Crítica de ‘Custodia compartida’

Custodia compartida es una historia aterradora por lo dolorosamente creíble y cercano de su desarrollo.”

Una pareja se separa, y toca decidir quién se quedará con la custodia de los hijos. Ciertos indicios apuntan a posibles malos tratos por parte del marido y, además, hay una carta del hijo pequeño pidiendo no volver a ver a su padre. Sin embargo, la juez considera que no hay pruebas suficientes para impedirle verlos, por lo que decide permitirle la custodia los fines de semana. Así comienza ‘Custodia compartida’, una impactante historia sobre la violencia doméstica.

Xavier Legrand se estrena en el mundo del cine dirigiendo y escribiendo esta película. El resultado no podría haber sido mejor: premio a la mejor ópera prima y mejor director en Venecia, y premio del público en el festival de San Sebastián. Merecidísimos galardones para un hombre que ha conseguido plasmar, como pocas veces se ha visto, el terror de una situación que, por desgracia, resulta siendo demasiado común hoy en día.

critica custodia compartida 1
Imagen de ‘Custodia compartida’

‘Custodia compartida’ es una historia aterradora, por lo dolorosamente creíble de su desarrollo. Un relato natural y cercano que va construyendo tensión poco a poco, mediante acontecimientos cotidianos que van creciendo en fuerza. Nada de lo que ocurre nos sorprende, pero no por ello resulta menos impactante. Al contrario, la sensación de ver acercarse algo inevitable es absolutamente escalofriante.

Las interpretaciones están a la altura de la historia: creíbles y cercanas. Con mención especial al marido, Denis Ménochet, con un personaje tan complejo como deleznable. Su mirada gélida y su presencia imponente consiguen convertir su papel en algo aterrador incluso cuando intenta resultar amable. Convirtiéndole en el villano perfecto para esta película.

critica custodia compartida 2
Imagen de ‘Custodia compartida’

Pero lo que verdaderamente nos hace sentir el terror es la empatía que sentimos con la familia. El director logra que nos identifiquemos completamente con cada uno de los miembros, y que nos pongamos en su lugar en cada escena. Un trabajo impecable que eleva la cinta por encima de lo que el cine suele hacernos sentir normalmente.

No hay duda de que la violencia doméstica es un gran problema en nuestra sociedad. Pero, en ocasiones, estas víctimas acaban convertidas en poco más que una cifra en el telediario. ‘Custodia compartida’ pone cara, cuerpo y voz a todas esas personas. Una historia dura, difícil de ver y que nos deja con un nudo en el estómago imposible de deshacer. Una película que nadie debería perderse.

4 claquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *