LA CLAQUETA METÁLICA

Tu web de cine y series

GODZILLA 2019 Rey de los Monstruos (King of the monsters): Análisis y crítica con spoilers

| por


Godzilla: Rey de los Monstruos (2019) es la secuela directa de la película dirigida por Gareth Edwards en 2014 que contaba con Bryan Cranston, Emily Olsen  y Aaron Taylor-Johnson en el reparto.  Una continuación que nos sitúa unos años después de la aparición del monstruo radiactivo en la ciudad de San Francisco. Una catástrofe que marcó a toda una generación y que dejó claro que los Titanes estaban antes de los humanos  y que volverían para reinar la tierra.

Además Godzilla también forma parte de la nuevas saga de película de Warner conocidas como MonsterVerse : donde además de la Godzilla de 2014 también encontramos la divertida King Kong de hace un par de años, protagonizada por Brie Larson y Samuel L Jackson, que parecen formar el nuevo dúo inseparable de Hollywood. Un universo bastante rentable que parece que continuará dando que hablar en los próximos años.

SINOPSIS GODZILLA REY DE LOS MONSTRUOS

La paleobióloga Emma Russell (Vera Farmiga), trabajadora de la empresa Monarch que se ocupa de estudiar y rastrear a los Titanes, ha sido secuestrada (o eso parece) junto a su hija Madison (Millie Bobby Brown) por una organización eco-terrirista. Emma ha conseguido fabricar una máquina que controla a los titanes a través de ondas magnéticas, lo cual es útil para los verdaderos fines de la organización: despertar a los titanes y que vuelvan a dominar el mundo. 

La organización Monarch junto con el ex-esposo de Emma, Mark Russell (Kyle Chandler), tratarán de frenar las intenciones de los terroristas. Pero para lograrlo tendrán que pedir ayuda al verdadero rey del mundo, el mismísimo Godzilla, que en vez de un enemigo parece haberse convertido en el héroe cinco años después.

UNA MALA IDEA

Hace poco vimos como Thanos quería eliminar al 50% de la población en Vengadores para que el otro 50% viviera sin problemas de falta de recursos. Un genocidio que el villano justificaba con un fin más próspero para los supervivientes. Pero lo de Godzilla es mucho más aleatorio y sin un propósito evidente más allá de la autodestrucción. La doctora Emma junto a su grupo de terroristas armados pretenden despertar a los titanes para que sean ellos los que hagan renacer la vida en la tierra, pero antes destruyéndola por completo. Una forma de provocar el fin del mundo antes de que llegue.

Porque sí, la verdadera planificadora de la catástrofe no es otra que Emma Russell. Por eso no duda en pulsar el detonador para despertar al Monstruo Cero, un monstruo de tres cabezas y el arma nuclear más potente de la tierra.

Hay que tener en cuenta que los eco-terroristas parten de la idea que la energía desplegada por los titanes devolverá la vida en el mundo. Dejando a un lado el sinsentido de la energía nuclear como potenciadora de vida (deberían ver Chernobyl para saber la verdaderas consecuencias), nos presentan a una científica chiflada que trata de dar sentido a una operación de autodestrucción y que además lo hace con la conciencia tranquila de que lo que hace es lo correcto.

Y si eso ya fuera inconsistente además mete a toda su familia en el plan. El ex marido que recorre un lado a otro del planeta con cara de asustado y mirando con recelo a Godzilla, mientras que la niña trata de frenar la locura de su madre teniendo en cuenta que apenas llega a los quince años. Todo con una innecesaria carga dramática de haber perdido a un hijo en los sucesos de 2014.

GODZILLA Y EL RESTO DE LOS TITANES

El gran problema de la película es toda la parte en la que los humanos tratan de dar coherencia a la lucha de los titanes. Cuando en verdad lo que queremos ver es a monstruos gigantes peleando. E incluso no está de más entender el origen de los titanes, pero lo que desde luego sobra es entender el origen de los traumas de una familia que sinceramente no nos importa.

Los Titanes eran considerados dioses por las antiguas civilizaciones. Monstruos repartidos por todo el mundo encargados de mantener el equilibrio y el desarrollo del planeta. Y entre todos ellos Godzilla era el rey. Pero un titán alienígena llegó a la tierra para ser su contrincante directo: el Monstruo Cero o Ghidorah, dispuesto a derrocar a Godzilla y hacerse con el reinado.

Por eso cuando los eco-terroristas despiertan a Ghidorah, el resto de los titanes se doblegan ante el falso rey. Menos mal que Godzilla ayudado por Mothra logra acabar con el Monstruo Cero y volver a portar la corona, evitando así la destrucción masiva del planeta. Una lucha espectacular donde los monstruos son los protagonistas absolutos.

¿QUÉ TITANES PODEMOS VER EN GODZILLA?

Además de Godzilla, como es evidente, podemos ver otros titanes robar el protagonismo al rey de los monstruos:

  • -Ghidorah o Monstruo Cero que como ya hemos dicho previamente en verdad se trata de un alienígena dispuesto a gobernar en la tierra como un falso rey. Un dragón de tres cabezas capaz de regenerarse a sí mismo y el enemigo directo de Godzilla.
  • -Mothra, la polilla y reina de los titanes, a la que vemos además nacer al principio de la película y que será la aliada de Godzilla en su lucha contra Ghidorah.
  • -Rodan, uno de los titanes aliado de Ghidorah que acabará al servicio de Godzilla. Se trata de un Pterosaurio que nace en los volcanes.

También aparecen de pasada BEHEMOTH, SCYLLA, METHUSELAH Y THE NEW MUTO. Quizás les veamos más en las próximas películas, pero su aparición en Godzilla: Rey de los Monstruos ha sido circunstancial.

Godzilla, Mothra, Rodan y Ghidora en Godzilla: Rey de los Monstruos

ESCENA POST-CRÉDITOS DE GODZILLA

A pesar de que en la escena postcréditos esperábamos que apareciera King Kong, y únicamente lo vemos en un grabado en las paredes, sí que hemos sacado varias lecturas de ese momento. Primero vemos como todos los titanes parecen dirigirse a la Isla Calavera, la isla de King Kong. Segundo aparece un huevo de Mothra, lo cual indica que hay hueco en la franquicia para que regrese la reina. Y finalmente observamos como los eco-terroristas se hacen con la cabeza de Ghidorah para lo que creemos que puede ser devolverla a la vida.

Godzilla: rey de los Monstruos  falla en la parte humana y en la que pretenden dar sentido a una operación que no tiene una consistencia lógica. Tampoco la relación de la familia funciona, siendo un ir y venir de los personajes alrededor del mundo con un peso dramático desgastado. Pero lo que sí tenemos es a Godzilla y una buena lucha entre monstruos. Y aunque haya que esperar más de una hora para ver a Godzilla siendo indestructible, podemos seguir diciendo ¡Larga vida al rey!