Análisis de ‘El tercer asesinato’ [Explicación del final con spoilers]

En ‘El tercer asesinato’ nos encontramos ante un peculiar thriller judicial. La historia de un asesino confeso que, poco después de ser detenido, se retracta de su confesión. Provocando todo un mar de dudas tanto en los demás personajes como en los propios espectadores. Dudas que su director, Hirokazu Koreeda, aprovechará para jugar con nuestra percepción y hacer que reflexionemos sobre las distintas caras de la verdad. Al final, las dudas se disiparan lo suficiente como para que descubramos que el asesino, Misumi, mató para proteger de los abusos a una niña. Y confesó el crimen para evitarle problemas a la pequeña.

Sin embargo, está claro que no nos encontramos ante un clásico thriller judicial, sino ante uno en el que el aspecto legal resulta prácticamente irrelevante. La culpabilidad está clara y el caso acabará señalándole como tal. Por lo que la verdadera importancia de la historia radicará en intentar comprender qué ocurrió realmente y cuáles fueron los auténticos motivos que llevaron al asesino a actuar como lo hizo.

Hay una fábula, contada durante la película, que explica una de las ideas principales de ‘El tercer asesinato’. Se trata de la historia de un grupo de ciegos que se encuentran con un elefante, y deciden tocarlo para intentar adivinar cómo es. Esto termina con el grupo discutiendo sobre el aspecto del animal, dado que al tocar uno la oreja, otro la trompa y otro una pata, cada uno tenía una idea completamente diferente sobre el elefante. Koreeda juega con esta idea a lo largo de toda la historia, haciendo que tengamos que unir las piezas para descubrir cuál es la verdad sobre el caso. Cada personaje, igual que cada ciego, tendra una idea diferente, pues solo conoce una parte de la historia. Todos creerán tener la razón, pero ninguno tendrá la visión adecuada del conjunto.

analisis el tercer asesinato
Imagen de ‘el tercer asesinato’
El abogado, Shigemori

El personaje interpretado por Masaharu Fukuyama será el único en toda la película que se molestará en conocer todos los aspectos que rodean al asesino, Misumi. La investigación sobre el caso cambiará, no solo su opinión sobre él, sino también su forma de ser.

En un primer momento nos encontramos ante un abogado sin escrúpulos. Un hombre al que solo le preocupa realizar bien su trabajo, pero no le importa lo más mínimo su cliente ni la moralidad del caso. La verdad no es lo que ocurrió, sino aquello de lo que puede convencer al jurado. Y todo lo demás carece de importancia siempre y cuando termine ganando.

Un enorme contraste con respecto a lo que nos encontramos en el final de la película, cuando permite el cambio de testimonio de su cliente pese a saber que eso solo le hará perder el caso. En ese momento, él es consciente de lo que ha ocurrido, sabe que Misumi solo intenta proteger a la niña de lo que sufrirá al prestar testimonio. Shigemori empatizará con él, en parte gracias a lo que siente por su propia hija, y permitirá a su cliente hacer lo que quiere. Algo impensable para el personaje tal y como era al comienzo de ‘El tercer asesinato’, y que nos muestra lo mucho que ha evolucionado.

analisis el tercer asesinato 2
Imagen de ‘El tercer asesinato’
El asesino, Misumi

Pero entonces, ¿quién es realmente Misumi? La respuesta variará en función de a quién le preguntes, pues cada uno solo conoce una parte de él. Para la niña, él es un buen hombre, capaz de hacer cualquier cosa para proteger a una víctima de abusos como ella. Para los otros abogados, es un criminal loco, que decide cambiar su confesión por el miedo a morir. Para el padre de Shigemori, el juez que fue benevolente con el asesino tras su primer crimen hace años, él es una mala persona que disfruta haciendo el mal. Una creencia que nace del rencor de ver cómo, después ser clemente con él, volvió a reincidir años después.

La realidad es que Misumi es un hombre perturbado, pero con un fuerte sentido de la justicia. Que decide convertirse, a la vez, en el juez y el verdugo de aquellos a los que considera malas personas. Por eso escribe esa carta al padre de Shigemori, el juez que le juzgó, diciéndole lo mucho que le envidiaba. Porque, a diferencia de Misumi, el juez podía juzgar y castigar a criminales sin sufrir ninguna consecuencia por ello.

La única persona capaz de ver esto es su abogado, Shigemori, por ser el único con una visión de conjunto. Sin embargo, pese a ser el personaje que más se acerca a conocer toda la verdad sobre Misumi, sigue albergando varias dudas al respecto. Demostrando que podemos acercarnos mucho a la verdad de algo, pero casi nunca alzancarla de forma absoluta.

analisis el tercer asesinato 3
Imagen de ‘El tercer asesinato’
Conocer la verdad

Koreeda cierra así una profunda reflexión sobre los juicios de valor, usando un auténtico juicio como analogía. Todas las personas creían conocer la verdad. Estaban seguros de que su visión era la correcta, y se cerraban en banda ante cualquier otra posible interpretación. Eso mismo hacemos nosotros en muchas ocasiones, al formarnos rápidamente una opinión sobre algo, sin darnos tiempo a conocerlo profundamente.

El abogado logró abrir su mente y cambiar su opinión sobre los hechos a medida que los iba conociendo. Sin embargo, Misumi pierde el juicio pese a todo, al contrario que en otros thrillers policiales en los que la evolución del personaje termina provocando que gane el caso al final. En ‘El tercer asesinato’, Shigemori, el abogadoes el único beneficiado de su evolución durante la trama. Una hermosa forma de reflejar que cambiar nuestra forma de pensar es algo que debemos hacer, no por los demás, sino por nosotros mismos.

analisis el tercer asesinato 4
Imagen de ‘El tercer asesinato’
DÉJANOS UN COMENTARIO A CONTINUACIÓN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *