Crítica de ‘Selfie’

“Con cámara en mano, “Selfie” se trata de un falso documental, rodado hábilmente, con escenas tan ridículas como divertidas.”


Si la semana pasada hablábamos de que la comedia española se había estancado en tópicos y chistes fáciles con el estreno de “Señor, dame paciencia”, esta semana viene “Selfie” para dejar claro que se puede hacer otros tipo de humor, y criticar la situación actual del país de forma mucho más ingeniosa y original. Y además, con pocos recursos.

“Selfie” nos presenta a Bosco, un hijo de político corrupto,  que ve como su vida  cambia drásticamente de un día para otro al embargarles la casa y encarcelar a su padre. Un joven, que a pesar de salir de golpe a un mundo para el que no está preparado, sabrá aprovecharse de aquello que esté en su mano por seguir adelante.

Selfie
-¿Ves eso que cae en cascada? Son tus impuestos.

El pilar principal en el que se sustenta la película no es otro que el propio Bosco. Un personaje bien construido por el que es imposible  no sentir lástima y desprecio al mismo tiempo. Una de esas personas a la que quieres abrazar y abofetear a la vez. Santiago Alverú nos trae a un niño bien, un pijo, que no ha salido de su mansión de tres plantas con piscina y jacuzzi y de repente verá que todo ese mundo que ha conocido se desvanece en segundos.Una interpretación realista y divertida, donde Bosco, cual náufrago por Madrid, tratará de arrimarse a la orilla, que a veces tiene el color azul y otras el morado, en busca de techo y comida.

Con cámara en mano, “Selfie” se trata de un falso documental, utilizando el formato hábilmente con cortes, cambios de plano y secuencia que llevan a situaciones tan ridículas como divertidas. Donde los propios protagonistas no paran de preguntar una y otra vez “¿Por qué me están grabando?” mientras miran directamente al objetivo.

Selfie
Adopta un pijo por solo 5000€ al mes

También tiene partes al más estilo Borat, donde aparecen políticos españoles que no son conscientes de lo que se esconde tras una inocente cámara (mejor no decimos de quienes se tratan, y así que la sorpresa y el desconcierto sea mayor).  Lo que le da a la película un toque de realismo, y por qué no, unas cuantas carcajadas.

Con PP y Podemos de fondo, vamos viendo la realidad de un sistema político poco eficiente que nos llena de inseguridades e incertidumbre hacia el futuro. Y ahí esta “Selfie”, para traernos de forma divertida los problemas a los que nos enfrentamos diariamente. Aunque por lo que hemos visto en este país, en una situación real, Bosco no mendigaría por comida, sino que tendría un alto cargo en una empresa pública.

3-5

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *