LA CLAQUETA METÁLICA

Tu web de cine y series

Crítica de ‘NOCHE DE BODAS’ (Ready or Not): Sí quiero

| por
3.5

Título: Noche de Bodas | Título original: Ready or not| Duración: 95 | Año: 2019 | Estreno: 11/10/2019 | País: Estados Unidos| Director: Tyler Gillett, Matt Bettinelli-Olpin | Guion: Guy Busick, Ryan Murphy | Reparto: Samara Weaving, Andie MacDowell, Mark O’Brien, Adam Brody, Henry Czerny, Nicky Guadagni, Melanie Scrofano, Kristian Bruun, Elyse Levesque, John Ralston


‘Noche de Bodas’ (Ready or not) es un ‘Sí quiero’. Un slasher divertido y sangriento donde la ‘final girl’ va de blanco y los asesinos son la familia política (vamos, la típica boda). Una mezcla de terror y comedia que funciona como un tiro, sobre todo porque sabe cómo mantenernos enganchados de principio a fin, aunque no haya tarta al final de la fiesta.

Cuando Grace (Samara Weaving) se casa con Alex Le Lomas (Mark O’Brien) no tiene ni idea del macabro entretenimiento al que tendrá que jugar si quiere ser aceptada por su nueva familia.  Así es como en medio de una mansión de lujo que a penas conoce deberá convertirse en la campeona mundial de escondite, jugando no solo para ganar sino para sobrevivir una noche más.

La película a primera vista puede ser bastante convencional, pero logra diferenciarse lo suficiente para marcar su propio estilo. Aquí los asesinos no son locos sedientos de sangre, sino ambiciosos multimillonarios que no quieren perder su abono en el Club de campo. Y la novia, en apariencia fina y delicada, se convierte en una chica del Bronx que no está para juegos y tonterías.

Samara Weaving en ‘Noche de Bodas’ (Ready or Not)

Samara Weaving (The Babysitter, Tres anuncios en las afueras) está estupenda, sobre todo desde el momento que hace lo que toda mujer acostumbramos en una boda, tirar los tacones al rincón para ponernos unas converse. Lo que pasa que mientras que nosotras acabamos bailamos la conga embriagadas de alcohol (jamás reconoceré esto en público) ella tiene el inconveniente de correr por su vida. Pero con el vestido destrozado, teñido de rojo sangre y con el rímel emulando al Joker, ella sigue siendo una protagonista de lujo.

El resto de secundarios parecen sacados directamente del tablero del Cluedo. Solo que en esta ocasión Mrs. Amapola ha elegido el hacha y un peinado nada favorecedor para intentar ganar la partida.

Así es como en ‘Noche de Bodas’ (Ready or not) en vez de vivir una velada llena de pasión con champán y rosas, terminamos disfrutando de una brutal cacería donde el inocente cervatillo tendrá que convertirse en un depredador sagaz.  Una cosa más para abriros el apetito, el final es la bomba. ¡A comer perdices!