La Claqueta Metálica

Tu web de cine y series

Análisis de Jurassic World 2: Fallen Kingdom [Explicación del final con spoilers]

análisis jurassic world 2 el reino caído (explicación del final con spoilers)


Cuando Steven Spielberg en 1993 trajo de nuevo a la vida a los dinosaurios, no imaginamos hasta qué punto se convertirían en parte de la cultura popular. Consiguió hacer con el libro de Michael Chrichton, Jurassic Park, no solo una de las películas más icónicas de la historia del cine, sino dotar a uno seres extintos de una relevancia atronadora. E hizo que dinosaurios como el T-rex o el velocirraptor, se convirtieran en auténticos monstruos de la gran pantalla. Pero no todo fue terror y miedo, la admiración que muestra el doctor Grant cuando llega al parque y ve por primera vez al inmenso Diplodocus, fue motivo suficiente para que miles de estudiantes apostaran por la paleontología a la hora de elegir carrera, e incluso surgió un equipo de la NBA llamada Toronto Raptors (el nombre se eligió mediante concurso en 1993).

EL DOMINIO DE LAS SECUELAS

Después llegarían dos nuevas entregas que no estuvieron a la altura de su predecesor. Lo que provocó que el parque acabara clausurándose, hasta que en 2015 una nueva noticia nos ponía los dientes largos:  Jurassic World abría sus puertas de nuevo, aunque con otro nombre, peor director y aún peor guionista. A pesar de que volvíamos a tener una secuela indigna de la original, Jurassic World  nos dio la oportunidad de la que no disfrutamos en los noventa: ver el parque activo, y explorar los diferentes rincones del universo jurásico, volviendo a ver un Diplodocus en todo su explendor o escuchando el temible rugido de un T-Rex de nuevo.

Y si hay una regla entre los blockbusters, es que si la película funciona en taquilla, la secuela está más que asegurada, y Jurassic World 2, el mundo caído, estaba más que cantada tras recaudar la primera parte más de mil quinientos millones de dolares. Además, en esta ocasión, el proyecto contaba con el español J.A. Bayona como director de la aventura, lo que nos dio algo de esperanza. Pero a pesar de que el director barcelonés estuviera al otro lado de la cámara, el guion seguía en manos del temible Colin Trevorrow, director y guionista de la primera entrega. Así que el resultado final, por mucho que Bayona haya puesto todo su empeño rodando momentos realmente emotivos como la despedida de la isla con el Diplodocus sumergido en llamas, incluso escenas terroríficas como los momentos en la mansión Loockwood, el mal hacer de Trevorrow ha conseguido que el guion haga aguas de principio a fin. Solo tenéis que seguir leyendo para entender lo que decimos.

análisis jurassic world 2 el reino caído (explicación del final con spoilers)
Collin Trevorrow, guionista de Jurassic World 2 y director y guionista de Jurassic World

‘TENEMOS QUE VOLVER A LA ISLA’

La excusa que usa la película para reunir de nuevo a Bryce Dalla Howard y a Chris Pratt está más que sacada de la manga para que continúen su intermitente relación extraprofesional. Si saltamos por alto que con Jurassic World invirtieron un dineral en un parque con dinosaurios encima de un volcán activo (dios nos asista, nos hemos puesto en manos de guionistas), podemos creernos que el volcán está  apunto de estallar eliminando a los dinosaurios de la faz de la tierra, de nuevo. El señor Lockwood (el personaje sacado de la manga que era socio de el mítico Hammond), contrata de nuevo a la pareja de moda en Hollywood para encontrar a los animales y extraditarlos a otra isla cercana. Ahora bien, si la idea era salvar a los animales, solo consiguen hacerlo con unos pocos ejemplares, y si la idea era salvar la especia, coger a un dinosaurio de cada tipo no es la mejor forma de proliferar en la naturaleza. Pero en verdad da todo igual, porque realmente los cazadores que han ido a la isla tienen una idea diferente,  raptar a los dinosaurios para venderlos en el mercado negro. Y el viaje de los protagonistas ha sido tan innecesario como ineficiente, pues a punto están de ser ellos los que acaben extintos.

análisis jurassic world 2 el reino caído (explicación del final con spoilers)
Escena en la isla en ‘Jurassic World 2: fallen kingdom’

PERSONAJES QUE VIENEN Y BAH

La principal función de un personaje secundario, es liberar al protagonista de todo el peso de la trama. Pero eso no justifica que durante todo Jurassic World 2, los personajes aparezcan y desaparezcan repentinamente, reencontrándose con los protagonistas de vez en cuando en medio de la acción, sin saber muy bien el camino que han recorrido para llegar allí. Pero si el caso de los dos jóvenes, tanto el informático como la paleoveterinaria es descarado, lo de Geraldine Chaplin es un atentado contra la lógica. Estamos hablando de la niñera ocupada de cuidar a Iris (la niña clon), que además de aparecer en escenas completamente insustanciales, acaba por desvanecerse sin más, como si se hubiese esfumado por arte de magia. Una forma muy vaga y desconsiderada de tratar a tus propios personajes, Mister Trevorrow.

Geraldine Chaplin como la niñaera de Iris en Jurassic World: The last Kingdom

LOS VILLANOS

En cada uno de los viajes a la isla, desde la película de Spielberg de 1993, el dinero es el que ha movido realmente el parque. Nedry, el informático, quería una subida de sueldo; Alan y Claire, querían que subvencionaran su excavación, el abogado quería conocer la rentabilidad de la isla, y Hammond, bueno Hammond quería jugar a ser Dios, pero amasando una fortuna a su paso. Aunque el dinero, la avaricia y la corrupción estuvieran presente, no ha sido hasta Jurassic World 2 cuando hemos vivido la existencia de personajes innecesariamente malos, crueles y viles. Primero el cazador, capaz de disparar a Chris Pratt un sedante para dinosaurios y dejarle junto a sus amigos condenándoles a morir envueltos en lava. Y después el señor Eli Mills (Rafe Spall), capaz de matar a un viejo moribundo ahogándole con una almohada. Una muestra desproporcionada de sadismo que deja al personaje como un cliché vagamente formulado, donde el guion vuelve a fallar estrepitosamente.

Rafe Spall como Eli Mills en Jurassic Wolrd 2: Fallen Kingdom

LAS REBAJAS LLEGAN A JURASSIC PARK

Una de las partes donde la película se muestra más coherente, es en la necesidad de los millonarios en gastar su fortuna en ejemplares únicos de animales exóticos. Y claro, tener un dinosaurio en la vitrina de casa, es una clara muestra de poderío para un acaudalado hombre de negocios. Aunque tampoco podemos echar flores al guion por este detalle, porque esta idea viene de Jurassic Park 2. el mundo perdido. Dejando a un lado el debate moral y animalista,  vamos directamente a una de las partes más aburrida de la película: la subasta de dinosaurios. Nos quedamos perplejos al descubrir que la subasta clandestina (que bien podría haber sido un congreso de supervillanos), dura mucho más de lo que debería, sobre todo cuando han dedicado únicamente media hora a explorar la isla. Porque si tenemos que ver animales en su hábitat natural, mejor dinosaurios que empresarios.

UN NUEVO DINOSAURIO, UN NUEVO ERROR

Ya vimos en Jurassic World 1, que crear un nuevo dinosaurio letal no era la manera más segura de mantener un parque de atracciones abierto al público. Aunque la idea de crear una nueva atracción con patrocinadores para financiar el complejo, sí que se corresponde con nuestra estúpida condición humana. Pero lo que nunca comprendimos de la primera parte, era la ilógica idea de utilizar dinosaurios como máquinas de guerra, y menos en un momento dado en el que la tecnología es nuestro mejor amigo.

Pues ésta es justamente la idea con la que han creado el Indoraptor, el nuevo dinosaurio (mitad velocirraptor, mitad t-rex y con un toque de sepia), al que han diseñado genéticamente para atacar a un puntero láser, con lo que suponemos que también hay ADN de gato encerrado. Pero lo más estúpido, es que si ya estás apuntando al enemigo con el láser del francotirador, podrías disparara directamente al objetivo,  sin la necesidad de criar a una bestia que te puede comer en cualquier momento.

indoraptor 2
Indoraptor en ‘Jurassic World 2’

LA NIÑA CLON

Hemos dejado para casi el final la idea más pretenciosa y fallida de Jurassic World 2: la niña clon. Y no solo por la cantidad de implicaciones morales que conlleva crear un espécimen humano en laboratorio, ni por la forma de presentarla como la nieta inexistente de un señor que no conocíamos hasta esta película, ni siquiera por la poca importancia que se le da al descubrir lo que es en verdad; sino porque ha sido creada únicamente para que pulse el botón en el momento final liberando a los dinosaurios y diciendo la frase ‘están vivos como yo‘. Una niña que de repente descubre que no ha nacido de forma natural, que es un clon de alguien que murió y que toda su vida ha estado engañada; cualquier muestra de conciencia sobre sí misma que pueda adquirir  se limita a pulsar un botón y dejar escapar a los dinosaurios a sus anchas sin importarle que al otro lado haya gente, viva como ella, a los que convertir en pienso para dinosaurios. Si bien no nos metemos en la opción de pulsa o no el botón (que cada uno cargue con sus decisiones), no podemos pasar por alto lo pretencioso y mal llevado del guion al atreverse a incluir a la niña clon como parte esencial de la trama. Utilizándola de forma poco sutil para que empaticemos con los dinosaurios, cuando querido Colin Trevorrow, ya nos caían mejor que tú.

análisis jurassic world 2 el reino caído (explicación del final con spoilers)
Iris, la niña clon, escondiéndose del Indoraptor con una sábana de tela en Jurassic World 2

LOS DINOSAURIOS SE COMERÁN AL HOMBRE Y LA MUJER DOMINARÁ LA TIERRA

En Jurassic Park 2, teníamos un momento ‘fan service’ de un T-Rex caminando por las calles de Nueva York, al más puro estilo Godzilla. Pero lo que nos propone Jurassic World 2 en su parte final es que los dinosaurios campen a sus anchas por el mundo, conquistando territorio hasta llegar a una lucha humano-dinosaurio donde solo puede quedar una raza dominante . Y decimos pretende, porque si su manera de hacerlo en soltando a diez dinosaurios de diez especies diferentes incapaces de reproducirse entre sí, no sabemos la repercusión que puede tener esta mini manada prehistórica, más allá de comerse a algún despistado que camine por la zona.

La película acaba con Bruce Dallas Howard y Chris Pratt acompañados de la niña clon y los dos secundarios que no importan en absoluto, montados en coche en silencio, preguntándose las implicaciones que pueden tener las decisiones que han tomado. Aunque el que de verdad se tendría que replantear sus propias decisiones, debería ser Colin Trevorrow, al lograr una guion nefasto que no lleva a ningún lado.

análisis jurassic world 2 el reino caído (explicación del final con spoilers)
Somos del #TeamDinosaurio

 

 

DÉJANOS UN COMENTARIO A CONTINUACIÓN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *