Crítica de ‘Z, la ciudad perdida’

“Z, la ciudad perdida es una película que logra revivir aquel espíritu aventurero del cine más clásico.”


‘Z, la ciudad perdida’ nos sitúa a principios del siglo XX para contarnos la historia de Percy Fawcett. Un explorador británico que realizó varias expediciones al Amazonas, con el objetivo de demostrar que, pese a las creencias de la época, aquellas tierras habían albergado civilizaciones tan ancestrales y avanzadas como las del hombre blanco. Una teoría que le creará varios enemigos, y llegará a obsesionarle por completo.

James Gray dirige esta historia cargada de aroma a cine clásico. Una película que se aleja de la espectacularidad de las superproducciones actuales, para revivir el más puro espíritu aventurero. Poniendo el foco en los personajes y los territorios inexplorados, en lugar de primar las escenas de acción por encima de todo.

crítica de z la ciudad perdida 1
– Tuerces aquí a la derecha y enfrente verás el McDonalds

A través de su trama, y sobre todo de sus personajes, ‘Z, la ciudad perdida’ nos ofrece un fiel reflejo de cómo se forjaban los antiguos exploradores. Hombres completamente absorbidos por el deseo de llegar allí donde ningún otro hombre había llegado. Capaces de afrontar cualquier peligro, o incluso ver morir a sus compañeros, y pese a ello, seguir realizando una expedición tras otra a los lugares más recónditos del mundo.

Atrapados por una obsesión casi enfermiza, veremos a estos hombres renunciar una y otra vez a sus cómodas vidas para volver a situarse en mitad del infierno. Y es que la película sobresale a la hora de retratar la jungla del Amazonas. Un territorio tan salvaje como bello. Tan despiadado como adictivo. Un lugar verdaderamente único en el mundo.

crítica de z la ciudad perdida 2
– Que guapo está mi chico vestido de soldadito del Risk

Sin embargo, ’Z, la ciudad perdida’ también presenta algún problema. Siendo el mayor de ellos su excesiva duración. Sus 140 minutos de metrajes  pueden terminar por hacerse algo largos, sobre todo teniendo en cuenta que su fórmula, basada en alternar expediciones y retornos, acaba por resultar algo repetitiva.

En cualquier caso, James Gray ha conseguido llevar a cabo una película que seguro encantará a los aficionados al cine de aventuras más puro y clásico. Una oda a la belleza del amazonas, y al respeto a las tribus que en él habitan. Al fin y al cabo, todos llevamos un aventurero dentro, que sueña con encontrar nuestra particular ciudad perdida.

3 claquetas

DÉJANOS UN COMENTARIO A CONTINUACIÓN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *