La Claqueta Metálica

Tu web de cine y series

Crítica de ‘Cuando dejes de quererme’, buen thriller policial con Flor Torrente y Miki Esparbé

‘Cuando dejes de quererme’ es un ejemplo de cine comercial y entretenido que no abusa de lo previsible y arriesga con algo nuevo.

Tras dos thriller policiacos mal dirigidos, con guiones vagos y montajes caóticos, como fueron ‘La niebla y la doncella‘ y ‘El guardián invisible‘, necesitábamos una nueva película que impulsara este género en nuestro país. Una apuesta acertada que nos sumergiera en el caso y nos guiara a través del misterio con naturalidad y soltura, sin forzar situaciones ni diálogos.  ‘Cuando dejes de quererme‘ ha llegado en el momento preciso para ocupar ese lugar que tanto ansiábamos.

Tras conocer que su padre murió hace treinta años y que fue asesinado, en vez de haberla abandonado como ha estado pensando toda su vida, Laura (Flor Torrente)  decide volver a su pueblo natal en España para enterrarlo y de paso investigar qué hay detrás de su asesinato. Pero una vez allí descubre que los secretos y mentiras están ensombreciendo un caso que todos prefieren mantener oculto.

 crítica cuando dejes de querereme
Flor Torrente y Eduardo Blanco en ‘Cuando dejes de quererme’

La investigación nos lleva 30 años atrás y nos sumerge en los tiempos oscuros del franquismo. Tiempos regidos por el odio y el miedo, donde abusar del poder estaba a la orden del día. Una época en la que las envidias y los asuntos triviales se convertían en dardos mortales y enemistades que costaban la vida.

Una película policíaca donde afortunadamente la policía está en un tercer plano, y los verdaderos damnificados se convierten en  investigadores, dando un mayor peso emocional a una búsqueda donde los sentimientos están por encima de la ley. Una hija que ha sentido el abandono en sus carnes y que quiere conocer la verdad, sus raíces y a su padre. Un padrastro que  guiado por el amor a esa niña  la acompañará al fin del mundo. Y un joven que sentirá una extraña familiaridad con dos extraños a los que acaba de conocer.

 crítica cuando dejes de querereme
Miki Esparbé y Eduardo blanco en ‘Cuando dejes dequererme’

Tres investigadores fuera de lo común guiados por algo más importante que el orden y el deber, impulsados por el amor. Y es que al fin de cuentas es el amor  lo que está detrás de cada ramificación de esta historia. Amor a una esposa, a una joven a la que quieres como a tu hija, a un hermano, a una sobrina o posibles amores que se cruzan en el camino. Pero si además dotas a la historia con una atmósfera oscura capaz de sumergirnos en su paisaje y población, consigues que el aura de misterio envuelva a cada personaje.

‘Cuando dejes de quererme’ nos ha presentado no solo a una actriz prometedora como es Flor Torrent, sino también a un debutante director Igor Lagarreta, capaz de engancharnos desde el principio y acompañarnos en la tragedia con pequeños toques de humor. Un ejemplo de cine comercial y entretenido que no abusa de lo previsible y se arriesga con algo nuevo.

3-5


DÉJANOS UN COMENTARIO A CONTINUACIÓN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *