Análisis de ‘Colossal’ [Explicación con Spoilers]

| por

ANÁLISIS CON SPOILERS


Con ‘Colossal’ Vigalondo ha vuelto a la dirección y lo ha hecho por la puerta grande, con una película original y atrevida dispuesta a no dejar indiferente a nadie. Además ha contado con Anne Hathaway para dar vida a Gloria, la protagonista indiscutible de principio a fin.

Recordemos cómo sucedía la historia antes de pasar a analizarla:

[spoiler title=’Sinopsis Colossal’ style=’blue’ collapse_link=’true’]»Tras la llegada de Gloria a su pueblo de origen justo después de romper con su novio, descubrirá que es capaz de controlar un kaiju que está atemorizando y destrozando Seúl. Aunque esta habilidad no la posee únicamente ella, pues a su «amigo» de la infancia Óscar (Jason Sudeikis) le sucede lo mismo, aunque en este caso con un jaeger (robot gigante). Con Seúl asolado por la tragedia, el kaiju y el jaeger, o lo que es lo mismo, Gloria y Óscar, se ensartarán en una lucha entre el bien y el mal.[/spoiler]

La película es una mezcla hábil de géneros, donde el romance, el drama, la comedia y hasta los superhéroes tiene cabida. Con un final apoteósico y una protagonista a la que se le sabe sacar provecho.

COLOSSAL COMO ROMANCE

«Chico deja a chica. Chica vuelve a su pueblo de origen. Chica se reencuentra con chico. Chico se enamora de chica. Chica se enamora de chico».  Esa secuencia sería la más previsible en una superproducción, pero si algo le falta al cine de Vigalondo es justo eso, y se lo agradecemos. Nos lleva por una fórmula conocida, para cambia el resultado ante nuestra sorpresa. Y es que el único romance que sale de esta película, es el que acaba procesándose la protagonista hacia ella misma, siendo valiente y fuerte sin necesidad de un hombre a su lado. La relación más importante en esta vida, es la que tengas contigo mismo. 

Colossal
-Vaya, se me había olvidado quererme.
COLOSSAL COMO DRAMA

‘Colossal’ nos presenta a una protagonista perdida en la vida, despreocupada, aprovechada y con claros problemas de alcoholismo.  Estamos ante un antihéroe, al que nos cuesta entender y sobre todo comprender. En contraposición tenemos a Óscar, un antiguo «amigo» del colegio con trabajo, amigos y una generosidad desmedida. Pero a medida que avanza la historia, los papeles comienzan a cambiarse y nada es como parecía al principio.

Uno de los puntos fuerte de Vigalondo y su cine, es que tiende a sacar la verdadera naturaleza de las personas cuando se enfrentan a situaciones límite. Y así sucede con Gloria y Óscar. La actitud de él cambia de forma drástica tras ver a Gloria con uno de sus amigos. Comienza un periodo de obsesión y odio hacia nuestra protagonista. Se vuelve posesivo y arrogante, mientras que ella comienza a ser víctima de una actitud dominante. Y si estaba tratando tratando de solucionar su vida, acaba volviéndose más oscura que nunca.

Colossal
El verdadero amor es entre Gloria y la cerveza.
COLOSSAL COMO PELÍCULA DE SUPERHÉROES

Aunque no se aprecia este género al principio, cuando acabas de verla no hay ninguna duda de que en el fondo Vigalondo ha creado una heroína de los pies a la cabeza. Y además las película cumple todos los requisitos del género. Te cuenta como Gloria recibe sus poderes siendo una niña, te presenta a su némesis y su origen, hay sacrificio, lucha y poderes sobrenaturales. Si con Wonder Woman teníamos a una heroína en toda regla, Colossal ha conseguido brindarnos a otra.

Colossal
¿Y si es el kaiju el que control a a Anne Hathaway?
COLOSSAL COMO PELÍCULA DE MONSTRUOS

Que a Vigalondo le gusta lo diferente no cabía duda, y que en una película de tal trasfondo dramático consiga meter dos monstruos gigantes en medio de Seúl, y que encima no solo no pierda sentido, sino que le de valor, es tan brillante como espectacular.

Consigue que un kaiju y un  jaeger  luchen una batalla épica, y una enemistad surja en el corazón de Seul.  Pero nos nos equivoquemos, aquí los verdaderos monstruos no son los títeres gigantes. Si algo deja claro, es que el verdadero monstruo está en el interior de algunas personas, incluso cuando solo son niño.

Colossal
Estás hecho un monstruo.
COLOSSAL COMO COMEDIA

‘Lo siento, me he equivocado, no volverá a ocurrir’. Y este es Vigalondo, un director capaz de meterte esta referencia española en medio de una superproducción con Anne Hathaway. Y si bien los espectadores fuera de nuestras fronteras no apreciarán el detalle, a nosotros nos llega de lleno.

Pero la comedia no se resume en una única frase. Diálogos ácidos, frescos e inteligentes dentro de un guión de excepción. Porque sí, nuestra protagonista tiene gracia e ingenio. No penséis que lo único que puede hacer esta mujer es controlar a un monstruo de 50 metros.

Colossal
-Como están ustedesss
COLOSSAL COMO FINAL

Un final apoteósico e inteligente con ella agarrando a su enemigo por los aires en medio de Seúl. Momentos de gran tensión y dudas sobre cuál va a ser el final de tal desdichado enemigo. ¿Y cómo lo soluciona Gloria? Lanzando al Robot lejos de Seúl y de su propia vida. Solo nos queda aplaudir el gesto desde nuestra butaca.

Pero hay otro final, uno menos espectacular pero más personal. Cuando sentada en la barra de un bar, después de salvar a todo un país y a ella misma, le ofrecen algo para beber y pone un gesto como resumen de todo. Y es que puede que haya solucionado el problema de Seúl, pero vuelve a la situación inicial, donde su vida ya era todo un desastre. Pues será una heroína; pero alcohólica, sin trabajo ni sitio donde ir. Así que ahí dejamos a Gloria, en la barra de un bar, reflexionando sobre todo lo que le queda por «salvar» en su vida.

Colossal
Almuerzo de las 12.
COLOSSAL ES ELLA

‘Ella es Colossal’ es la frase promocional de la película. Y es que la película es exactamente eso, es ella, es Gloria. Ella es el drama, ella es la heroína ,ella es el romance, es la comedia, es el kaiju y ella es el final. Un personaje complejo y real, con problemas, pero donde su fuerza, su valentía y sobre todo, su bondad, llevará a la paz a Seúl y a ella misma. Estamos ante uno de los personajes femeninos mejor formulado  en un momento en el que en el cine se reivindica más papeles interesantes para mujeres, alejado de estereotipos planos y féminas florero. Por lo que Gloria viene en el mejor momento para dejar claro lo que de verdad importa.  Y  no se trata de un buen trabajo, varios ceros en la nómina, ni el reconocimiento social; sino lo que hay en el interior de cada uno.

 

Comparte el artículo si te ha gustado