Crítica de “Crudo”

“En Crudo, no se busca el morbo ni la perversión, sino usar el canibalismo como metáfora para lograr impactar más en el espectador.”


Nos habían prometido una película de desmayos, no apta para personas sensibles, perturbado e inquietante, pero Crudo es mucho más que todo eso. Es una historia de autodescubrimiento y transformación, una dura entrada a la madurez y todas sus consecuencias. También trata el papel de la mujer en la sociedad, y lo difícil que puede ser cumplir las exigencias de los demás cuando ni siquiera entiendes quién eres.  Y además hay caníbales.

Justine (Garance Marillier), es una joven que comienza la universidad alejándose de la sobreprotección de sus padres . Criada en una familia vegana, el descubrimiento de la carne será su perdición. La protagonista de la película, pasa del desconocimiento a la exposición de los placeres de la vida en un tiempo tan reducido que no es capaz de sobreponerse a ellos. Llevándola hacia una autodestrucción incapaz de controlar.

crudo2
Cuando vuelves a casa de fiesta.

El paso a la vida adulta es un reto en una sociedad que te suelta al mundo sin preparar ante los peligros. La prohibición supera a la información, donde domina el “no lo hagas” frente al “por qué no deberías hacerlo“. No fumes, no tomes drogas, no bebas, no te subas al coche de un desconocido. Pero donde queda el “por qué”, la educación, la explicación y la información.

El canibalismo es la excusa que utiliza la directora para impactar en mayor medida. Pero su trabajo está lleno de aciertos, que van desde la iluminación, a la fotografía, la narración o la música. Escenas novedosas e inquietantes, que ayudan a contar la historia y te introducen en  la transformación de la protagonista entendiendo en cada momento qué quiere transmitir con las escenas. Consigue que veamos de forma natural algo tan atípico,  y hace de la violencia una necesidad.

crudo1
Amor de hermanas.

Aunque hemos quitado importancia a las partes más gore para dárselas al mensaje. Tiene algunas escenas no aptas para todo tipo e público. Pero no busca el morbo, ni la perversión sino usar el canibalismo como metáfora para lograr impactar más en el espectador.

Julia Ducournau es otro de esos nombres que merece la pena recordad. Si en su ópera prima nos ha traído una obra tan única, original e interesante. No sería descabellado pensar que estamos ante una gran promesa francesa, con una imaginación capaz de hacer que disfrutemos con las escenas más crudas.

puntuación de 4 sobre 5

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *