Crítica de «Aliados»

aliadosss

El amor y la guerra no son fuertes aliados. Y en ocasiones, en plena batalla, hay que saber elegir entre el corazón o el deber. No es la primera vez que el cine nos pone en un dilema parecido; pero además, cuando la película está basada en hecho reales,  la decisión viene rodeada de una mayor tensión. El director, Robert Zemeckis, ha querido llevar a la gran pantalla una historia clásica de amor, donde el mayor enemigo es la época.

Con la Segunda Guerra Mundial como contexto, dos espías aliados, Brad Pitt y Marion Cotillard,  son encomendados a una misma misión en Casablanca. Mientras fingen ser un enamorado matrimonio, los sentimientos se volverán reales. Cuando la misión acaba, el vínculo entre ellos se ha vuelto tan fuerte que deciden empezar una vida juntos en Londres. Pero en tiempos de guerra, el amor es un asunto de estado.

 

Aliados img2
Dos «relaxing cups of caffe con leche» por favor

Aliados es una película muy atractiva visualmente. Con una escenografía y una fotografía impecables, que ayudan a crear escenarios realmente bellos y vistosos . La cámara se mueve con elegancia entre las diferentes tomas, resaltando a nuestros protagonistas y haciendo que brillen hasta el último momento

La química entre Brad Pitt y Marion Cottillard es innegable. Y favorece el precipitado enamoramiento, que de no haber sido por ellos, habría  quedado artificial y forzado. Sus miradas y complicidad, junto con la elegancia de cada gesto y caricia, hace tremendamente atractiva la pareja formada por estos grandes actores.

 

Aliados img3
-Hay que ver lo guapo que soy, Marion.

Si bien la escenografía nos recuerda a las películas clásicas de Hollywood, el vestuario no se queda atrás. Destacando los largos vestidos de satén ceñidos al cuerpo, espaldas abiertas y caídas sugerentes que logran crear un romanticismo único. Y es que un simple vestido, puede reforzar un personaje. Viéndose claro en el caso de Marion, donde la elegancia y el misterio acompaña a las propias prendas que viste.

Aliados es una película de sensaciones. Quizás la historia o el guión no destaquen por originalidad. Sin embargo, la conexión entre los actores, y una ambientación muy lograda y colorida, hacen de aliados una película agradable y entretenida.

tresclaquetine

Comparte el artículo si te ha gustado

Deja un comentario