La Claqueta Metálica

Tu web de cine y series

Gala de los Feroz 2018: el mejor premio nos lo dieron ‘Los Javis’

feroz 2018
Ganadores de los premios Feroz 2018

Llevamos cinco años de premios Feroz, y cinco años de oportunidades perdidas para reivindicar una profesión ninguneada y poco representativa como la de los periodistas de cine. Tuvo que salir al estrado el cómico y actor Julián López para decir cuatro verdades ante los asistentes, que solo pensaban en no aparecer en su discurso y que el marrón le tocase a otro. Aunque a pesar de que el guion escrito por Diego San José, José Antonio Pérez Ledo y Borja Echevarría era tan certero como amargo, le quedaba un poco grande al cómico acostumbrado a un humor más absurdo y desenfadado,  faltándole picardía y acidez ante un recital de dardos envenenados. Pero aún así el monólogo inicial dejó claro varias cosas: que nadie ve nuestro cine, que en vez de afrontarlo nos dedicamos a hacer galas que encubren esa verdad y que cada día la crítica y el público están más separados.

Pero eso solo fue el comienzo de una gala donde los invitados  lo dieron todo y nos dejaron discursos que difícilmente olvidaremos. El momento más emotivo de la noche lo protagonizaron Javier Calvo y Javier Ambrossi cuando fueron a recoger su premio a mejor película de comedia por ‘La llamada’. Javier Calvo, entusiasmado con su Feroz en las manos, convirtió si discurso de agradecimiento en un alegato inspirador y lleno de ternura:

“Yo soy gay”, así comenzó, tras lo cual, Javier Ambrossi le contestó “¿En serio, no me digas?” mientras le abrazaba y hacían al público reír por su naturalidad y simpatía. Luego prosiguió  “tengo un novio que me quiere, una familia que me apoya y estoy aquí cogiendo este premio”. “Si algún niño, alguna niña, alguna persona me está mirando y tiene miedo, siente que está perdido, siente que no le van a querer, que sepa que le van a querer, que va a encontrar su sitio, que tu familia te va a querer y que vas a cumplir tu sueño y que yo y Javier Ambrossi vamos a escribirte historias para que tú te sientas inspirado”.



Un discurso tan fantástico como necesario. Y es que los jóvenes directores han conseguido con ‘La llamada’ (así como su paso por la academia de OT), ayudados por su simpatía y desparpajo normalizar la orientación sexual y ayudar a mucha gente a no tener miedo de aceptarse a sí mismos y  ser aceptados por los demás. Son la voz de un movimiento al que nos unimos ciegamente, y por ello se lo agradecemos. Porque son influencias positivas como las suyas las que ayudan a que las cosas cambien en la mentalidad de la gente y en la aceptación de la sociedad.

Pero también Leticia Dolera, con su papel de “azafata”,  se convirtió en otro icono de la noche, dejando claro la desigualdad entre hombres y mujeres, y especialmente en el mundo audiovisual. Primero comentó el sinsentido de hacer que la mujeres entregaran todos los premios Feroz cuando el presentador y los guionistas eran hombres, y continuó remarcando las cifras reales de la participación de las mujeres en la industria, con solo el 7% de películas dirigidas este año. Pronto podremos verla en la película de la debutante Inés de León, pero de momento dejó claro cuál era el perfil para trabajar en España con el patriarcado dominando: joven, delgada, blanca y en edad de procrear . Y el broche de oro lo puso al hablar del premio L’Oreal en la categoría de mejor actriz, porque efectivamente una marca de belleza y cuidado personal solo promocionó el premio destinado a mujeres.

Al menos sí que vimos representación femenina en los premiados. ‘Verano 1993’ se alzó con el premio a mejor directora para Carla Simon así como el de mejor película de drama, y se convirtió en una de la grandes vencedoras de la noche. También fue una gala especialmente dulce para  Javier Gutierrez, que  consiguió hacer doblete como actor de series y de películas. Y en la que las producciones de Movistar, Vergüenza y La Zona, fueron justas merecedoras cada una en su categoría. Echamos de menos más premios para Handia y El Autor y nos sorprendió no ver a Julita subiendo al estrado por el documental que le ha dedicado su hijo Gustavo ‘Muchos hijos, un mono y un castillo”.

Ahora solo queda esperar a la gala de los Goya que se celebrará el próximo 3 de febrero. Pero de momento nos gustaría dejar claro a ‘Los Javis’ que nosotros también queremos ir a su casa de fiesta.

DÉJANOS UN COMENTARIO A CONTINUACIÓN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *