La Claqueta Metálica

Tu web de cine y series

Crítica de ‘Glow’ [Serie de Netflix]

Glow consigue engancharte, y que cuando acabe la temporada, estés con ganas de volver a subir al ring


El negocio de la nostalgia sigue funcionando a todo volumen. Con la década de los 80 viviendo una segunda juventud, ha sido Netflix la que ha vuelto a echar la vista atrás, para rememorar uno de los espectáculos más extravagantes de la época: la lucha libre. En concreto la lucha libre femenina, que a los ridículos combates suma una descarada obsesión por “mostrar carne”. Este es el fundamento de ‘Glow’, y no parece muy prometedor.

Sin embargo, la serie solo necesita su primera escena para quitarse de en medio todos estos prejuicios que podíamos tener. Vemos a la protagonista, Ruth, haciendo una prueba de casting. Nada más terminar sus frases, agradece la oportunidad de interpretar un papel tan interesante, algo raro en una mujer. La directora de casting le comenta que ha leído la parte del hombre, que su personaje era el otro. Una secretaría cuyo dialogo se reduce a “su mujer está en la línea 2”.

crítica glow 1
Cuando ves a tus amigos discutir por Facebook

Hundida tras su fallido casting, y desesperada por conseguir trabajo, Ruth acabará realizando las pruebas para “Gourgeos Ladies of Wrestling”. Un espectáculo de lucha libre femenino que intenta crear el fracasado director de serie B Sam Sylvia. Los entrenamientos, la convivencia y los problemas no tardarán en comenzar. Y a través de ellos podremos conocer a este pintoresco pero entrañable grupo de mujeres.

Lo más destacable de ‘Glow’ es, sin duda, sus personajes. Comenzando por la genial Alison Brie; capaz de convertir en oro hasta la más estúpida línea de dialogo, que no son pocas. A ella se unirá un variado grupo de chicas para dar lugar a un elenco tan extravagante que resulta difícil no reírse. La mujer lobo, las abuelas camorristas o la terrorista pakistaní. Todo ello tan estúpido como efectivo.

crítica glow 2
Esta llave se llama “el caranchoa”

El mayor problema de la serie está en su previsibilidad. Muy pocas serán las ocasiones en las que el desarrollo de la trama logre pillarnos desprevenidos. Algo que resulta más fácil de sobrellevar al tratarse de una temporada de presentación, destinada a dar a conocer a los personajes y no tanto a sorprendernos.

Al final ‘Glow’ consigue engancharte. Y lo hace gracias a sus personajes, a los que resulta difícil no tener cierta simpatía. Los errores están ahí, no hay duda, pero al igual que en la lucha libre, hacemos la vista gorda para centrarnos en disfrutar del espectáculo. La temporada acaba de terminar, y nosotros ya tenemos ganas de volver a subir al ring.

 3-5

DÉJANOS UN COMENTARIO A CONTINUACIÓN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *