Crítica de ‘Una especie de familia’

‘Una especie de familia’ no logra alejarse suficiente del estereotipo de melodrama como para resultar interesante

Bárbara Lennie protagoniza ‘Una especie de familia’. Un drama argentino, dirigido por Diego Lerman, que nos cuenta la historia de una doctora de Buenos Aires que viaja al norte del país para adoptar un bebé. Sin embargo, pronto verá que no todo es tan fácil como se esperaba, y las dificultades la llevarán al límite para intentar cumplir su sueño de ser madre.

critica una especie de familia
Cuando decides no abrir google maps y fiarte de tu orientación

No hay duda de que la película logra plasmar con éxito la enorme fuerza que tiene el deseo de una mujer por ser madre. En gran medida gracias a la espectacular interpretación de Bárbara Lennie, que resulta, sin duda alguna, lo más destacable de toda la cinta. La historia recae por completo sobre sus espaldas, y ella logra plasmar a la perfección los miedos, las inseguridades y el amor que la llevan a actuar en cada momento.

Sin embargo, es la historia la que no logra estar a la altura de la película. Con un comienzo aceptable, pero que, como si tuviese miedo a no resultar suficiente para sostener todo el metraje, comenzase a añadir más y más situaciones dramáticas. Haciendo que la película discurra por caminos que difícilmente nos pueden resultar creíbles.

critica una especie de familia 2
Resumen de lo mejor de la película

Lo que nos lleva a un último tramo en la que desconectamos por completo de la historia. Nos resulta imposible empatizar con los personajes, así que nos limitamos ver todo aquello desde fuera movidos más por la inercia que por el entusiasmo. Como un chicle que hace tiempo que perdió el sabor, pero que seguimos masticando porque aún no hemos encontrado una papelera en la que arrojarlo.

No hay duda de que hay aspectos interesantes en ‘Una especie de familia’, simplemente no parece haber los suficientes como para sostener toda la película. Afortunadamente, sus 90 minutos de duración la hacen suficientemente llevadera como para no salir demasiado descontentos. No salimos aburridos, simplemente sentimos una especie de indiferencia.

valoracion de dos y medio sobre cinco

DÉJANOS UN COMENTARIO A CONTINUACIÓN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *