La Claqueta Metálica

Tu web de cine y series

Crítica de ‘La promesa’

“Una historia que necesitaba ser contada, pero que “La promesa” no ha sabido transmitir”


Hablar del “genocidio armenio” es hablar de un tema desconocido para la mayoría.  Entre 1915 y 1923 más de un millón y medio de civiles armenios fueron deportados y exterminados por el gobierno de los Jóvenes Turcos en el Imperio Otomano. Un crimen contra la humanidad que no debe ser olvidado, y el cine es un buen medio para rendir homenaje a las víctimas. Este mismo año nos llegó ‘Una historia de locos’, una recomendable película que trataba el tema desde una perspectiva original y concienciadora. Y parece que, de nuevo, el séptimo arte utiliza la denuncia social para traer del olvido esta catástrofe con ‘La promesa’.

la promesa 1
¿Periodista de los años 20 o “hipster” de ahora?

‘La promesa’ aparece con el propósito de contar esta historia desde el principio. Presentándonos a Michael (Oscar Isaac) un joven y prometedor estudiante de medicina de origen armenio que viaja a Turquía para continuar sus estudio. En este país conocerá a Ana (Charlotte Le Bon) y Chris (Christian Bale),con los que vivirán un viaje tortuoso y explorará el lado más deshumanizado y brutal del propio ser humano. Aunque el amor también tendrá lugar en esta odisea hacia la propia supervivencia.

La película tarda en arrancar. Dedica un tiempo innecesario a hacernos la presentación de cada personaje. Los cuales, por otra parte, no acabamos de creernoslos siendo tan idílicos que llegan a rozar lo irreal. Oscar Isaac se mete en la piel de un personaje plano y mal matizado. Christian Bale está desaprovechado y su inclusión en la película es innecesaria. Y la francesa Charlotte Le Bon tiene una presencia forzada con el objetivo de crear el triángulo amoroso en el que se basa a historia.

Tanto es así, que llega un punto en el que no sabemos si lo que importa es la historia o el triángulo amoroso que surge entre los tres. La trama consigue perderse entre relaciones afectivas que quedan mejor sobre guion que en pantalla, y  escenas de gran dureza que no consiguen sensibilizar tanto como deberían . Y para culminar,  se hace larga e incluso aburrida. 

la promesa
– Que ya son doce copas, DOCE.

Si bien estamos ante una película con una buena labor histórica, en cuanto a su labor cinéfila no estamos tan seguros. Buenos actores, una gran producción y un tema que viene bien recordar. Pero en la ecuación les faltó añadir alma, originalidad y riesgo. Es cierto que para los que quieran conocer la historia puede ser un buen remedio,  sin embargo, para los que simplemente quieren pasar un rato distraídos en el cine, sentirán que se trata de una promesa incumplida.

2 claquetas

 

 

 

DÉJANOS UN COMENTARIO A CONTINUACIÓN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *