Crítica de ‘Se lo llevaron: recuerdos de una niña de Camboya’

‘Se lo llevaron: recuerdos de una niña de Camboya’ es una película bien realizada, pero lastrada por su excesiva duración.”

Angelina Jolie vuelve a colocarse tras la cámara para traernos ‘Se lo llevaron: Recuerdos de una niña de Camboya’. La adaptación de las memorias de Loung Ung, una activista Camboyana que sufrió, junto a su familia, la tiranía del régimen de Pol Pot. A través de los ojos de una niña, veremos uno de los acontecimientos más terroríficos de la historia reciente.

crítica se lo llevaron recuerdos de una niña de camboya
Imagen de ‘Se lo llevaron: recuerdo de una niña de Camboya’

La película huye del morbo y los detalles escabrosos durante  casi todo el relato, algo difícil dada la historia que nos cuenta. En su lugar, consigue transmitir el horror a través del día a día de la niña y su familia. Con una atmósfera totalmente perturbadora, que logra plasmar el miedo de las víctimas sin tener que recurrir a mostrar el terror provocado por los soldados.

Gran parte de su mérito reside en la labor de dirección que realiza Angelina Jolie. Con un relato que podría perfectamente prescindir de los subtítulos, y distribuirse como una película muda. Solo con los sentimientos que reflejan los ojos de la niña, y las imágenes atrapadas por la cámara, podemos entender más que de sobra todo lo que allí está ocurriendo.

crítica se lo llevaron recuerdos de una niña de camboya
Imagen de ‘Se lo llevaron: recuerdos de una niña de Camboya’

Sin embargo, en varias ocasiones, la película adolece de un estilo demasiado cercano al documental. Falto de ritmo narrativo y de verdadera acción cinematográfica, el relato termina por resultar demasiado lento. Lo cual no sería necesariamente malo de no ser porque su duración se extiende por encima de las dos horas.

Esto termina siendo el mayor problema de ‘Se lo llevaron: Recuerdos de una niña de Camboya’. No hay duda de que su historia está cargada de buen trabajo y resultados positivos, pero se ven demasiado diluidos en su excesivo metraje. Y al final, por mucho que se trate de un hecho real aterrador, resulta fácil encontrarnos perdidos en nuestros pensamientos al ver ciertas escenas demasiado redundantes. En cualquier caso, no nos faltan razones para querer ver a donde llega la carrera de Angelina Jolie tras la cámara.

valoracion de dos y medio sobre cinco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *