LA CLAQUETA METÁLICA

Tu web de cine y series

JUEGO DE TRONOS 8X05 (Game of Thrones): Explicación con spoilers

| por


Ya hemos visto el capítulo más esperado de la última temporada de Juego de Tronos, el 8×05. Emilia Clarke prometía que éste era el más espectacular, incluso superando a la batalla contra los muertos que vimos en el 8×03. Y sin duda llevaba razón, porque lo que hemos vivido en Desembarco del Rey ha sido una completa explosión de emociones y un final de infarto.

Si lo qué más nos preguntábamos los fans estos días es ¿Quién se sentaría en el trono de hierro? La respuesta es fácil: nadie, porque ha sido destruido junto a toda la ciudad de Desembarco del Rey.  Lo que no ha sido fácil es mostrarnos impasible ante lo que hemos vivido. Nadie nos había preparado para este momento. Juego de Tronos vuelve a ser imprevisible.

EL ADIÓS DE VARYS

A los diez minutos de empezar el capítulo hemos presenciado la primera muerte, la de Varys por traición a Daenerys. Desde que descubriera que Jon era el legítimo rey por parte de Tyrion y viendo las decisiones que estaba tomando la Targaryen, antepuso la seguridad del reino antes que la suya y trató de convencer incluso a Jon para que asumiera el puesto.

Pero al enterarse Daenerys de lo que estaba tramando a sus espaldas, no ha dudado en chamuscar a Varys al grito de Dracarys. Es cierto que nos ha extrañado ver cómo una de las mentes maestras de Juego de Tronos se ha expuesto de esa forma; pero viendo el final del capítulo entendemos que ha sido un acto desesperado sabiendo lo que se venía encima. Él ha sabido ver antes que nadie que Daenerys no pararía hasta acabar con todo, y ha tratado de frenarla aún sabiendo que era su propia sentencia de muerte.

Imagen de ‘Juego de Tronos 8×05’ (Game of thrones)

DESEMBARCO DEL REY

La batalla comenzaba con Daenerys destruyendo por completo la flota de Euron con Drogon, que ha quemado todos y cada uno de los barcos de Cersei. Pero aún más impresionante ha sido ver cómo la compañía dorada, el ejército de mercenarios más sanguinario jamás conocido, ha sido chamuscado en cuestión de segundos por el dragón. Una escena impactante en la que los muros han caído para que así el ejército pudiera asaltar la ciudad.

La guardia roja en seguida ha comprendido que no tenía ninguna posibilidad con el ejército de Daenerys y ha bajado las espadas y hecho sonar las campanas mostrando rendición.

Pero lo que parecía que iba a ser el final de la guerra, no ha sido más que el principio. Al menos para Daenerys, que montada a lomos del dragón no ha cesado en su lucha y ha comenzado a destruir todo Desembarco del Rey y a sus habitantes a su paso. Una auténtica carnicería que nos muestra a una Daenerys que muchos no querían reconocer.

Imagen de ‘juego de Tronos 8×05’ (Game of thrones)

DAENERYS, ¿LA REINA LOCA?

Daenerys ha crecido lejos de Los Siete Reinos y lo único que conoce es el deseo de venganza hacia aquellos que robaron el trono a su familia. Además, sabe que nadie en Poniente la ama, por lo que decide que la única forma para reinar es a través del miedo.

En una conversación temporadas atrás cuando Tyrion le contaba cómo el poder era una rueda que iba cambiando de manos, Daenerys dejó claro que ella no quería ser parte de ese ciclo, sino que quería romperlo. Además, durante toda esta temporada se han dedicado a mostrar que ella no encaja y que está sola, se ve traicionada por sus consejeros y además ha perdido dos dragones y a sus dos mejores amigos.

Por eso, cuando se ve encima del dragón con las campanas sonando, no cesa en su cometido. Ella quiere el caos y la venganza, quiere sacar la ira y destruir todo a su paso. Quiere convertirlo todo en cenizas y que la historia comience de nueva con ella.

LA VISIÓN DE DAENERYS

Aunque parezca extraño, en la segunda temporada ya se nos había avisado del final. En el décimo capítulo, Daenerys tenía una visión en la que llegaba a Desembarco del Rey y entraba en la sala del Trono de Hierro que se encontraba completamente destruida. Lo que en su momento nos pareció nieve  ha sido hoy cuando hemos descubierto que en verdad se trataba de la cenizas que marcaban el fin de Desembarco del Rey.

De nuevo vemos que todo en Juego de Tronos está conectado y no hay nada al azar. Parece que por mucho que nos hubiésemos encariñado de Daenerys, estaba destinada a ser madre de dragones, liberadora de cadenas y destructora de ciudades. 

Imagen de la visión de Daenerys en el 2×10 de Juego de Tronos

NADA MÁS IMPORTA, SOLO NOSOTROS

Varys no ha sido el único personaje al que hemos despedido en este capítulo. Pues Tyrion se ha convertido en hijo único en un abrir y cerrar de ojos. Cersei, la villana más querida, no solo ha perdido la guerra sino que ha sido ganada en su propio juego.

Si tenía alguna esperanza de ganar, cuando descubre que los barcos han caído al igual que la compañía dorada, sU ánimo decae. Cuando oye las campanas sabe que ha perdido la corona. Pero cuando ve a Daenerys destruir la ciudad, llora. 

Recordemos que Cersei hizo explotar con fuego valirio el Septo de Baelor. Pero lo que ha hecho Daenerys es destruir por completo la ciudad y convertirla en cenizas. Un acto tan cruel y vil que hasta pilla por sorpresa a la mismísima Cersei. 

En el último momento Jaime llega en su búsqueda para salvarla, pero con la ciudad destruida no encuentran la salida. Ambos se abrazan y lloran. Cersei no quiere morir ahí, pero sobre todo por su hijo, volviendo a mostrar que son sus retoños lo que más quiere en el mundo, incluso más que a ella misma. Jaime le mira y le dice ‘Nada más importa, solo nosotros‘ y se funden en un abrazo mientras el techo se hunde. Una despedida romántica para dos de los personajes más importantes de la serie.

ARYA Y EL CABALLO BLANCO

Arya llega a Desembarco del Rey dispuesta a matar a Cersei, pero cuando está  a punto de sacrificarse ella misma para cumplir su deseo de venganza, El Perro le hace entender que el odio no llega a ninguna parte. 

Entonces por primera vez en la serie Arya en vez de matar se dedica a salvar. Así es como recorremos las calles de la ciudad junto a ella viendo el peligro y la muerte a cada paso. Desembarco del Rey se ha convertido en una tumba gigante y salir con vida en casi imposible.

Justo al final del capítulo, Arya se levanta de las cenizas y ve un caballo blanco en medio de la completa ruina y destrucción. Podemos interpretar al caballo como la última esperanza que se cierne en medio del caos, la salida del abismo y quizás de nuevo Arya sea clave para parar, en esta ocasión no  al Rey de la Noche, pero si a Daenerys. ¿Serás sus ojos los que acabará cerrando?

Auqnue si tenemos que apostar por quién parará los pies a la Targaryen, apostamos por Jon, que ha descubierto en medio de la batalla que esa reina a la que ha jurado lealtad y ha dado su corazón, es capaz de hacer añicos una ciudad entera.

Imagen de Juego de Tronos 8×05 – Arya y el caballo blanco

CONCLUSIÓN EL 8X05 DE JUEGO DE TRONOS

Muchos se han sentido decepcionados con el capítulo 8×05 de Juego de Tronos porque confiaban en Daenerys como reina. Un personaje muy querido que ha resultado ser una auténtica villana. Pero si vamos uniendo cabos entenderemos que este final ya se vaticinaba. Y en esta última temporada se ha apreciado mejor que nunca.

Solo queda un capítulo para cerrar Juego de Tronos y de momento seguimos sin saber quién gobernará finalmente los Siete Reinos. Porque Daenerys ha arrasado en la batalla, pero dudamos que los supervivientes la permitan reinar después de la masacre que ha efectuado.  ¿Matará Jon a Daenerys y se convertirá en el rey legítimo?

Solo queda una semana para contestar a esa pregunta. Juego de Tronos se acaba y tenemos que despedirnos. Lo que no sabemos es si estamos realmente preparados para decir adiós.