Crítica de ‘Dunkerque’ [libre de spoilers]

Dunkerque te devora desde el primer momento, y no te suelta hasta los créditos. Atrapándote en una atmósfera sobrecogedora, que te transporta de inmediato a esa playa.


Pocos directores hay con tanta relevancia en el panorama cinematográfico actual como Christopher Nolan. Aclamado por el público, que ha aupado muchas de sus películas (“El caballero oscuro”, “Origen” o “Interestellar”, entre otras) a los puestos más altos de páginas como IMDB. Y, sin embargo, contando con opiniones bastante divididas entre la crítica. Pero en cualquier caso, seas del grupo que seas, una cosa sí que está clara: cuando un nuevo proyecto suyo se anuncia, todos lo marcamos en el calendario.

Escucha nuestro podcast especial sobre Christopher Nolan

En el caso de ‘Dunkerque’ la expectación ha sido aún mayor, pues se trataba de un thriller bélico. Lo cual la aleja mucho del estilo al que el cineasta nos tenía acostumbrados en sus últimos trabajos. En ella se nos narrará de primera mano la historia de la operación Dinamo. En la que 400.000 soldados británicos soportaron los bombardeos nazis, mientras aguardaban a ser rescatados del infierno en que se había convertido aquella costa francesa.

crítica dunkerque 1
El primer “Manequin challenge” de la historia

La película es un auténtico espectáculo audiovisual que rebosa tensión e intensidad. Todo en ella, cada plano, cada sonido, y cada nota de su magnífica banda sonora, está perfectamente ideado para sumergimos por completo. ‘Dunkerque’ te devora desde el primer momento, y no te suelta hasta los créditos. Atrapándote en una atmósfera sobrecogedora, que te transporta de inmediato a esa playa.

Es entonces, una vez inmersos y con el sonido de las bombas retumbando en nuestro interior, cuando asistimos a un retrato de la guerra tan original como desgarrador. Con un enemigo prácticamente ausente, al que apenas vemos aparecer en escena, pero cuya presencia sentimos en todo momento. Y unos soldados a los que identificamos como verdaderos héroes. Porque en esta guerra no hay cobardes, solo víctimas.

crítica dunkerque 2
¿Es un pájaro?¿Es un avión?¡NO!… Espera… sí, es un avión

‘Dunkerque’ consigue conmovernos por completo, y lo hace, además, sin recurrir apenas a diálogos. Nolan logra componer un sinfín de emociones mediante su cámara. Construyendo escenas que, con apenas una mirada y un par de palabras, nos muestran la verdadera cara de la guerra mejor de lo que ningún libro de historia haya conseguido.

El resultado es la mejor película, hasta la fecha, en la carrera del director. Una obra que se convierte en toda una experiencia para sus espectadores. Las luces se encienden y nosotros volvemos a casa. Pero no podemos evitar sentir que una parte de nosotros se ha quedado, para siempre, en aquella fatídica playa de Dunkerque.

4-5


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *