Crítica de animales nocturnos [«Nocturnal animals»]

Animales nocturnos cartel


La creatividad y el arte son dos aspectos fundamentales del ser humano. La capacidad de crear y apreciar cosas, más allá de su utilidad, es algo que nos hace especiales. Sin embargo, no todo el mundo las tiene en la misma medida. No todos tienen la misma sensibilidad artística ni, desde luego, la misma creatividad. Lo que las convierte en cualidades imprescindibles para unos, pero inservibles para otros.

“Animales nocturnos” profundiza en estos conceptos a través de la vida de Susan Morrow (Amy Adams). La directora de una galería de arte que, pese a vivir rodeada de lujo, no es feliz. Ese vacío en su vida se agravará el día que recibe un paquete de su exmarido (Jake Gyllenhaal), un escritor frustrado en el que ella nunca creyó. Dentro, encontrará la novela que acaban de publicarle, en la cual se sumergirá mientras recuerda cómo fue su relación, y se plantea si hizo lo correcto al dejarle.

 

Animales nocturnos 1
Amy Adams viendo la película que le dio la fama, Giselle (Enchanted)

A través de estos recuerdos, podremos comprender con mayor profundidad la verdadera personalidad de la protagonista. Una mujer que soñaba con ser artista, a la que su cinismo llevó a dejar de creer, tanto en sí misma, como en su marido. Esto la lleva a dejarle, y cambiar su vida por una más estable y estructurada. Pero, con el tiempo, descubrirá que esa vida que creía querer en realidad está vacía, y se dará cuenta de que ha perdido toda la pasión que un día hubo en ella.

La lectura del libro, y los recuerdos que éste le evoca, revivirán en ella esa pasión que creía perdida. Volverá a apreciar el arte que rodea su vida, e incluso verá obras que ni recordaba haber comprado, pues ahora las percibe de otra forma. Vuelve a sentir pasión por el arte.

Durante la película se alternan dos historias. Por un lado nos cuenta la vida de Susan, y por otro nos va mostrando los hechos que narra la novela. Con ambos, escritor y galerista, como protagonistas de la misma. Dicen que todo escritor introduce parte de sí mismo en su obra. Esto queda patente en la historia que el libro narra. La cual, pese a ser ficción, nos permite hacernos una idea de cómo fue la relación entre ellos.

 

Animales nocturnos 2
-Mírame a la cara y vuelve a decirme que los zapatos verdes son horteras.

Una gran labor del director, Tom Ford, haciendo dos películas en una. Juntando dos historias muy diferentes, tanto en estilo como en temática, pero que combinan a la perfección para servir al propósito general de la cinta; comprender como se siente la protagonista, y que la ha llevado hasta ahí. Todo este trabajo se ve recompensado por la genial actuación de Amy Adams, que se confirma como una de las grandes actrices del momento.

“Animales nocturnos” es una película cargada de detalles, que nos hará querer reflexionar sobre la historia una vez hayamos acabado de verla. Capaz de generar tanto escenas de enorme tensión, como otras de profunda emotividad. Y eso es lo que la convierte en una cinta tan característica.

puntuación de 4 sobre 5

 

Foto del autor
La Claqueta Metálica
Web de cine y series. Síguenos también en nuestras RR.SS.

1 comentario en «Crítica de animales nocturnos [«Nocturnal animals»]»

Deja un comentario