Crítica de ‘Wonderstruck’

“Las virtudes Wonderstruck eclipsan por completo sus defectos, y nos olvidamos de cualquier posible bache para quedarnos con aquello que la hace diferente.»

El cineasta Todd Haynes nos trae una nueva obra tras la excepcional ‘Carol’. El director volverá a transportarnos al pasado con ‘Wonderstruck’, mediante la narración de dos historias paralelas. Un niño y una niña, ambos sordos, que se marcharán de casa con rumbo a Nueva York para encontrar a sus padres.

Dos historias situadas en distintas épocas que se irán alternando en su desarrollo, con unos estilos bien marcados para diferenciarlas. La primera, y más antigua, una obra de cine mudo en blanco y negro. Homenaje a los inicios del séptimo arte que seguro encantará a todos los cinéfilos. La segunda, y de mucho mayor peso en el metraje, rodada a color, pero también con una ausencia casi total de diálogos durante su primer tramo.

crítica de wonderstruck 1
Qué tiempos aquellos, tan joven, tan blanco y negro…

Una ausencia de diálogos que se solventa con una maravillosa banda sonora y una dirección impecable de Todd Haynes. Capaz de contar ambas historias a la perfección sin necesidad de palabras, sólo con su cámara. Atrapándonos por completo con un relato, cargado de emociones, sobre la búsqueda de nuestro pasado y nuestro lugar en el mundo.

Tras esto la película vuelve a una narración típica, y comienza una parte de la historia completamente insípida, que contrasta en gran medida, y para mal, con la originalidad y belleza de su espectacular arranque. Con subtramas que saben a relleno y nos hacen perder el interés por la historia.

critica de wonderstruck 2
Trastienda de un chino cualquiera

Sin embargo, ‘Wonderstruck’ recupera toda su fuerza hacia el final. Y nos regala un cierre de ensueño rebosante de originalidad y de belleza. Con una narración tan rica en su forma, que eleva una historia normal hasta convertirla en toda una delicia.

Al final, las virtudes de la película eclipsan por completo sus defectos. Y nos olvidamos cualquier posible bache o relleno para quedarnos con aquello que la hace diferente. ‘Wonderstruck’ nos reencuentra con nuestro pasado, nos enmudece y, sobre todo, pone Nueva York a nuestros pies para que la disfrutemos por todo lo alto. Bienvenidos al museo de las maravillas.

Comparte el artículo si te ha gustado

Deja un comentario