LA CLAQUETA METÁLICA

Tu web de cine y series

JOHN WICK 3: PARABELLUM: Análisis y explicación del final con spoiler

| por


La venganza por el asesinato de un perro ha sido el desencadenante de la saga de acción más sorprendente de los últimos años. Porque claro, el dueño no era un hombre normal y corriente, el dueño era John Wick, el hombre del saco, el Baba Yaga, la leyenda, el mito. El asesino temido entre los asesino y una eminencia en el mundo del crimen.

John Wick no es única solo por su protagonista o por la coreografía de sus peleas, sino que además ha creado un universo inmersivo rico en detalles tan excéntrico como artístico donde a pesar de ser una sociedad de asesinos, las reglas son los que sostienen el sistema.

EL UNIVERSO JOHN WICK

Crimen organizado es quedarse poco si queremos describir el Universo de John Wick. Sería más un sistema regido por normas, acuerdos y relaciones donde matar no define el ‘bien’ o el ‘mal’, sino que es el mecanismo que hace moverse a la sociedad. También es un universo de consecuencias: los actos no quedan impunes y los pactos se cumplen. En esta tercera arte el universo ha seguido expandiéndose hasta explicarnos nuevos conceptos:

  • La Alta Mesa

Así es como se conoce a los miembros que están en lo alto de esta pirámide social de asesinos. John Wick era un asesino a su servicio, un sicario contratado para servir bajo la mesa. Pero hay un sistema de legislación y de organización que opera de forma continua para que las normas se cumplan. Ya habíamos visto la zona de llamadas con secretarias llenas de tatuajes y gafas de pasta; pero además en John Wick 3: Parabellum conocemos a The adjudicator, la encargada de limpiar el desastre que ha dejado John Wick a su paso y sancionar a aquellos que hayan ayudado al excomulgado.

  • Los hoteles Continental

Hasta los asesinos tienen que tener su lugar de paz particular. Y eso es lo que son precisamente Los Hoteles Continental, un refugio de lujo, donde bajo pena de excomunión y muerte, está prohibido ejercer el oficio. O lo que es lo mismo, no puede matarse a nadie bajo su protectorado. De hecho es precisamente el incumplimiento de este acuerdo el que lleva a John Wick a tener que huir en Parabellum.

  • Las monedas como trueque de relaciones

En el universo John Wick más que el dinero lo importante son las monedad. Las monedas son intercambio de relaciones, de acuerdos y alianzas. Una forma de asegurar que los favores se pagan, porque como no paran de repetir una y otra vez, todos los actos tienen consecuencias. Algunos inquebrantables como los pactos de sangre.

  • El líder 

John Wick está sentenciado a muerte. Da igual donde vaya, siempre habrá un ola de asesinos esperando hacerse con su recompensa. la única forma de salvarse es recurrir a lo más alto de la organización e implorar perdón y una segunda oportunidad.

Así es como conocemos al líder, que se muestra como una deidad por encima del resto de los vulgares asesinos. Un dios al que no encuentras, sino que él te encuentra a ti después de haber peregrinado en busca de una audiencia. Se presenta como un oasis en medio del desierto, como un sueño. Uno ante el que John Wick se arrodilla y pide una segunda oportunidad.

Keanu Reeves como John Wick en ‘John Wick 3: Parabellum’

JOHN WICK, ACCIÓN PURA

Y una vez repasado el universo volvamos con la acción, volvamos con los golpes, las peleas y sobre todo volvamos a disfrutar de lo que hace a John  Wick ser un mito: su virtuosismo en las artes de matar. Porque es espectacular el ingenio que despliega cada pelea y lo difícil que es no pestañear para no perderse nada. Porque a la vez es brutal y artístico, una mezcla espectacular entre baile y pelea que hace rendirse hasta a los más pacíficos.

Solo hay que ver lo que John Wick es capaz de hacer con un libro en sus manos, o la escena de luchas de cuchillos en el museo, por no hablar de el uso de los caballos con golpe de efectos, la pelea de motos, o el ataque con perros. Da igual que sea con una pistola, un cuchillo o un cinturón John Wick es imparable.

PARA CONSEGUIR LA PAZ, PARABELLUM

Parabellum nos sitúa inmediatamente después de los hechos que sucedieron el la anterior película, en la que John Wick mataba a un hombre en El Continental y era excomulgado, además de pedirse su cabeza por una cantidad de 12 millones de dólares. Winston le otorgó una hora para intentar escapar, y ese es el punto de inicio del capítulo tres.

John Wick usa todas las fichas disponibles para salir de la situación. Se cobra todos los favores que le deben y hace la peregrinación hasta encontrar al Líder de la Alta Mesa y así perdonar su vida. El otro lo acepta, pero a cambio deberá matar a Winston, el hombre que le concedió una hora para escapar. Por esa razón cuando lo tiene en el punto de mira se deja engatusar por el dueño del Continental para comenzar una revolución contra la Alta Mesa. Pero una vez que Winston hace el pacto con la Adjudicator , dispara a John Wick a sangre fría traicionando su confianza.

Keanu reeves como John Wick en ‘John Wick 3: Parabellum’

EL FINAL DE PARABELLUM, UN NUEVO COMIENZO PARA JOH WICK

Si John Wick es un leyenda es por algo. Y a pesar de haber sido disparado tres veces y haber caído de la azotea sigue siendo imbatible. Parece que tres películas no eran suficiente para hablar del mito, y por eso el final deja la puerta completamente abierta a una nueva entrega que ya ha sido anunciada.

Así es como tras ser disparado por Winston, John es rescatado por el rey Bowery, que tras haber sido humillado por la Alta Mesa y relevado de su cargo quiere venganza. Tras ver lo que le ha sucedido a John Wick le pregunta: ¿Estás tan enfadado como yo?

John Wick está enfadado y eso es muy pero que muy peligroso. Parece que en la cuarta película habrá una guerra entre los de arriba y los de abajo, una lucha por el poder e incluso una lucha de clases. Pero solo uno de los dos bandos juega con la carta ganadora, solo uno juega con John Wick. Y John Wick es imparable.