Crítica de «Un hombre llamado Ove»

“Un hombre llamado Ove se mueve con bastante éxito entre la comedia y el drama. Logrando dejarnos un buen sabor de boca.»


“Un hombre llamado Ove”. Un viejo malhumorado y viudo. El clásico cascarrabias que un día, tras ser despedido de la empresa de toda su vida, decide que no tiene más razones para vivir. Y se dispone a suicidarse para reunirse con su querida y difunta Sonja. En el salón de su casa, con la soga atada al cuello, dispuesto a poner fin a todo, verá pasar su vida ante sus ojos. Sin embargo, la llegada de unos nuevos vecinos a la casa de enfrente dará comienzo a toda una serie de hilarantes sucesos, que impedirán al gruñón de Ove terminar con su cometido.

La película se sirve de su particular estilo narrativo para dar originalidad a una historia que, de otra forma, resultaría demasiado tópica y previsible. Alternando entre la vida actual de Ove, y los recuerdos de su vida. Con los que da explicación a todas las manías de este particular personaje, interpretado magníficamente por Rolf Lassgård.

crítica ove 1
-Hola guapa ¿unas fantas?

A través de estos recuerdos, iremos conociendo más en profundidad a Ove. Un pasado cargado de vivencias, que nos hacen empatizar y querer a un personaje que, a primera vista, no era más que un puro cliché.

“Un hombre llamado Ove” se mueve con bastante éxito entre la comedia y el drama. Sin llegar a caer en el exceso en ninguno de los dos ámbitos. Con sus saltos entre pasado y presente, logra cambiar el tono de la cinta, y salvarla en aquellos momentos en los que el sentimentalismo parece que va a resultar exagerado.

critica ove 2
-Aquí tenéis la lista de cosas que me importan más que vuestra crítica

Nos encontramos ante una historia que no sorprende, pero que ni mucho menos defrauda por ello. Pese a su previsibilidad no hay duda de que logra emocionar. Y nos hace sentir una gran simpatía por sus personajes. Planteándonos hasta qué punto, los defectos que nos hacen odiar a alguien, pueden tener su raíz en un suceso de su vida con el que podemos empatizar. Comprendiendo así que, a veces, hace falta conocer el pasado de una persona antes de poder juzgarla.

Y esto es lo que consigue “Un hombre llamado Ove”. Coger a un personaje que es un viejo odioso. Alguien al que no podríamos aguantar ni cinco minutos como vecino, y lograr que salgamos de la película sintiendo un especial cariño por él. Ese es su mayor mérito, lograr dejarnos a todos con un buen sabor de boca.

3-5

La Claqueta Metálica

Web de cine y series. Síguenos también en nuestras RR.SS.

Deja un comentario