Crítica de ‘La casa de la esperanza’

La casa de la esperanza logra guiarnos a través de una historia real en medio de una gran tragedia, donde los héroes son personas corrientes.”


Cuando las cosas se ponen más cruda y negras, y una sucesión de actos deplorables hacen que pierdas la fe en la humanidad; surgen almas bondadosas que son capaces de sacrificar su propia vida pora salvar incluso a totales desconocidos. Son esas personas las que ayudan a ver un atisbo de esperanza en un mundo desesperanzado.  Y así eran Jan y Antonina Zabinski, un matrimonio que puso su casa como refugio y su vida en juego para salvar a más de 300 judíos durante la 2ª Guerra Mundial.

La historia comienza en el zoo de Varsovia, en medio de la ocupación alemana de Polonia. Con la mayoría de animales muertos y los que no, cedidos a otro Zoo, el matrimonio decide usar lo que queda de su negocio para refugiar a un gran número de judíos escondiéndolos del ejército alemán. Con una granja de cerdos como señuelo, irán planeando estrategias para sacar de ese camino a la muerte a decenas de personas.

la casa de la esperanza
Como perder un dedo en un sencillo paso.

No es la primera vez que el cine nos cuenta una historia real de estas proporciones. Todos recordamos “La lista de Schindler”, donde un hombre de negocios acaudalado se arruina económicamente “comprando” a gran cantidad de judíos y evitando que los lleven a campos de concentración. Ambas historias tiene una relación evidente, pero la forma de transmitirla y llevarla al espectador es totalmente distinta.  En “La casa de la esperanza”, a diferencia de lo que ocurría con la película de Spielberg, no logra sensibilizar tanto como debería ni genera tensión en cuestiones que son de auténtica vida o muerte. E incluso se olvidan de las personas para poner en un plano principal a los animales. Pero saltando esos fallos a la hora de transmitir emociones, consigue engancha de principio a fin al tratarse de una narración ágil y sencilla.

Consigue “La lista de Schindler” en Amazon

“Jessica Chastain” es la protagonista indiscutible de la película. Con un gran derroche de talento nos presenta a una mujer amante de los animales, con una sensibilidad única y una sonrisa radiante. Estamos ante una actriz que no deja de sorprendernos y enamorarnos con cada uno de los papeles que interpreta. Hace poco la vimos en “El caso Sloane”, aún en cartelera, interpretando a una lobby fría y calculadora, en esta ocasión nos presenta a una mujer cálida y sensible. Y es que estamos ante una actriz de método, una de las grandes intérpretes del cine de hoy en día.

 

la casa de la esperanza 2
Pasos de cebra, literales.

Una buena ambientación e imagen acompañan el relato. Colores vivos e intensos en una producción donde los animales son parte del entorno. Elefantes, leones, llamas, burros, cerdos, conejos, cebras… Es difícil encontrar una escena en la que Chastain no tenga entre sus brazos uno de estos animales, con los que parece tener más afinidad que con las propias personas.

“La casa de la esperanza” no está a la altura de otras películas sobre el holocausto, pero tampoco pretende estarlo. Y de ahí  que su valor y su función sea que conozcamos a esos héroes anónimos que decidieron sacrificar su propia vida para salvar la de otros. Una película entretenida y bien contada, que nos guía a través de la tragedia con cierta esperanza. Dicen que conocer la historia sirve para no recaer en los errores del pasado y películas como  “La casa de la esperanza” ayudan a recordar aquello que nunca debió ocurrir.

3 claquetas

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *