Crítica de ‘Plan de fuga’

“ Plan de fuga tiene una historia entretenida, que nos mantiene pegados  la butaca, pero la buena sensación inicial se acaba desinflando y el conjunto acaba decepcionando.”


Cuando se planea un robo los fallos no están permitidos. No puedes dejar nada a la suerte y todos los factores importan: las cámaras, las alarmas, la seguridad y sobre todo el plan de fuga. Porque lo difícil no es entrar, sino salir cuando la policía te espera al otro lado con pistolas, esposas y una orden de detención.

Plan de fuga nos presenta a  Victor (Alain Hernandez), que es contratado por la mafia rusa para llevar a cabo el robo de un banco, debido a su experiencia y conocimiento en abrir cámaras acorazadas. Por otra parte Luis Tosar será el policía encargado de pillar a este grupo criminal.

Plan de fuga
Y así es como se consiguen unas cejas tan hermosas

Esto va de bancos, de persecuciones, de policías, de ladrones. Pero sobre todo de personas. El título habla de una fuga, pero en verdad hay más de una. La fuga no solo del banco, sino la fuga de la propia vida y la salida del camino de autodestrucción al que están expuestos los protagonistas. La película da más peso a los personajes que a la propia acción, y nos introduce en las vidas de los protagonistas para que presenciemos su infelicidad y su frustración.

Una historia entretenida, que no se hace larga y  nos mantiene pegados a la butaca, aunque tras el desenlace todo cambia. La ambientación sucia y violenta y  las actuaciones, son las razones de esa buena sensación inicial que se acaba desinflando, y la decepción del conjunto se hace palpable al finalizar la película. El mayor problema es el guion fallido, con subtramas que no se explican, caminos demasiado complejos para ser veraces y relaciones que no se desarrollan.

plan de fuga
-El que roba a un ladrón tiene 100 años de perdón.

Las actuaciones sin embargo son dignas de mención. Alain Hernandez está espléndido como ese protagonista torturado, con actitud de tipo duro pero una fragilidad que le hará desmoronarse en varios momentos. Javier Gutierrez también muestra su calidad actoral, en el papel de yonki con ojos rojos y dientes amarillos. La aportación femenina queda en manos de Alba Garocha, con un papel secundario pero correcto. Tres personajes, tres historias, pero una única misión, huir de sus propias vidas.

Robar un banco no es tarea sencilla, y hacer una película tampoco. Tienes qué tener claro como vas a hacerlo y confiar en que ninguno de los componentes falle. Para tener éxito se necesita disciplina, talento, creatividad y un buen plan. Plan de fuga parecía que tenía la fórmula para lograrlo, pero tras abrir la caja fuerte y ver el interior, da la sensación de que nunca hubo un botín.

valoracion de dos y medio sobre cinco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *