Análisis ‘EUPHORIA’ de HBO: Explicación del final de la temporada 1 con spoilers


Parece que los millenials pueden al fin respirar tranquilos porque las nuevas producciones tienen el foco de mira en otra generación a la que sacar los colores. Y es que frente al futuro frustrado de los que vinieron antes, Euphoria se centra en la falta de sueños e ilusiones de la Generación Z, una nueva hornada que comienza hundida desde el principio.

Sam Levison (Assasination Nation) es el creador, director y guionista de Euphoria y viendo el resultado podemos concluir que parece haber encontrado su voz entre la población joven. A través de los ocho capítulos que forman la primera temporada observamos los devenires de un grupo de estudiantes de instituto que tienen que aprender a sobrevivir a su día a día entre drogas, enfermedades mentales, sexismo, machismo, cánones de belleza imposible, violencia y malas relaciones.

Y lo mejor de todo es que además cuenta con uno de los iconos de esa generación para hablar alto y claro, la mismísima Zendaya, dispuesta a concienciarnos de que frente a la sensación infundada por los adultos que no entienden a sus propios hijos a los que consideran caprichosos y egoístas, nos muestra una realidad mucho más cruda y realista, donde los adolescentes son víctimas de una sociedad que les pone en el punto de mira antes de tener tiempo de aprender a defenderse.

RUE Y JULES, EL AMOR EN TIEMPOS DEL MDMA

Euphoria comienza con Rue (Zendaya) volviendo a casa tras un periodo de recuperación en una clínica de desintoxicación. Pero horas después de salir de aislamiento la vemos drogarse nuevamente, mostrando que si nada es diferente en su vida ni en sí misma ¿por qué su relación con las droga iba a cambiar lo más mínimo?

Sam Levison lo deja claro: las drogas no son el problema, sino una solución desacertada. La alternativa momentánea que usa Rue para huir de sus pensamientos. Y a sabiendas del daño que causa a su familia y el mal ejemplo que está dando a su hermana, es la única forma que encuentra para evadirse de una realidad que la ahoga poco a poco desde la muerte de su padre.

Entonces conoce a Jules (Hunter Schafer), una chica transexual con la que enseguida conecta y a la que convierte inmediatamente en su mejor amiga. De hecho, es ese el punto de inflexión por el que decide dejar las drogas de lado. Pero por su parte Jules se ve presionada por la responsabilidad que conlleva ser la única razón que aleja a Rue de sus problemas.

Jules y Rue en ‘Euphoria’ de HBO

Jules por su parte tampoco tuvo una infancia fácil. Nació con el cuerpo de un niño y fue abandonada por su madre. Una infancia complicada que a pesar de dar la impresión de haber superado, la ha convertido en una persona insegura y frágil. Por lo que continuamente trata de afirmar su feminidad acabando en la cama de hombres mayores con los que sentirse una mujer plena, pero con los que acaba sintiéndose simplemente mal. Además, aunque la relación con Rue es una alivio, en ocasiones también le supone una carga. Y si eso no fuera suficiente Nate, el abusón del instituto, se entrometerá en su camino para hacerle la vida más complicada.

EL ABANICO SEXUAL

Algo que sí diferencia enormemente esta generación de las anteriores es el amplio abanico sexual que se muestra sin tapujos y sobre todo la aceptación de que nada es blanco y negro en el amor o en el sexo. Aunque todavía hay una visible homofobia que queda presente en la serie (Nate toma a mal que se le considere homosexual y Chris no puede permitirse ser sensible), vemos cómo la relación de Jules y Rue se desarrolla de forma natural, sin necesidad de poner etiquetas o aclarar su sexualidad. Se quieren, les gusta estar juntas y no necesitan dar explicaciones a nadie. Un adelanto significativo que habría sido imposible años atrás. Además, si su relación se vuelve complicada no es en absoluto porque sean dos chicas, sino porque ambas son personas complicadas que se quieren pero no están preparadas para estar juntas.

EUFORIA COLECTIVA

Rue es el hilo conductor de una temporada que no se detiene únicamente en ella. Sino que reserva un hueco e incuso un capítulo para el resto de secundarios. Porque quizás ella sea la única que tiene un problema serio con las drogas, pero desde luego, no es la única que se auto-destruye con sus decisiones.

Kat (Barbie Ferreira) convierte las inseguridades con su cuerpo en un bloqueo hacia las personas que la aprecian, y cuando descubre el poder de sus curvas, lo usa para sentirse deseada pero no para sentirse querida. Cassie (Sydney Sweeney) acaba enamorándose esporádicamente de cualquier chico que le preste atención para suplir el abandono de su padre. Maddye (Alexa Demie) es una chica fuerte, poderosa y segura que sin embargo es maltratada y vejada por su novio, al que no solo acaba perdonando una y otra vez, sino al que de una forma tóxica necesita y quiere. Chris (Algee Smith)  es consciente de que su sensibilidad es contraproducente con la masculinidad tóxica que triunfa entre sus iguales, además él, que siempre había sido el número uno en su instituto es un número más cuando pasa a la universidad. De nuevo la inseguridad y la insatisfacción hace que lo pague con quien menos lo merece, su novia Cassie. Y así cada uno muestra su lado más oscuro mientras aseguran que hay una mejor versión de sí mismos esperando salir del caparazón, pero, ¿y si no fuera el caso? ¿Y si ésta la mejor versión de sí mismos?

Cassie, Kat y Maddye en Euphoria de HBO

NATE, EL PODER DE UN BUEN VILLANO

Toda buena historia tiene un villano que se precie. Y Euphoria no podía ser menos. Está claro que los adolescentes son complejos y en esta etapa las emociones se viven más intensas que nunca. Además, acabar haciendo daño a las personas que tienes a tu lado, a veces de forma accidental y otras de manera premeditada, es inevitable. Pero no hay ser más despreciable y malsano en Euphoria que Nate, y nada ni nadie puede justificar sus acciones en la serie.

Nate es guapo, alto, inteligente, tiene un cuerpo escultura, es el quaterback y capitán del equipo de fútbol, tiene dinero, un buen coche y una novia preciosa. Parece que todo es ideal en su vida y sin embargo está tan frustrado y destruido por dentro como el que más. Desde que es un niño descubre que todo en su familia es una gran mentira. Su padre y a la vez su ídolo,  engaña a su madre con otros hombres y graba sus escarceo amorosos en vídeos.

Esa violencia que ve en los vídeos sumado a la importancia de las apariencia, lleva a Nate a convertirse en un pequeño psicópata capaz de jugar con los sentimientos de Jules, destrozar la vida a un joven solo por acostarse con su exnovia o  maltratar a Maddye. Pero lo que más asusta del personaje de Nate es saber que esta actitud deleznable en el mundo  el que vivimos le ayudará a llegar donde quiera. Hasta su propio padre se asusta del monstruo que ha creado y que parece no poder controlar.

Nate y su padre en ‘Euphoria’ de HBO

EL FINAL DE EUPHORIA

Es curioso que el final de Euphoria tenga a Nate como detonante de la catástrofe. Ya hemos dicho que había destrozado la vida de más de uno y que era lo suficientemente inteligente para saber tocar la fibra sensible de los que tenía a su alrededor. Y eso es exactamente lo que hace con Rue, a la que responde tras su amenaza hundiéndola por completo. Le hace saber que Jules acabará abandonándola, que en diez años no se acordará ni de su nombre, que frente al futuro prometedor de su amiga ella no logrará salir jamás de su espiral de autodestrucción convirtiéndose en una drogadicta sin futuro.

Y lo peor es que Nate consigue lo que pretendía,  hundir a Rue, que acaba recayendo de nuevo ante una raya de droga, justo después despedir tanto a Jules como a un futuro mejor en la estación de tren.

Mientras la vemos regresar a casa recorriendo la misma calle de siempre con casas adosadas a los lados, sabemos exactamente lo que va a pasar, sabemos que se va a drogar. A partir de ahí vivimos una experiencia extrasensorial que nos mete de lleno en los pensamientos, sentimientos, preocupaciones, sueños y desilusiones de Rue. Oscila entre los momentos felices y los peores de su vida hasta llegar al subidón final que Sam Levinson  representa por todo lo alto con una banda de música incluida. Y tras ese momento desinhibido y esa ascensión tratando de huir de sus problemas entre extras con capucha, llega finalmente  la caída.

La recaída de Rue en Euphoria de HBO

Observamos cómo se derrumba de nuevo al abismo cayendo en el mismo error, mostrándonos que la segunda temporada no será un nuevo comienzo, sino la vuelta esa espiral de la que efectivamente, parece no haber salido. Una espiral que por puro masoquismo disfrutaremos viendo de nuevo.

Comparte el artículo si te ha gustado

Crítica de ‘SPIDERMAN: LEJOS DE CASA’ (Far From Home): El Eurotrip del héroe

Título: Spiderman lejos de casa | Título original: Spiderman Far From Home| Duración:129 | Año: 2019 | Estreno: 05/07/2019 | País: Estados Unidos | Director: Jon Watts | Guion: Chris McKenna, Erik Sommers | Reparto: Tom Holland, Jake Gyllenhaal, Zendaya, Jacob Batalon, Marisa Tomei,Samuel L. Jackson, J.B. Smoove, Jon Favreau, Cobie Smulders, Angourie Rice,Davina Sitaram, Martin Starr, Remy Hii, Tony Revolori, Numan Acar


Apenas han pasado unos meses desde que Vengadores:Endgame pusiera cierre a la trama que inició Infinity war y llevara al universo cinematográfico de Marvel al punto más álgido en sus 11 años de historia. Pero la vida sigue y, como después de cada fiesta, toca levantarse, todavía resacoso, para limpiar la casa y devolver todo a la normalidad. Y parece ser que el elegido para esta tarea no ha sido otro que nuestro amigo y vecino Spiderman, con esta Far from home.

La película nos sitúa justo después de los acontecimientos de Endgame. Con un Peter Parker cansado y deseoso de tomarse unas merecidas vacaciones en forma de viaje por Europa con su clase del instituto. Por desgracia para el bueno de Tom Holland, los problemas parecen no haberse tomado las mismas vacaciones, y la aparición de unos elementales arrasando la ciudad le obligará a volver a enfundarse una máscara.

Spiderman : Lejos de casa (Far from home)

Lo primero que destaca de Spiderman: Far from home es su buen planteamiento como punto y seguido a este ciclo de Marvel. Parece bastante claro que, desde su concepción, Kevin Feige tenía claro que esta película sería la encargada de explicar los flecos que quedaran sueltos tras vengadores, a la misma vez que sentar las bases de lo que nos esperará en las futuras entregas de la saga. Y, en este sentido, la película cumple de forma aceptable.

Tom Holland y Jake Gyllenhaal en Spiderman : Lejos de casa (Far from home)

Sin embargo, si bien su papel dentro de la saga encaja a la perfección, su valor como película individual deja algo más que desear. Los personajes mantienen su gran nivel: Tom Holland, Zendaya y el recién incorporado Jake Gyllenhaal cumplen con creces en sus respectivos papeles. Pero el guion no logra estar a la altura de sus carismáticos personajes, y se limita a llevarlos de un sitio a otro en situaciones que pretenden ser graciosas, pero que resultan demasiado infantiles y descafeinadas.

Aunque no todo son malas noticias, si bien la trama adolescente está desaprovechada, y no logra ni de lejos ser tan divertida como su predecesora (Spiderman: homecoming), la segunda parte de la cinta nos deja una trama superheroica que si alcanza el nivel al que Marvel nos tiene acostumbrados. Y es que, si por algo destaca la compañía, es por conocer a la perfección la importancia de sus mitos.

En este caso, tenemos una vez más la clásica lucha de Spiderman para aceptar las responsabilidades que conlleva ser un superhéroe. Un elemento fundamental del personaje al que logran darle una nueva vuelta en esta entrega, mostrándonos que el trabajo más complicado no es enfundarse el traje de vengador, sino comprender que uno nunca podrá quitárselo, sin importar lo merecidas que sean las vacaciones que desea.

En definitiva, Spiderman: Far from home es una vuelta a la normalidad de Marvel, con todo lo positivo y negativo que ello supone. La épica, trascendencia y ambición de Vengadores desaparecen, para volver a dar lugar a las formulas clásicas de la saga. Unas formulas sin duda efectivas, pero en las que se echa de menos una mayor cantidad de riesgo y originalidad. El resultado no es malo en absoluto, pero resulta más difícil de comprar tras habernos demostrado que son capaces de mucho más que esto.


Tráiler de EUPHORIA: la nueva serie de HBO para verano

HBO acaba de presentar el tráiler de su nueva serie EUPHORIA, creada por Sam Levinson, director y guionista de Nación Salvaje (Assassination Nation). El estreno en España se espera para el próximo 17 de Junio.

Según ha informado HBO «EUPHORIA sigue a un grupo de alumnos de instituto mientras navegan a través de las drogas, el sexo, la identidad, el trauma, las redes sociales, el amor y la amistad.». Parece que HBO quiere ganarse al público joven y adolescente hablándole de los temas que les preocupan e interesan, sin miedo a exponer problemas reales sobre el terreno de juego. 

EUPHORIA está basada en la serie israelí del mismo nombre, producida por A24  y protagonizada por Zendaya (El Gran Showman, Spiderman Homecoming), Austin Abrams (The walking Dead), Alexa Demie (En los 90), Jacob Elordi (Mi primer beso), Algee Smith (The Hate you give), Sydney Sweeney (El cuento de la criada, Heridas Abiertas) y Storm Reid (Un pliegue en el tiempo).

De momento os dejamos con el tráiler y os informaremos en cuanto tengamos más novedades. Pero las primera impresiones son muy positivas y el casting apuesta fuerte por el talento joven. EUPHORIA puede ser la serie imprescindible para este mismo verano.

SPIDER-MAN: LEJOS DE CASA. Teaser Tráiler Internacional

Spider-man está más de moda que nunca. A la nueva versión animada Spiderverse (que os recomendamos ver encarecidamente y que aún se encuentra disponible en cartelera), se le une ahora el trailer de la segunda parte del Spider-Man de Tom Holland. Recordemos que la primera vez que vimos a este nuevo Spider-man fue en Civil War, pero sería en Homecoming cuando finalmente protagonizaría su primera película, y donde de nuevo presenciamos la aparatosa vida de un adolescente que intentaba compaginar el instituto con salvar el mundo. En esta segunda parte parece que de nuevo derrochará el carisma y la simpatía que le hizo tener una legión de fans a sus espaldas hace dos años.

SINOPSIS

Peter Parker regresa en Spider-Man: Lejos de Casa. Nuestro Superhéroe amigo y vecino decide unirse a sus mejores amigos Ned, MJ y al resto de la pandilla en unas vacaciones por Europa. Sin embargo, los planes de Peter de dejar sus heroicidades atrás, durante unas semanas, acaban arruinados rápidamente cuando a regañadientes acepta ayudar a Nick Furia a resolver los misteriosos ataques de criaturas elementales, ¡que están creando el caos por todo el continente!

En el trailer podemos ver que el escenario, lejos de la habitual Nueva York, es en esta ocasión Londres, donde más de un edificio histórico saldrá dañado por los nuevos y colosales enemigos a los que deberá enfrentarse. Además aparece Jack Gyllenham como Mysterio, que a pesar de ser uno de los villanos más conocidos de los cómics de Spider-Man , quizás no sea el enemigo en esta ocasión . Aunque para eso tendremos que esperar a ver la película que llegará a los cines de toda España el 5 de julio de 2019.

REPARTO

Como ya hemos comentado, vuelve Tom Holland a ponerse el traje arácnido acompañado por Jake Gyllenhaal, Zendaya, Samuel L. Jackson, Marisa Tomei y Michael Keaton, completan entre otros el fantástico reparto de la secuela que. Y estará dirigida de nuevo por  Jon Watts 

 

Crítica de ‘El Gran Showman’ con Hugh Jackman

‘El gran showman’ se trata de película familiar donde la música y el baile dan ritmo a un espectáculo en el que Hugh Jackman es el rey.

Este año empezábamos con un musical como La la land, y acabamos con otro, El Grand Showman. Un año en el que parecía que se nos avecinaba mucho ritmo y música en el cine, ha acabado por dejarnos únicamente dos películas a destacar, y aunque la primera juega en otra liga, El Gran Showman tiene el encanto para entusiasmar a los amantes de los musicales.

Phineas Taylor Barnum siempre ha aspirado a más en su vida. Hijo de un sastre,  conseguirá casarse con una joven de familia rica de la que se enamoró siendo niño. Pero para poder darle la vida que desea para ella, su ambición no tendrá límite, y hará del espectáculo su fuente de fama y fortuna. Un biopic sobre el fundador del «Ringling Bros. and Barnum & Bailey Circus» conocido como el mayor espectáculo en la tierra.

crítica de el gran showman
Zac Effron las caza al vuelo

A pesar e que la historia de ‘El Gran Showman’ no destaca por original e incluso puede considerarse simple, es el conjunto de números musicales el que afloran la magia y la ilusión haciendo que la originalidad resida en la parte visual y musical en vez de en el guion. Canciones pegadizas y actuales y coreografías que siguen el ritmo, no solo de la música, sino de la propia historia. Números de circo donde los trapecistas marchan a sus anchas, los freaks se hacen con el poder del espectáculo y los elefantes se apoderan de las calles.

Pero sin lugar a dudas la verdadera estrella del espectáculo es Hugh Jackman. Un actor inmenso que además canta y baila como nadie, llenando de luz el escenario  y brillando con un carisma tan atractivo como envidiable. El resto de personajes gira en torno a su figura, quedando desplazados a un segundo plano, a pesar de ser la principal atracción.

crítica de el gran showman
Foto de familia de ‘el gran showman’

El Gran Showman no será la película del año, pero es una bonita historia ideal para Navidad, que nos habla de las cosas que verdaderamente importan en la vida. Una película familiar donde la música y el baile dan ritmo a un espectáculo en el que Hugh Jackman es el rey.

3 claquetas