La Claqueta Metálica

Tu web de cine y series

La increíblemente creíble Lady Bird [Crítica]

 Un maravilloso trabajo de síntesis, tanto en la dirección y guion de Greta Gerwig como en la interpretación de Saorsie Ronan, para lograr extraer el máximo de un personaje sensacional: la increíblemente creíble ‘Lady Bird’.

La adolescencia no es un camino de rosas, es más parecido a una caída de un coche en marcha,  en la que acabas alejándote de lo que conoces y empiezas a darte de bruces con la realidad. Una etapa donde tarde o temprano saldremos heridos por las amistades, el amor y la familia. Y donde entre tropiezo y tropiezo definiremos nuestra identidad, aprendiendo de nuestros errores y mostrando cicatrices que nos guiarán el resto de nuestras vidas.

‘Lady Bird’ nos muestra a una joven adolescente en plena búsqueda de esa identidad. Con una vocación artística que no logra canalizar, una familia en la que ya no encaja y multitud de dudas sobre su futuro en la cabeza. Una chica diferente a las demás, pero cuya historia resuena en nosotros como si hubiéramos recorrido ese mismo camino antes que ella. Y es que, en cierta medida, eso es lo que todos hemos hecho.

CRITICA DE LADY BIRD
Saoirse Ronan y Beanie Feldstein en ‘Lady Bird’

Amores y desamores, amistades que vienen y van, problemas familiares, futuros inciertos; Greta Gerwig logra reunir todas las grandes dudas que pueden asaltarnos durante nuestro paso a la vida adulta, y condensarlas en apena hora y media de duración. Dedicando a cada momento el tiempo que se merece para que no resulte atropellado, con una fidelidad y realismo que casi resulta imposible de creer.

Para ello, no recurrirá a grandes desarrollos ni elaborados desarrollos. De forma mucho más simple, e inmensamente más efectiva, la directora recurre a sensaciones que todos hemos experimentado para introducirnos de lleno en el relato. Una discusión con su madre, o simplemente escribir el nombre de un chico en la pared, da como resultado escenas pequeñas pero rebosantes de significado.

CRITICA DE LADY BIRD
Saoirse Ronan y Laurie Metcalf en ‘Lady Bird’

Y así vamos viendo transcurrir esta etapa de su vida. Sin inicio ni desenlace, solo un nudo tras otros; porque al fin y al cabo, eso es la vida. Personas que vienen y van, amistades que se deshacen mientras surgen otras nuevas, momentos dulces, momentos amargos, historias que brillan con protagonismo propio, ocultando a otras que se pierden en el segundo plano. ‘Lady Bird’ rebosa verdad en cada segundo de metraje, y nos lo recuerda con sus mil detalles tan realistas como la vida misma.

Una película divertida e inmensamente disfrutable, pero que esconde una gran profundidad bajo su aparente sencillez. Un maravilloso trabajo de síntesis, tanto en la dirección y guion de Greta Gerwig como en la interpretación de Saorsie Ronan, para lograr extraer el máximo de un personaje sensacional: la increíblemente creíble ‘Lady Bird’.

4 claquetas


DÉJANOS UN COMENTARIO A CONTINUACIÓN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *