La Bruja (The Witch)

Nueva inglaterra, 1630, una familia de colonos ingleses abandona el campamento base con el objetivo de cultivar tierras cerca de un bosque,  donde según las leyendas, habita el mal. Tras la desaparición del hijo menor, la pérdida de cultivos y la rara actuación de los animales; los miembros de la familia comenzarán a inculparse unos a otros, mientras el mal les acecha de cerca.

“La Bruja” es una original propuesta de cine de terror, en un género donde pensábamos que lo habíamos visto todo.  A pesar del bajo presupuesto y ser el primer trabajo de Eggers, la buena dirección y la fotografía crean una ambientación perturbadora y muy bien cuidada. De tal forma que el espectador no tendrá un minuto de tranquilidad la hora y media que dura la cinta.

Jesusito de mi vida, eres niño como yo, por eso te quiero tanto y te doy mi corazón. Tómalo, tuyo es, mío no.

Si bien es cierto que muchas personas puedan sentirse defraudadas, sobre todo si buscan una cinta de terror clásica con sustos fáciles; La Bruja explora un terreno donde el terror psicológico es su más fiel aliado. Ninguno de los personajes está estereotipado; nunca llegas a conocer la naturaleza de ninguno, lo cual creará más tensión a lo largo de la historia.

En la película se nos muestra a una familia influenciada por la religión, viviendo con miedo y ansiedad por sus propias creencias. Si bien se conoce el poder de la fe para pasar situaciones difíciles, en el caso de esta película se muestra justo lo contrario. La fe provocará que cuando el mal llegue a sus vidas, los miembros de la familia se inculpen unos a otros, sintiendo miedo de aquellas personas con las que conviven.

Escena en la que el gitano toca el acordeón

La Bruja ya se ha convertido en un clásico de terror, a pesar de haberse estrenado hace relativamente poco. Con una historia un tanto pobre, pero una increible ambientación, logra no dejar al espectador indiferente en todo momento. Es sin duda una película de la que se seguirá hablando dentro de unos años,  y la cual se tomará como erferente en el género.

3-5

 

2 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *