Wonder es una de esas películas que se crean para educar, haciendo de su mensaje una lección de vida que todos deberíamos aplicar a nuestro día a día. Vivimos