Crítica de ‘Stranger Things 2’ [Serie de Netflix]

‘Stranger Things 2’ ha vuelto a conseguir que, durante unas horas, seamos felices como niños.

‘Stranger Things 2’, así es como decidieron los hermanos Duffer que llamarían a la segunda temporada de su serie. Como si, ya desde el nombre, quisieran dejar claro que, más que ante una segunda temporada, nos encontrásemos ante una secuela de la original. Parece que los creadores tenían tanta confianza en su producto que la expresión “segundas partes nunca fueron buenas” no les provocaba el más mínimo miedo. Y la verdad es que, viendo el resultado, su confianza estaba totalmente justificada.

La esperada ‘Stranger Things 2’ nos coloca un año después de los acontecimientos del final de la pasada temporada. Un cierre que ya aventuraba que todavía quedaba mucho por contar en esta historia. Con Will todavía experimentando secuelas de su viaje al otro lado, y Eleven con mucho más pelo, pero ni un ápice menos de carisma. A ellos se unirán el resto de personajes de la primera temporada, junto a algunos nuevos destinados a seguir haciendo crecer la serie y sus tramas.

critica stranger things 2
‘Who are you gonna call?’

Si los personajes eran uno de los aspectos más importantes de la serie, no hay duda de que el ritmo también era otra de sus principales características. Los Duffer vuelven a demostrar que la palabra “Relleno” no forma parte de su vocabulario. Con tramas que enganchan y no dejan de avanzar cada vez más y más rápido, hasta conseguir que no pulsar el botón del siguiente episodio resulte una tarea imposible.

Y, como no podía ser de otra forma, la nostalgia también tiene una fuerte presencia en esta ocasión. Hubo mucha gente que, tras el boom inicial que supuso la serie, la acuso de manipularnos a través de la nostalgia para conseguir engancharnos a su producto. Y no se puede negar que esta segunda parte parece ser aún más autoconsciente de dichas referencias, buscándolas descaradamente desde el primer capítulo.

critica stranger things 2
Reacción al ver que los niños de ‘IT’ intentan quitarles el puesto

Si, es cierto que en ocasiones abusan mucho de esa nostalgia. Pero seamos sinceros, resulta imposible ver esta serie, y no esbozar una inmensa sonrisa ante ese grupo de chavales reuniendo desesperadamente monedas para irse a los recreativos. O al ver su cara de estupefacción al conocer a una chica que juega a videojuegos. Es posible que haya algo de manipulación sentimental en esto, pero bendita manipulación.

‘Stranger Things 2’ es todo lo que se le puede pedir a una secuela. Mantiene la esencia que la hizo grande, pero sin miedo a seguir avanzando hacia delante. Quizás haya series mejores, más profundas y brillantes, pero difícilmente podremos encontrar una serie más divertida y absorbente que esta. Netflix ha vuelto a conseguir que, durante unas horas, seamos felices como niños , ¿qué más se puede pedir?

4 claquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *