Crítica de ‘Valerian y la ciudad de los mil planetas’

Valerian y la ciudad de los mil planetas destaca por su gran apartado visual, pero no esconde nada tras su hermoso envoltorio.”

Tras alcanzar la fama hace ya 20 años con ‘El quinto elemento‘, el cineasta francés Luc Besson ha decidido por fin intentar replicar su éxito en el mundo de la ciencia ficción. Para ello no le faltarán recursos. No en vano, ‘Valerian y la ciudad de los mil planetas’ se trata de la producción más cara en la historia del cine francés.

Nos encontramos ante la historia de dos agentes especiales, interpretados por Dane DeHaan y Cara Delevigne, que en plena misión espacial descubren cierta información clasificada. Pronto se verán envueltos en un disparatado viaje, para intentar desentrañar todos los oscuros secretos que les rodean.

crítica de valerian y la ciudad de los mil planetas 1
Ya lo hizo Tesla antes

La película discurre por un camino similar al que ya siguió en su día ‘El quinto elemento’, y comparte con ésta muchas de sus características: Un diseño de producción espectacular, un universo cargado de detalles creativos, y una visión menos seria y más alocada de la ciencia ficción. Disfrutaremos de la gran ciudad de Valerian, con la multitud de razas que allí se reúnen, y viajaremos a todo tipo de mundos, desde paraísos tropicales a ciudades de neón.

Sin embargo, pese a sus similitudes, el resultado final de ‘Valerian y la ciudad de los mil planetas’ dista mucho del de la otra obra de Luc Besson. Y es que, pese a que todo lo que rodea a la historia rebose espectacularidad, en cuanto la trama comience a coger forma nos daremos cuenta de que, tras su hermoso envoltorio, la película esconde más bien poco.

El guion es bastante pobre. No solo por la ya mencionada trama, que alterna entre decisiones absurdas y momentos románticos mal forzados, sino también por sus pobres diálogos. En general, todo lo que no sea una de sus espectaculares escenas de acción o alguna estupenda presentación de un nuevo mundo, solo logrará provocarnos vergüenza ajena.

crítica valerian y la ciudad de los mil planetas 2
-No veo la escena de cama en el guion ¿estás seguro de que toca ahora?

Tampoco ayuda el reparto elegido. Un casting bastante desacertado en general, y particularmente desastroso en el caso del protagonista. Valerian debía ser una especie de Han Solo joven y moderno. Sin embargo, el carisma de Harrison Ford no está al alcance de todos. Y sin él, el personaje queda reducido a un odioso niñato al que dan ganas de abofetear.

‘Valerian y la ciudad de los mil planetas’ deja mucho que desear. Y no es porque se trate de un completo fracaso. Al contrario, se trata de una película con muchos puntos muy bien logrados. Tal vez por eso, duela aún más ver que no han logrado dar con un buen desarrollo que sostenga toda esa espectacular creación. Resulta irónico, pero parecemos estar condenados a que, cuanto más tridimensionales sean las imágenes de una película, más planos resulten sus personajes.

valoracion de dos y medio sobre cinco


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *