LA CLAQUETA METÁLICA

Tu web de cine y series

Análisis ‘YEARS AND YEARS’ de HBO: Explicación del final con spoilers

| por


Cuando parecía que Black Mirror nos había abandonado en la última temporada, ha llegado una nueva serie inglesa a hacerle el relevo. ‘Years and years’ cuenta en únicamente seis capítulos cómo nuestro sistema socio económico y político es mucha más endeble de lo que pensamos a través de una distopía con tintes reales donde la burbuja de bienestar en la que vivimos se viene abajo de un día a otro. Un futuro oscuro y terriblemente cercano que nos hace replantearnos qué nos depararán los próximos años.

La serie comienza en la actualidad, en 2019, para que contemplemos que lo que expone es más real y cierto de lo que nos gustaría pensar. Además cuenta la historia de una familia, el pilar básico de nuestra sociedad y el que más duele destruir. Una asociación donde prima el amor aunque también el rencor, los celos y la decepción. Y ese continuo flujo de sentimientos se experimenta entre los protagonistas de Years and Years, a veces aliados y otras adversarios, pero con una conexión que les une irremediablemente.

VIVIENNE ROOK, LA CARA VISIBLE DE UN SISTEMA PODRIDO

¿Quién iba a imaginar que Trump sería presidente de Estados Unidos? Lo que comenzó como una broma de mal gusto acabó siendo una realidad que nos pilló por sorpresa. Un líder tan poco apto para el puesto como peligroso por el poder que ostenta. Por esa misma razón la serie comienza con él destruyendo los cimientos de Occidente al ordenar un ataque nuclear a Hong Sha Dao (una base militar china ficticia).

A partir de ahí la inestabilidad se hace patente. Los bancos quiebran,  la gente pierde sus casas, los trabajos se vuelven precarios, la libertades personales se reducen y hay que aprender a sobrevivir y sobreponerse a la adversidad. Y en medio del descontento general surge Vivienne Rook (Emma Thompson) y su partido de las cuatro estrellas que crecerá como la espuma a medida que el sistema se venga abajo y el descontento general crezca.

Emma Thompson como Vivienne Rook en ‘Years and Years’

Vivienne Rook se coloca en el punto de mira esperando su turno para subir a la cima. Observamos como a lo largo de los años lo que comienza como una simple gracia acaba siendo una auténtica pesadilla. ¿No fue eso mismo lo que ocurrió con Trump? ¿No es volver a tropezar con la misma piedra?

Y lo más curioso es que Vivienne solo es un peón en un entramado mucho más grande que no llegamos a conocer. Es la cara visible de de un sistema podrido que se aprovecha de los más débiles para beneficiar a unos pocos. Un sistema que pretende tener controlada a la gente por miedo a que se rebele y cambie las cosas, manipulando, engañando e incluso ejecutando.

LA CULPA LA TENÉIS VOSOTROS

«¿Podéis resistiros a una camiseta de un euro? Una camiseta que como mucho os pondréis en invierno debajo de la ropa. La culpa la tenéis vosotros.» Así de tajante se muestra la abuela de ‘Years and Years’ echándonos la culpa a nosotros como sociedad por haber contribuido a que el mundo sea tal y como es. O tal y como llegará a ser. Porque aún sabiendo que hay responsables a mayor escala, todos hemos preferido apartar la mirada y formar parte de un sistema injusto y poco igualitario mientras eso nos creara una falsa sensación de seguridad y bienestar.

Por eso la serie habla de personas corrientes con vida parecidas a las nuestras. Para que tomemos conciencia y asumamos responsabilidades, haciendo que nuestra estancia en este mundo mejore de alguna forma la de los demás y dejando nuestro propio granito de arena en la construcción  de un futuro mejor.

Para eso primero debemos entender qué estamos haciendo mal y cómo solucionarlo, sin excusas, sin echar balones fuera y siendo responsables de nuestros actos. Porque, ¿de verdad necesitamos esa camiseta de un euro sabiendo el precio que pagan otros por ella?

DOS FINALES ESTREMECEDORES

Hay dos finales de capítulo brutales en ‘Years and Years’ que nos dejaron una sensación de vacío y desesperanza total. El primero es el final del episodio 4 cuando Danny muere ahogado en el océano tratando de ayudar a Viktor. Un final que no esperábamos en absoluto y que nos dejó helados al descubrir el cuerpo sin vida de Danny aparecer en la arena. ¿Qué hicimos entonces? Nos lanzamos a escribir en twitter lo devastados que estábamos tras ver el capítulo. Lo que en verdad demuestra la falsedad de nuestra sociedad, capaces de llorar la muerte de un personaje ficticio pero a la vez sin mostrando empatía cuando eso mismo ocurre cada día en el Mediterráneo (permitidme la generalización).

Danny y Stephen en el final del capítulo 4 y 5 de ‘Years and Years’

El otro final al que hacíamos referencia es el que cierra el capítulo 5. Cuando Stephen (Rory Kinnear) envía a Viktor (Maxim Baldry) al campo de concentración. De nuevo tenemos a un hombre que culpa a los demás en vez de responsabilizarse de sus actos. Quiere vengarse de Viktor por la muerte de su hermano cuando él mismo contribuyó a crear un sistema que ha llevado a esta situación. Por cierto, brillante la escena en la que vemos el reflejo de Stephen en el portátil y percibimos cómo su cara cambia hasta mostrar una amplia sonrisa, dejando en evidencia que el mal se nutre del dolor y puede transformar a las personas en monstruos.

SOMOS AMOR

No es hasta el último episodio de ‘Years and years’ cuando descubrimos que lo que estamos viendo son en verdad los últimos momentos de vida de Edith (Jessica Hynes) y sus recuerdos de los últimos quince años. La radiación que absorbió acabó pasándole factura, pero en el momento de su muerte la tecnología le permite tener una segunda oportunidad. Una tecnología aún experimental que consiste en imprimir su conciencia y trasladarla en forma de datos a la nube, para que así aunque su cuerpo muera, su esencia permanezca para siempre.

Final de ‘years and years’

Además, este último capítulo rompe con la narración que nos habían presentado en los cinco anteriores. Hasta ahora los personajes habían sido víctimas de la caída del sistema, pero de repente toman partido en la revolución y se convierten en protagonistas del cambio. En parte gracias al discurso de la abuela. Así es como Edith logra infiltrarse en un campo de concentración y grabar lo que está sucediendo gracias a la ayuda de su sobrina, Stephen y su mujer consiguen  inculpar a sus jefes y compañeros de trabajo de las prácticas inhumanas de la empresa, incluso la hermana pequeña arrasa la verja que separa los distritos en la ciudad con su furgoneta de comida rápida.

De esta manera el final de ‘Years and years‘ toma un camino mucho más optimista que el que nos había pintado hasta entonces, mostrando que aún hay futuro mientras estemos dispuestos a luchar por él. Y que frente a la avaricia, el dinero y el poder siempre quedará un refugio de esperanza en el amor. Un amor que debe ser la energía que nos impulse a hacer cada día del mundo un lugar mejor.