La Claqueta Metálica

Tu web de cine y series

Crónica Festival de Sitges: Parte I por Fran Chico

crónica festival de sitges parte I


Comenzamos nuestra cobertura del 51º Festival de Sitges con algo de retraso, y nos encontramos un ambiente dividido entre el amor y odio a las primeras propuestas importantes del certamen. Suspiria, Climax y Piercing han creado debate y opiniones radicalmente opuestas entre el público, que coincide en el poderío visual de todas ellas (sobre todo en Suspiria) pero no así en el contenido argumental, con un sector acusándolas de vacías y/o pretenciosas.

NICOLAS CAGE Y EL RUBIUS, ESTRELLAS DEL DÍA

En lo que sí se pusieron todos de acuerdo en la jornada de ayer fue en recibir multitudinariamente a Nicolas Cage, que se encontró con una bienvenida sin precedentes. El actor, que se encuentra en Sitges promocionando Mandy (la recuperaremos mañana), ha mantenido hoy un encuentro con sus fans en el que ha querido hablar de sus influencias como cinéfilo (cine japonés, italiano, expresionismo alemán…), su compromiso con la interpretación (seguirá actuando “eternamente”) y sus deseos de volver a ponerse tras las cámaras. Rodeado de un fuerte protocolo de seguridad, que ni siquiera permitía fotos, ha tenido tiempo de pararse a firmar y saludar a parte de su público.

Sin embargo el otro “gran” invitado de la jornada, el youtuber Rubius, ha dejado plantado al más de un millar de seguidores (muchos menores de edad) que le esperaba a las afueras del Meliá y a gran parte de la prensa, realizando una bomba de humo tras el pase de los primeros episodios de su serie anime para Movistar+, Virtual Hero, que ha sido recibida con frialdad por cualquiera que tuviera más de 7 años.

Nicolas Cage firmando autógrafos a los fans en el Festival de Sitges

SUMMER OF 84, THE NIGHT COME FOR US Y APOSTLE

En cuanto a películas, hemos podido disfrutar de lo nuevo de los creadores de Turbo Kid, Summer of 84, que empieza como otro revival ochentero de niños en bici (Stranger Things, It) y vecino sospechoso (La ventana indiscreta, Noche de miedo) para darle la vuelta a todos los tópicos en una parte final nada convencional. Una apuesta valiente que sería todavía mejor si no tardara tanto en aparecer, tras una hora sin mucho que destacar.

Los amigos Timo Tjahjanto y Gareth Evans, que han revolucionado el cine de artes marciales desde Indonesia con películas como The Raid y Headshot, han presentado sus nuevos trabajos, ambos producidos por Netflix. El primero vuelve a contar con Iko Uwais, actual maestro asiático de las tollinas, en The night comes for us, otra maravilla con escenas de acción espectaculares y coreografías eternamente épicas, a las que le añade un gore pasadísimo y lleno de humor negro al más puro estilo Historia de Ricky. El segundo, Evans, presenta Apostle, un thriller de sectas con ecos a El hombre de mimbre y a Kill List que, a pesar de su duración algo exagerada, te mantiene pegado a la butaca y nos ofrece otra sobria interpretación de Dan Stevens.

CRÓNICA FESTIVAL DE SITGES APOSTLE
Imágen de Apostle, película presentada en el Festival de Sitges

LA SORPRESA DEL DÍA: DESENTERRANDO SAD HILL

Pero la ovación más prolongada del día (y quizá del festival, compitiendo con One cut of the dead) ha sido para el documental español Desenterrando Sad Hill, el proyecto de restaurar el cementerio de la escena final de El bueno, el feo y el malo, localizado en Burgos. Emocionante y cautivador, no solo habla del clásico de Leone, sino que ejemplifica magistralmente esa pasión por el cine.

CRÓNICA FESTIVAL DE SITGES DESENTERRANDO SAD HILL

DÉJANOS UN COMENTARIO A CONTINUACIÓN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *