Crítica de ‘Mesa 19’

“Lo único que ‘Mesa 19’ logra, es que sus escasos 86 minutos se nos hagan demasiado largos.”


‘Mesa 19’ nos cuenta la historia de un variopinto grupo de invitados a una boda que, ante la dificultad de encontrar una mesa en la que encajen, acaban reunidos en la última mesa de todas. Tras conocerse, se irán dando cuenta poco a poco de que han sido colocados juntos porque nadie quería realmente que estuvieran allí. Y pagarán su frustración aireando sus problemas con los anfitriones.

Se podría decir que la idea de la que parte el argumento no es del todo mala. Y en su comienzo, se intuye que ese extraño grupo de personajes quizás podría llegar a sacarnos alguna risa. Sin embargo, enseguida nos damos cuenta de hasta qué punto esa idea se agota antes de que la película haya si quiera despegado.

mesa 19 1
Reacción de felicidad natural

Tras la presentación inicial de los personajes, la trama comienza a perder su toque cómico. Los giros dramáticos se suceden uno tras otro con bastante poca coherencia, en un vano intento de alargar la historia. Y lo que se suponía que era una comedia, se olvida casi por completo de intentar incluir alguna broma.

El fallo en la parte cómica sería más perdonable si, al menos, la parte dramática estuviera bien llevada. Pero los personajes están tan mal desarrollados que en ningún momento empatizamos con ellos, ya que directamente ni los entendemos, ni nos importan. Esto nos deja totalmente indiferentes ante la tragedia. Y no por falta de intentos, pues los momentos en los que ‘Mesa 19’ busca la lágrima fácil son tan abundantes como escaso es su efecto.

mesa 19 2
Estar en una mesa con desconocidos es muy incómodo. Casi tanto como esta película

El reparto cuenta, entre otros, con Lisa Kudrow (Friends), Stephen Merchant (Life’s too short), Craig Robinson (The Office) o Tony Revolori (El gran hotel Budapest). Actores que tal vez no sean de primera línea, pero sin duda están más que cualificado para el humor. Ver representar un guion tan pobre a gente que nos ha dado tantas risas nos hace sentir pena por la ocasión desperdiciada.

‘Mesa 19’ contiene un total de 86 minutos que, pese a ser tan pocos, se nos hacen demasiado largos. No logra hacernos reír, ni tampoco hacernos llorar.  Lo único que consigue, es hacernos desear haber marcado la casilla de “No asistiré” en esta invitación de boda.

1-5

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *