La Claqueta Metálica

Tu web de cine y series

Crítica de ‘Ha nacido una estrella’ [A Star is Born]: Bardley Cooper deslumbra a Gaga

Ha nacido una estrella’ parte con todos los elementos convencionales de una historia de amor, pero se convierte en única cuando es la música la que une a Bradley y a Gaga en el escenario.


Bradley Cooper quiere dejar huella. Y para lograrlo ha apostado fuerte, versionando de nuevo ‘Ha nacido una estrella’ y contando además con una de las estrellas más potentes a nivel mundial como co-protagonista. Una diva de las alfombras rojas incapaz de pasar indiferente. Una estrella de los escenarios que igual acompaña sus canciones con una legión de bailarines que no consiguen hacerle sombra o se sienta al piano desplegando un vozarrón que inunda la sala en cuestión de segundos. Una auténtica estrella de la música con nombre propio, Lady Gaga.

Y es justamente Lady Gaga la que se pone en la piel de Ally en esta adaptación de ‘Ha nacido una estrella’, interpretando a una joven con una voz prodigiosa que no consigue que le abran ninguna puerta en el mundo de la música. Hasta que un día, el conocido cantante de country Jackson Maine (Bradley Cooper), la descubre y decide animar su carrera sacándola él mismo a los escenarios. Lo que comienza como una historia profesional acaba convirtiéndose una historia de amor, donde la subida de ella en las listas de éxitos marca la caída de él al oscuro y peligroso mundo de las drogas y el alcohol.

crítica de ha nacido una estrella de bradley cooper y lady gaga
Bradley Cooper y Lady Gaga en ‘Ha nacido una estrella’ [A Star is Born]

En ‘Ha nacido una estrella‘ estamos ante una típica historia de amor que parte con todos los elementos convencionales para brillar en los momentos en los que se convierte en única, principalmente cuando es la música la que une a Bradley y a Gaga en el escenario. Una historia sobre el talento, el sacrificio y el verdadero significado de querer a alguien, que se centra en los miedos y las inseguridades  de cada uno de ellos, para acabar sacando lo que realmente hace único a un artista, su verdad. Su primera parte musical nos deja un buen sabor de boca que ayuda a levantar el ánimo en la segunda, igual de especial, pero más dramática y trágica donde acaban desembocando todas las emociones sumergidas.

Es sorprendente que a pesar de contar con Lady Gaga, sea Bradley Cooper quién consiga deslumbrar hasta convertirse en la estrella indiscutible de la película. Y no solo como actor, donde el papel de artista alcohólico y acabado nos deja ver una faceta de él que aún no conocíamos y que nos encanta. Sino también porque le vemos dirigir con firmeza una película que encierra más detalles de lo que parecen a primera vista. Consigue introducirnos con la cámara en cada concierto, inundándonos con su música y enamorándonos de su sensibilidad. Logra trasmitir dulzura enganchando con los planos de miradas así como los gestos de amor y admiración que se despliegan dos personas que se fascinan mutuamente. Y también logra contagiar la amargura de esos demonios internos de Jackson que azotan con crudeza en el camino al éxito.

crítica de ha nacido una estrella de bradley cooper y lady gaga
Bradley Cooper y Lady Gaga en ‘Ha nacido una estrella’ [A Star is Born]

Lady Gaga se hace inmensa en la parte musical, regalando números que queremos reproducir en bucle. Ya sea cantando La vie en Rose en un bar cutre de carretera o desplegando su vozarrón con Shallow, un tema musical que seguramente tenga su estatuilla en los premios Oscar de este año. Cuando canta sale esa diva poderosa a la que nos tiene acostumbrados, mostrándose segura y confiada. No así en su actuación, donde le falta naturalidad y frescura, tan necesaria en los primeros momentos del personaje de Ally cuando es aún inocente e inexperta en un mundo que la viene grande, y que curiosamente Gaga conoce como nadie. Sin embargo, cuando comienza la transformación, infuenciada por las exigencias del mercado y las productoras, y vemos como su estilismo, ropa y pelo cambia, Gaga parece reeencontrase con ella misma, y al contrario de como debería sentirse Ally, parece que se mueve como pez en el agua. Así es precisamente como Ally y Gaga en vez de coordinarse se contradicen, y si bien no acaba desluciendo el conjunto, sí nos deja con la sesación de que podía haber brillado más.

A pesar de todo, ‘Ha nacido una estrella’ sigue siendo una memorable historia de amor imposible que se hace fuerte con su música. Sensible y delicada, capaz de apostar por los sentimientos en vez de las palabras y mostrando la verdad de un mundo en el que es fácil perderse. Una película donde conectar con su historia pero enamorarnos completamente de su música, hasta el punto de asegurar que finalmente ha nacido una estrella, y se llama Bradley Cooper.

3-5


DÉJANOS UN COMENTARIO A CONTINUACIÓN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *