Crítica de ‘El fiel’, la apuesta de Bélgica a los Oscars

‘El fiel’ es la próxima apuesta de Bélgica para representar a los Oscars, una película neo-noire, de ambientación oscura con tintes sociales que usará el amor para conectar dos mundos en principio tan diferentes como incompatibles. Las duda la tenemos en si han elegido la cinta por su calidad, o por el nombre que tienen su director y actor principal en Hollywood, al entrar con ‘The Drop’ por la puerta grand, esta sí, una excelente y dura película.

Ella es piloto de rallies de clase media alta, él un ladrón de bancos criado en un reformatorio. La química entre ellos será palpable desde el primer momento, y cuando el amor llega ya no hay situación que logre separarles, al menos de forma figurada. Porque el destino les tendrá preparado un largo recorrido lleno de obstáculos.

crítica de el fiel

Una correcta primera parte que derrapa hasta salirse por completo de la carretera de cara al final. El principal problema es el guion, con giros que desafían a la casualidad  y comportamientos que chocan con cualquier lógica. Si bien la conexión y el amor se percibe desde el primer momento e incluso la forma de conocerse y enamorarse es creíble, no sucede así con la trama y el camino hacia el que nos lleva la historia. Demasiados dramas para una sola película, demasiadas casualidades en una sola historia.

Lo mejor de la película es la interpretación de Matthias Schoenaerts, al que ya hemos podido disfrutar en otras películas conocidas como ‘En óxido y hueso‘ o ‘Suite francesa’, así como en la ya mencionada ‘The Drop’. Desde el principio aprecias que interpreta a un impostor que no encaja en los grupos que se rodea, degustamos su carisma y percibimos su aire cautivador pero entregado a la misma vez. No podemos decir lo mismo de Adèle Exarchopoulos, que da la impresión de estar interpretando siempre el mismo papel y no cambia en nigún momento su dura expresión. Aún así la pareja funciona y la fidelidad, que da nombre a la película, queda bien retratada.

crítica de el fiel

El fiel puedo haber sido mucho más. Pudo haber aprovechado la química para profundizar más en la relación y no haber forzado los acontecimientos. Pero no consigue funcionar, y como un coche del que pierdes el control, acaba chocándose en su propio empeño de dramatizar la historia.

2 claquetas

Etiquetas:,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *