Crítica de ‘Los vigilantes de la playa’

“En ‘Los vigilantes de la playa’ tenemos una película que logra encontrar, a cada minuto, nuevas formas de resultar ridícula.”


Hace casi 30 años ‘Los vigilantes de la playa’ triunfaba en las televisiones de todo el mundo; con una sorprendente mezcla de erotismo, acción, cámara lenta, erotismo, guiones absurdos y erotismo. Resulta obvio que una fórmula como aquella tendría mucho más difícil llegar a funcionar hoy en día. Sin embargo, parece ser que a algunos productores les ha parecido buena idea hacer, ahora, una película sobre aquella serie. A ver si la mezcla de la nostalgia noventera y el calor del verano ablandando nuestros cerebros, logra convertir el proyecto en un taquillazo.

crítica de los vigilantes de la playa 2
Adivina quién hizo trampa en las pruebas físicas

En este caso, el reparto de cuerpos para lucir al sol estará encabezado por Dwayne Johnsson, como capitán del equipo, y Zac Effron, como el novato rebelde que se toma a risa su labor. Las rencillas entre ambos serán tan evidentes como estúpidas sus consecuencias. Pero, finalmente, tendrán que dejar todo eso a un lado y unir fuerzas, para poder resolver un montón de casos que nada tienen que ver con la labor real de un socorrista.

Si hay algo que se le puede reconocer a esta nueva versión de ‘Los vigilantes de la playa’ es la honestidad. Con tan solo sus primeros 15 minutos de metraje, la película ya nos deja claro que aquí no hay nada que rascar. Chistes sobre gordos, absurdas demostraciones de músculo, culos a cámara híper lenta y varios minutos dedicados a un gag de un pene encajado en un tablón. Todo ello para dar comienzo a una película que, aun así, logra encontrar a cada minuto nuevas formas de resultar ridícula.

crítica de los vigilantes de la playa
Domingo de playita, solecito y tractores

Es cierto que hay varios momentos que logran sacarnos alguna sonrisa. Siendo, en su mayoría, aquellas ocasiones en las que la historia deja de tomarse en serio a sí misma, y se dedica a hacerse una auto parodia. Sin embargo, estos momentos suponen la excepción al tono general de la película. Y nos hacen preguntarnos qué podría haber sido de esta versión si hubiera apostado de lleno por reírse de sí misma.

La verdad es que dudo que nadie esperase demasiado de la nueva ‘Los vigilantes de la playa’. Ni el material original era bueno, ni lo que nos habían mostrado hasta ahora nos daba la más mínima esperanza.  Solo nos queda esperar hasta que la saga se ahogue, y confiar en que nadie intente volver a rescatarla.

2 claquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *