La Claqueta Metálica

Tu web de cine y series

Crítica de ‘Amityville’, la hermana fea de películas de casas encantadas

El 14 de noviembre de 1974, el hijo mayor de la familia Defeo, asesinó a toda su familia mientras dormían plácidamente en el 112 de Amityville. Seis asesinatos en los que el culpable aseguró haberse visto influido por una fuerza sobrenatural que los incitó a matarlos. Al año siguiente la familia Lutz alquiló la casa, pero los fenómenos paranormales que vivieron allí les hicieron abandonarla a los 28 días, comenzando la macabra leyenda sobre la casa que aún hoy sigue presente.

Una historia así no pasa desapercibida para los medios y la televisión, y menos para el cine, que consiguió estirar la saga de Amityville hasta en cuatro coasiones en los años ochenta. Pero este 2017 han decidido volver a sacar la historia a la luz con una nueva historia inspirada en el caso de la familia Defeo, y sobre todo, con el mismo escenario que en 1974 se convirtió en la casa de los horrores.

Bella Thorne en ‘Amityville’

En este caso Belle y su familia, compuesta por la madre, sus dos hijas y un hijo en estado vegetal, deciden irse a vivir a Amityville cuarenta años después del asesinato de los Defeo, para poder solventar los gastos del tratamiento del hijo. Pero una vez asentados, la extraña y repentina  recuperación de joven se ve acompañada de fenómenos paranormales que les llevan a pensar que esa mejoría tiene más que ver con una extraña fuerza maligna que por los avances médicos.

Estamos ante una película diseñada para asustar cuatro o cinco veces e incitar a los gritos en momentos diseñados. El guion es flojo y la dirección no mejora una historia que cumple a regañadientes y no trasciende en absoluto, con efectos hechos por ordenador y personajes de relleno. Aunque sí que es cierto que se aprovecha de los hechos reales para meter imágenes y noticias de hace cuarenta años, así como las primeras películas de Amityville.

amityville 2
El que estaba en estado vegetal era el guionista

El reparto, escaso, pero lleno de caras conocidas está liderado por Bella Thorne, que vuelve a su papel de adolescente de instituto en el que parece encasillada desde el principio de su carrera. Cameron Monaghan, conocido por interpretar a Liam en Shameless, sí consigue dar el mal augurio con su excesivo maquillaje y el extraño  movimiento de ojos. Por otra parte  Jennifer Jason Leigh (Los odiosos ocho, Atypical)  está totalmente desaprovechada en un papel que podría haber hecho cualquiera.

El caso Amytiville nunca se olvidará, pero esta película pasará al olvido en una semana. Y es que utilizar un nombre conocido para hacer algo que ya hemos visto miles de veces no sirve si tanto la dirección como el guion son tan fácilmente superables. Lo positivo de esta película es ver como las viejas leyendas vuelven a resurgir a la espera de que verdaderos maestros del terror como James Wan (Expediente Warren I y II) hagan a los más  escépticos blancos fáciles a los que asustar con historias reales como fuentes de inspiración.

2 claquetas


DÉJANOS UN COMENTARIO A CONTINUACIÓN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *