La Claqueta Metálica

Tu web de cine y series

Análisis de La Forma del Agua [Explicación del final con spoilers]

análisis de la forma del agua (explicación del final con spoilers)


No todo los cuentos están ya contados. Y sino que se lo digan a Guillermo del Toro, que ha conseguido traernos una historia convencional y dar un giro en cada componente más típico para hacerlo único. Con una princesa muda de mediana edad , un príncipe con escamas  y un monstruo de ojos azules que conduce un Cadillac metalizado, ‘La forma del agua’  envuelve en una trama a priori sencilla,  una reivindicación potente y compleja con la que ha conseguido hasta 13 nominaciones a Los Oscars.

Si nos limitáramos a hablar de su sinopsis, resumiríamos la película como la historia de una princesa sin voz que se enamora de un hombre anfibio, liberándolo de las garras del gobierno americano, para huir juntos a las profundidades del mar. Pero lo que  la convierte en una película tan especial, a parte del apartado visual , son esos pequeños detalles que la hacen realmente única:

LA PRINCESA NO NECESITA UN PRÍNCIPE, LO ENCUENTRA

Elisa no necesita un hombre para ser feliz. Cada mañana satisface sus necesidades más íntimas en la bañera, y por la tarde su vecino y amigo es la compañía perfecta con la que compartir su tiempo libre. Está satisfecha en su trabajo y a pesar de no ser la vida soñada, consigue ser feliz con lo poco que posee.  Eso no implica que cuando conozca al anfibio y conecte profundamente con él, el amor le haga más feliz y plena. Porque al final eso es el amor, no una necesidad, sino un complemento de la vida.  Una razón más para que nuestro día a día merezca la pena.

EL GRAN MONSTRUO AMERICANO

Guillermo del Toro ha conseguido que el gran héroe americano, un trabajador del gobierno patriota y con una familia tan perfecta que parece sacada de un anuncio de televisión, sea el villano de la historia. Un hombre ambicioso y cruel, capaz de torturar a una criatura fascinante por el simple hecho de creerse con el poder de hacerlo. O incluso de acosar a la chica de la limpieza cuando así lo desea. Cruel, arrogante, manipulador y despiadado. En definitiva, un monstruo en toda regla.

análisis de la forma del agua (explicación del final con spoilers)
Michael Shannon como el gran monstruo americano
EL PRÍNCIPE NOS SALIÓ RANA

Si Elisa no el la típica princesa de gran belleza y hermosos cabellos, el príncipe es aún más atípico. Hablamos de una criatura que ni siquiera es humana. Con el cuerpo lleno de escamas y aletas como manos. Y aún así consigue conectar con él más que con la mayoría de personas que ha conocido. Se siente identificada con la extraña criatura, hasta el punto de enamorarse, liberarlo y mantenerlo escondido en su bañera, a pesar del peligro que eso la puede conllevar.

PUES SÍ, HAY SEXO

En una América puritana, donde un semidesnudo en un anuncio de televisión puede ser censurado en las cadenas públicas, ‘La forma del agua’ nos saca no solo el desnudo de Sally Hawking, sino que es capaz de mostrar escenas sexuales, de tremenda belleza, entre Elisa y el anfibio. Porque sí, hay sexo. El amor se consolida en la bañera, con el agua recorriendo cada parte de sus cuerpos. Además, para que no quepa ninguna duda,  Elisa, en una escena picarona y con encanto,  no duda en contar con gestos a su compañera de trabajo, cómo el aparato reproductor de la extraña criatura se hace camino en una zona a priori despejada.

análisis de la forma del agua (explicación del final con spoilers)
Una de las escenas sexuales en ‘La forma del agua’
EL PODER DE LAS MINORÍAS

La forma del agua consigue dar voz a un gay y una mujer negra, en un mundo en el que los amantes de la historia no pueden decir ni una palabra. Dos minorías que en los años cincuenta eran repudiadas y perseguidas, se alzan como las estrellas en medio de la acción, ayudando a la criatura del Amazonas y su amiga a escapar de las manos del gobierno y del temible comandante. Además también convierte al ruso en un personaje clave y valiente, que arriesga su propia vida para ayudar al presi. Un ruso, un gay y una mujer negra son los verdaderos héroes de esta aventura; todo un regalo en la era Trump.

UN FINAL PASADO POR AGUA

Y qué decir de el final, donde nos damos de bruces de nuevo con la realidad, para curiosamente darnos cuenta de que estamos en todo momento dentro de un cuento. Ese último momento de Elisa sumergiéndose en el agua a espensas de la muerte, y el beso de amor haciéndola resurgir como una criatura fantástica. Abriéndose sus heridas para dejar paso al aire que la devuelve a la vida. Y una voz en off nos despidiéndonos de  una fantástica historia , mientras la cámara se aleja de esos extraños amantes que logran crear una única forma en medio el gua.

Final de La forma del agua
Final de La forma del agua

No te pierdas nuestra crítica de La Forma del Agua en el enlace

También podéis escuchar nuestro podcast donde profundizamos sobre la película:

DÉJANOS UN COMENTARIO A CONTINUACIÓN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *