La Claqueta Metálica

Tu web de cine y series

Crítica de ‘Fireworks’: una película de traca

Fireworks es una orgía de mal gusto, colores pastel, voces chillonas y unicornios brillantes.

‘Del productor de Your name’. Esta es exactamente la frase  que podemos leer en el cartel de Fireworks, en un intento de los publicistas en atraer a la gente al cine. Sí, Your name fue una espléndida película emotiva y divertida a partes iguales, que mezclaba animación y ciencia ficción en un resultado tan tierno como entretenido. No, Fireworks para su desgracia, no conserva ninguna de las cualidades de su predecesora. Ambas de animación y ambas con toques fantásticos, pero compararlas, no solo deja a Fireworks en peor lugar,  sino que es injusto para Your Name por su símil tan desafortunado.

Puedes leer nuestra crítica de Your Name.

En Fireworks nos encontramos ante la historia de Norimichi, un adolescente que ve como su compañera Nazuna intenta fugarse de casa, solo para ser interrumpida por su madre en el último instante. Todo cambiará al descubrir Norimichi una misteriosa esfera que le permite volver atrás en el tiempo, con la que intentará cambiar los acontecimientos de aquel día para que todo salga tal y como ella quería.

critica de fireworks
Imagen de Fireworks

La película arranca con una excesiva dosis de humor infantil. Regalándonos varios momentos de vergüenza ajena, que alcanzan su máxima cota al enésimo chiste sobre los pechos de la profesora. Tras esto, la historia comienza a aprovechar su premisa más original, la de los viajes en el tiempo. Y nosotros, generosos, nos préstamos a olvidar la inmadurez inicial a condición de que nos ofrezcan algo interesante.

Desgraciadamente ‘Fireworks’ no logra sacar tanto partido a esta temática como hicieran en su día ‘Atrapado en el tiempo’ o ‘Al filo del mañana’ con premisas similares. Aquí, en lugar de aprovechar las repeticiones para provocar situaciones interesantes, nos encontramos con una historia simplona que resulta más y más aburrida cada vez que volvemos a verla.

critica de fireworks
Imagen de Fireworks

Pero entonces, y para nuestra sorpresa, la película logra jugar su peor carta. En un esfuerzo por abandonar la repetitividad y la monotonía, la historia nos lleva hasta una escena musical absolutamente indescriptible. Una orgía de mal gusto, colores pastel, voces chillonas y unicornios brillantes. Todo un premio para los espectadores que no hemos abandonado todavía la sala, y que ahora podemos deleitarnos al ver pulverizados todos los récords imaginables de cursilería.

Dicen que si no puedes destacar por arriba, al menos destaques por abajo. Y es innegable que, puestos a fracasar, ‘Fireworks’ ha logrado hacerlo por todo lo alto.  Quizás por eso, lo mejor que se puede decir de ella es que es una película que resulta difícil de olvidar. Aunque, por desgracia, no sea por las razones que más nos gustarían.

1-5


DÉJANOS UN COMENTARIO A CONTINUACIÓN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *