LA CLAQUETA METÁLICA

Tu web de cine y series

‘DILEMA’ (What if) de Netflix: Análisis y explicación del final con spoilers

| por


Dilema comienza con una proposición. Un acuerdo por el que la multimillonaria Anne Montgomery (Renée Zellweger) promete a un matrimonio, Lisa (Jane Levy) y Sean Donovan (Blake Jenner), salvarlos de la quiebra si a cambio el marido queda a su merced una noche. Veintidós millones de dolares para salvar la empresa de Lisa, que no encuentra financiación para su proyecto, a cambio de unas horas con Sean.  Una medida desesperada que acaban aceptando aún con le miedo a que eso destruya su matrimonio.

A priori con la sinopsis nos viene a la cabeza ‘Una proposición indecente‘, la película en la que Robert Reford ofrecía un millón de dólares a un matrimonio con la condición de pasar un fin de semana con la mujer, interpretada por Demi Moore. Pero con el paso de los minutos en seguida nos damos cuenta que Dilema poco tiene que ver con el sexo y sin embargo es la ambición la clave. La serie es una partida de ajedrez a través de un tablero de 10 capítulos donde las reinas deciden la partida.

Sean y Lisa Donovan en ‘Dilema’ (What if) de Netflix

MADRE NO HAY MÁS QUE UNA

Lisa tiene una empresa de investigación que se ocupa de buscar curas contra el cáncer. Está convencida que con la financiación adecuada podrá sacar adelante el proyecto y revolucionar el mundo de la medicina. El problema es que Anne, más que una socia, actúa casi como si de una contrincante se tratara. Y aunque los resultados de laboratorio son favorables, su matrimonio comienza a pagar la factura del contrato.

Casi llegado al final de la serie descubrimos la verdad y entendemos esa fijación de la multimillonaria por una completa desconocida. Anne es en verdad la madre de Lisa. La tuvo siendo muy joven y la entregó en adopción a cambio de una cantidad de dinero que le permitió salir adelante.

También descubrimos que Anne, que en realidad se llama Rebecca, tuvo un pasado oscuro, con un padre al que nunca conoció y una madre abusiva que le destruyó la infancia. Y por si no fuese suficiente, su embarazo fue consecuencia de una violación por parte de la única persona en la que confiaba.

Eso la hizo dura, fría, insensible y la revistió con una coraza que le ayudó a tener éxito en los negocios pero no en las relaciones sociales. Así logró alcanzar la fama y el reconocimiento, con la sangre fría de pisotear a los demás sin ningún remordimiento. Eso sumado a su inteligencia y astucia la hizo infalible en un mundo de lobos.

Renée Zellweger y Jane Levy en ‘Dilema’ (What if) de Netflix

LISA, YO SOY TU MADRE

Como si de Luke y Darth Vader se trataran, con escena ‘yo soy tu madre‘ incluída’, Anne trata de llevar a Lisa al lado oscuro y convertirla en una versión joven de ella misma.

Porque aunque le dio en adopción, siempre siguió a Lisa de cerca. Hasta el punto de que vio en ella unas aptitudes ambiciosas y de liderazgo parecidas a las suyas. Por eso quiso darle el empujón que ella creía que necesitaba para que triunfara en los negocios. Pero para transformarse en su viva imagen debía de liberarla de los lazos familiares ya amorosos que la ataban, lo que para Anne es un handicap en el camino al éxito.

Por esa misma razón manipuló a Sean, chantajeándolo con su pasado y le hizo la siguiente proposición: alejarse de Lisa y mantener su secreto o continuar con ella y arriesgarse a que la verdad saliera a la luz. Y el secreto no es otro que el asesinato de un hombre siete años atrás cuando trataba de defender a su ex novia de un posible violación. Un asesinato por el que finalmente rendirá cuentas para dejar atrás la culpa.

JAQUE

En la clausura del contrato Anne lo dejaba claro. Si Sean le contaba a Lisa lo que había sucedido esa noche el contrato desaparecía y el dinero también. Anne logra manipularlo para que en el momento preciso ella le confiese a Lisa la verdad y así anular el contrato y quedarse con la legitimidad de la empresa.

Y aunque en el fondo todo fuera una estrategia para espabilar a Lisa y meterla de lleno en el oscuro mundo del poder, tampoco desaprovecha la ocasión de hacer negocios. Consigue vender la empresa a las farmaceúticas por un valor de 1400 millones de dólares para que así los experimentos y buenos resultados obtenidos no vean la luz. Un descubrimiento que lógicamente no beneficia a las farmacéuticas que dejarían e lucrarse son sus medicinas si hubiese una cura contra el cáncer como la que investiga Lisa. Parece que Anne está  apunto de ganar la partida.

Renée Zellweger en ‘Dilema’ (What if) de Netflix

JAQUE MATE

Teníamos claro que Anne era la reina del tablero, pero Lisa que comenzó como un peón, acaba convirtiéndose en reina hasta hacerle una jugada de jaque mate a su propia madre. Primero dando a su rival los libros de cuentas que sirven como seguro de vida para Anne contra su propio mecenas, y segundo, viralizando el experimento al ser un principio de la naturaleza que no se puede patentar.

Anne no solo ha perdido la partida sino que está a punto de desaparecer del tablero del juego.

DE TAL PALO TAL ASTILLA

Tras Anne salir derrotada de su propio juego le toca al último movimiento, aunque no es ella la que mueve ficha en este caso. Su fiel amigo y chófer,  se sacrifica por ella para darle esa segunda oportunidad que no puedo darle a su hija. Así es como mata a su principal enemigo y le da la opción de huir y dejar todo atrás.Un gesto de amor que rompe las barreras de Anne y le hace por primera vez llorar de forma desconsolada. Por una vez lo que le ha salvado en su vida ha sido el amor.

Por su parte Lisa, a pesar de haber perdido su empresa, ha dado un descubrimiento a la humanidad. Ella ante todo es una científica que no busca lucrarse, sino mejorar la vida de la personas. Pero sí que aprendido algo: entender a Anne, porque en el fondo no son tan diferentes. Sabe que su madre sigue viva porque la ha llegado a conocer hasta el punto de saber que no se daría por vencida tan fácilmente. Al final, la genética también juega su propia partida.

Renée Zellweger en ‘Dilema’ (What if) de Netflix