena “La boheme” es toda una delicia) terminan de inclinar la balanza a favor de esta película. Un resultado que, pese a estar lejos de la perfección, cumple las expectativas.

3-5

Comparte el artículo si te ha gustado

Deja un comentario