Crítica ‘En realidad, nunca estuviste aquí’ [You were never really here]

“La trama de ‘En realidad, nunca estuviste aquí’ sirve de poco más que de excusa para iniciarnos en un viaje a la locura”

Dirigida por Lynne Ramsay (‘Tenemos que hablar de Kevin’) y protagonizada por Joaquin Phoenix nos llega ‘En realidad, nunca estuviste aquí’. Una película que se presentó con éxito en el Festival de cine de Cannes, alzándose con los premios a mejor guion y mejor actor, y que pudimos disfrutar en la sección “Perlas” del festival de San Sebastián.

Nos encontramos ante la historia de un antiguo veterano de guerra. Un hombre traumatizado y prácticamente loco, que dedica su vida a salvar mujeres explotadas sexualmente. Un día, recibirá la llamada de un político para que acuda a salvar a su hija, tras lo cual le seguiremos en una nueva misión cargada de muerte y locura.

critica En realidad, nunca estuviste aqui
Imagen de ‘En realidad nunca estuviste aquí’

‘En realidad, nunca estuviste aquí’ es una de esas películas que logra atraernos sin que lleguemos a saber por qué. Una historia que, en lugar de apelar a nuestro lado racional, conecta con la parte más animal de nuestro cerebro. No siempre le encontramos sentido, ni entendemos del todo lo que está ocurriendo, pero somos incapaces de apartar la mirada de la pantalla.

Lynne Ramsay demuestra que, en ocasiones, lo más importante no es lo que cuentas, sino cómo lo haces. Con una trama que resulta totalmente prescindible, y que sirve de poco más que de excusa para hacer arrancar una espiral de locura en la que nos sumergimos gustosamente. Saltos en el tiempo, flashbacks, mezclas de realidad o ficción, lo que sea necesario con tal de introducirnos en la atormentada mente de su protagonista.

criticaEn realidad, nunca estuviste aqui2
Imagen de ‘En realidad nunca estuviste aquí’

Un protagonista que no es otro que Joaquin Phoenix, y que realiza una interpretación absolutamente increíble. Es él quien sostiene la película enteramente sobre sus hombros, con un personaje que nos recuerda a Robert de Niro en Taxi Driver. Con una imponente presencia física y un comportamiento casi animal, tras el que se esconden unos sentimientos muy humanos. Sin duda, merecidísimo reconocimiento el que se le otorgó en Cannes.

Es cierto que ‘En realidad, nunca estuviste aquí’ no gustará a todo el mundo. Su peculiar estilo y su extraña narración alejarán a todos aquellos espectadores que busquen una historia más tradicional. Los demás encontrarán una película diferente con un estilo muy propio. Lynne Ramsay junta de forma excepcional lo real y lo imaginario, presenciando la historia desde dentro del protagonista, y no al protagonista como parte de la historia.

3-5


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *