Crítica de Comanchería [«Hell or high water»]

cartel de Comanchería


En la década de los 30, en un Estados Unidos en plena crisis económica, criminales como John Dillinger o Bonnie y Clyde, se convirtieron en un referente cultural. La gran depresión produjo un fuerte odio hacia los bancos, que propició la aceptación de sus actividades delictivas. Los banqueros eran los malos, y aquellos que les robaban eran vistos con cierto aire justiciero. Esta visión se trasladó a la gran pantalla. Dónde podemos encontrar multitud de películas sobre atracos a bancos en los que empatizamos fácilmente con los asaltantes.

La crisis económica actual nos coloca en una situación bastante similar a la de aquella época. En esto se basa “Comanchería” al presentarnos a una pareja de hermanos de Texas que se ven convertidos en unos “Bonnie y Clyde” modernos.  Aprovechando la baja seguridad de las pequeñas sucursales bancarias, los dos protagonistas recorrerán el estado de pueblo en pueblo, asaltando sin parar mientras la policía les pisa los talones.

crítica de comanchería 1
-¡El sombrero o la vida!

“Los antepasados de estas personas les robaron la tierra a mis antepasados. Y ahora son los bancos los que se las están robando a ellos”. Esta frase, pronunciada por un nativo-americano durante la película, resume a la perfección la idea principal de “Comanchería”. Los bancos convertidos en invasores, y los asaltantes de bancos convertidos en comanches defendiéndose del enemigo.

Sin embargo, la película no cae en la trampa de demonizar a los bancos e idealizar a los protagonistas. Sino que más bien se aprovecha de esa posición para permitirnos juzgar a los personajes con mayor libertad. Eliminando la clásica separación en bandos de buenos y malos, para que podamos apreciar individualmente la moralidad de cada personaje, analizar sus virtudes y defectos, y así comprobar con mayor facilidad las motivaciones que mueven a cada uno de ellos.

crítica de comanchería 2
Ellos eligieron el sombrero…

Estas ideas se ven reforzadas por unos personajes perfectamente caracterizados. Ya sea protagonista o secundario, cada personaje que aparece en la cinta rebosa personalidad. Resultado de un cuidado guion que, a través de su historia, nos dibuja con precisión la sociedad de la américa profunda.

“Comanchería” combina con maestría las escenas de acción trepidante con aquellas más profundas y reflexivas. Lo cual, unido a su ácido humor, hace de este neo-western una película tan divertida como interesante.

puntuación de 4 sobre 5

Foto del autor
La Claqueta Metálica
Web de cine y series. Síguenos también en nuestras RR.SS.

1 comentario en «Crítica de Comanchería [«Hell or high water»]»

Deja un comentario